Archivo de Septiembre, 2013

Paréntesis de guerra

Domingo, 8 de Septiembre, 2013

Los griegos suspendían las guerras. Basta hacer más larga la Olimpiada

Hoy va a estar toda la prensa llena de aros olímpicos si Madrid es finalmente la sede de los juegos 2020, o de aros de cebolla, si no lo es. Los aros de cebolla son muy ricos y no provocan lágrimas, como sí ocurre cuando se corta, de modo que si hay que llorar, aprovechemos y friamos cebolla.

Como escribimos en las horas previas se mantiene la incertidumbre. Los corresponsales en Buenos Aires dicen que se lucha voto a voto, aunque lo suponemos un tropo, una licencia periodística, porque no veo yo al príncipe Felipe, agarrado al cuello de ese irlandés que no suelta su voto para España ni harto de Moriles Montilla.

_Vote for Madrid! Vote for Madrid!

Siempre se dijo que los países aspirantes derramaban grandes favores sobre los miembros del COI con derecho a voto. Que si los llevaban a comer, que si les hacían llegar paquetitos a sus habitaciones del hotel, que si les cantaban una nana… con lo fácil que sería sobornarlos directamente. Pero en fin, una Olimpiada obtenida mediante unto, cohecho o corrupción, es como si alguien va al cielo porque le pringa a san Pedro con un pastón bajo cuerda.

Una Olimpiada, a diferencia de otras competiciones donde puede ocurrir cualquier convoluto, es un paréntesis entre las guerras, un acontecimiento impoluto, un remanso de paz salvo que en él se cuele un comando palestino y se cargue a media delegación israelita. Pero ese carácter de paréntesis azucarado y fraternal es también su perdición. La Olimpiada dura un mes cada cuatro años. Si el hombre fuera inteligente haría olimpiadas de cuatro años, con paréntesis de un mes para dirimir diferencias. ¿Y por qué no una Olimpiada permanente? Una competición sin solución de continuidad.

Bastaría con cambiarle la sede y la mascota cada poco.

Plebiscito salvador

Sábado, 7 de Septiembre, 2013

“Ya nadie les cree”. Y van tres con la pancarta. (No es aquí, que conste)

Unas elecciones plebiscitarias, como las que finalmente va a proponer Artur Mas en 2016, suponen un salvaconducto para no perderlas. Mas no se presentará con su acción de gobierno para que los catalanes le digan que lo ha hecho bien, mal o regular. Ese paso se lo salta, de modo que las papeletas no lo censuren de ninguna de las maneras, pues el plebiscito significa que se vote a los partidos independentistas, como si fuera un Sí, o a los estatalistas, como si fuera un No.

Si además le añadimos que esas votaciones no tendrían carácter vinculante sobre la independencia y solo servirían para la formación de un gobierno, la jugada de Mas raya la perfección, pues a poco que ganen los partidos del Sí, tal como se intuye, no hará falta que el mío sea el más votado para proponerme como piloto del carguero que transporte esos votos y los haga llegar al puerto de la indepedencia.

Podré hacerlo porque yo soy el que me invento las reglas del juego. Si hay consulta, si no la hay, si es un plebiscito, si son elecciones o se trata de un referendum.

Encantado con su solución, le faltó tiempo para tomar el coche y venir con opacidad para contárselo al presidente del Gobierno, a quien le habrá parecido muy bien porque se quita un marrón de encima durante el resto de la legislatura, y el que venga detrás, que apechugue. Y si soy yo, que apechugue yo.

Los únicos escollos en el camino triunfante que ahora se le presenta a Mas en los próximos tres años son sus socios de ERC, inasequibles a la renuncia, y la oposición que ya tenía, harta de gritarle a la cara que no puede esconderse constantemente tras la independencia, porque cada vez es más estrecha la mampara y cada vez se le ve más el plumero.

El desigualdómetro

Viernes, 6 de Septiembre, 2013

Usted mete por arriba las injusticias y por debajo le sale el resultado

Susana Díaz, la heredera de la Presidencia de Andalucía _ aquí somos monárquicos hasta los republicanos _, ha prometido carros y carretas para luchar contra la corrupción. Nada ha dicho sobre el crimen organizado, ni sobre proxenetas, ni contrabando de tabaco, así que seguirá todo como estaba.

Hay que luchar contra la corrupción, o por lo menos decirlo, porque a la gente le gusta oír que se imponen las transparencias y que van a tener que declarar sus bienes las esposas y esposos de los cargos públicos, los hijos, los sobrinos y Tata María, la hermana de la abuela, que vive en el pueblo y parece que no se entera, pero es el cerebro gris.

Que un político se presente como abanderado contra la corrupción dice mucho y mal del político y del biotopo que pretende administrar. ¿Qué es eso de que va a luchar contra la corrupción? ¡Pues solo faltaría que llegase diciendo lo mucho que la va a favorecer!

Bien es verdad que tal como está el nivel ético y el listón de honradez hay programas de este tipo que cuelan como grandes declaraciones de principios. Por ejemplo, en algunas partes de España, si un político anuncia: Voy a hacer que se cumpla la ley, está expresando un plan revolucionario de no te menees. No en vano Bildu está en las instituciones y su programa básico consiste en incumplir la ley a más no poder. De modo que en ese sentido, Susana, bien.

Otro aspecto que ha llamado la atención, a nosotros por lo menos, es el anuncio sobre la creación de “un índice de desigualdades”, “porque un gobernante no puede estar pendiente solo del IBEX 35”. Ni la prima de riesgo, ni el valor del bono alemán. Atención a la llegada del desigualdómetro de Susana. Hora exacta, hora Duward.

Coubertin a la vista

Jueves, 5 de Septiembre, 2013

El Madrid olímpico

Se decide pasado mañana y partimos como favoritos en todas las apuestas del mundo globalizado. Nos van a hacer olímpicos por inmersión. En realidad, es solo a Madrid y sus aledaños, pero ¿quién no tiene un primo en Madrid, un compañero de mili, un recuerdo entrañable o un paisano trabajando en un ministerio? Olímpicos, como berlineses, somos todos; desde el vigoréxico al enclenque, desde el que vive enganchado a un podómetro, al que no se levanta del sillón porque se ha enganchado. No vale decir, conmigo no va, porque va; te pongas como te pongas.

Se considera que ser sede de unos Juegos es una noticia positiva sin mácula desde el punto de vista político, deportivo y económico. Así lo ha sido desde que se convocan de forma itinerante en los llamados juegos modernos y aunque los avatares políticos hayan impedido que el mensaje de Pierre de Coubertin _ participar antes que competir _, se cumpliese en toda su extensión, no se puede poner en duda la contribución de los Juegos por armonizar las naciones en una tarea común no bélica.

Pero siendo ése el motor principal de cualquier olimpiada cada cuatro años, las circunstancias actuales han desviado el punto de mira hacia el terreno económico y los récords no se miden en yardas, centímetros o segundos, sino en euros.

No será gran olimpiada si se reúnen todas las naciones del mundo, ni si durante su celebración se superan todas las marcas anteriores. Lo será si la cuenta de resultados arroja un balance positivo para el país organizador. Y en ese terreno, Pierre de Coubertin queda arrinconado al final de la lista y Bob Beamon deja de ser un saltador de leyenda.

El OR, el olimpic record, solo lo consigue quien suba al podio de la pasta gansa.

Coleccionista de paus

Miércoles, 4 de Septiembre, 2013

A gutapercha de Lieiro

Castro escoita a cada paso a mesma frase: “Se eu vira na praia un bloque de goma deses que están aparecendo, pégolle unha patada e arreo”. Pode ser. A curiosidade non é unha nota común a todos e moito menos a curiosidade polo que se descoñece completamente. Sempre é necesaria unha primeira pedra na que achantar a segunda, e así a terceira.

Castro pertence a esa clase de homes que non perderon a súa capacidade de asombro ante o descoñecido, e se falamos da beiramar, esa liña fronteiriza entre a terra e os océanos, o comportamento do doutor pódese encadrar entre o síndrome de Dióxenes e os robots que recollen mostras de rochas na Lúa.

Non hai día que non volva cunha trangallada nas mans. Xa poden ser cunchas de caracois, opérculos, ollos de boi, como ósos de balea, de choco ou plumas de gaivota. Todo lle vale. Recolle pedras, paus e cordas. Encheu cen frascos con cristais puídos polo mar, antes de saber que había milleiros de coleccionistas por todo o mundo que xa quixeran ter coma el todos aqueles sea-glass que amoreou en anos de pescuda.

Si, é certo. Moita xente non lle daría aprezo á gutapercha atopada na praia, pero non é nada extraordinario. Todos pasamos diante de rochas de moito valor para un xeólogo e ninguén repara nelas. Millóns de personas pasan diante dunha librería e non senten curiosidade por saber que poñen aqueles libros, e se estivesen diante dun cadro de gran valor, tampoco lles levaría o arroubo espiritual, como non o faría unha sonata barroca porque as súas orellas _ mellor dito, o aparato que hai dentro delas _, está alugado a estrondos máis modernos.

Castro fai arqueoloxía marina sen mergullarse e iso realmente, ten poucos practicantes.

Morrer na casa

Martes, 3 de Septiembre, 2013

Alberti, Lorca, Chabás, Becarisse, Platero, Blasco, Jorge Guillén, Bergamín, Dámaso Alonso, Gerardo Diego e Sánchez Mejías

Ignacio Sánchez Mejías sofre unha grave collida no primeiro dos seus touros, Granadino de nome, como Lorca de nacemento. O animal atravésao con toda a hasta dentro do seu corpo. O home agárrao dos propios cornos, como se quixese desprenderse del, e nesa loita mortal os dous percorren varios metros ata que Granadino o deixa caer.

O matador sabe da gravidade das feridas e pide ser trasladado a Madrid canto antes. Hai retrasos na viaxe. Chega con vida e alí é atendido, pero aos dous días, o 13 de agosto, morre entre alucinacións polo avance dunha gangrena gaseosa que os médicos non poder deter.

José Bergamín estará presente tanto na praza de Manzanares, como no sanatorio madrileño. A súa testemuña do que alí ocorre, non impide que o escritor descoñeza o accidente de Lugo, pois di que a substitución de Ortega no cartel foi debida unha doenza.

A lenda que comeza sete días antes na praza coruñesa de Marineda vai rematar aquela mesma noite, pois as biografías de Lorca afirman que xa é nese momento cando o poeta, impresionado pola morte do seu amigo, escribe unha primeira versión da conmovedora elexía Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, e o toureiro comeza a vivir para a literatura “a las cinco en punto de la tarde”.

Entrevistado polo famoso xornalista El Caballero Audaz, Sánchez Mejías dixo aquel mesmo ano da súa morte: “O toureiro non ten máis perigo que o de deixar de existir, pero a súa morte non está na praza senón na súa casa. Joselito está vivo. Máis vivo que Belmonte e que eu, porque morre valientemente na praza mentres que nós nos agochamos cobardemente na casa, deixamos de existir mentres el fai continuo acto de presenza en todas as corridas”.

Claro que Sánchez Mejías era un intelectual e podía dicir cousas así.

Gutapercha no Titanic

Lunes, 2 de Septiembre, 2013

Curtis Ebbesmeyer, o oceanógrafo dos parruliños marelos, interesado tamén no caso Tjipetir

O actual estado da cuestión Tjipetir é o seguinte. Hai cincuenta achádegos de bloques de goma gutapercha desde o sur de Alemania ata a costa de Lugo. Todos eles foron recollidos entre o agosto de 2012 e o de 2013, agás un… Onte un comunicante púxose en contacto con Tjipetir Mystery para dicir que atopou un na praia de Mazarion, na illa de St Michael’s Mount de Inglaterra _ non confundir co monte francés _, no ano 2009!

De confirmarse este achádego, habería que revisar as teorías sobre o que acontece no fondo do mar. As especulacións que se barallan ata o momento sobre a orixe da gutapercha son as seguintes. A primeira, pola súa trascendencia histórica, está relacionada co RMS Titanic, afundido nas augas do Atlántico en 1912. Na lista de carga que levaba o famoso barco figura un cargamento a nome de Baring Bros. & Company consistente en “63 case rubber e 100 bgd gutta (percha)”.

Outros barcos sospeitosos son o SS Gairsoppa, afundido en 1941 por un submarino alemán e descuberto por recicladores no 2011 (que perde posibilidades de se confirmar o achádego de 2009), o SS Moerdyk, afundido en 1904 despois de chocar con outro barco, e o Sola, un buque noruegués afundido por un submarino alemán en outubro de 1916. Todos levan bloques de gutapercha Tjipetir.

O achádego na praia lucense de Lieiro foi destacado por varios oceanógrafos como “moi sigificativo para a investigación”. Un deles, Curtis Ebbesmeyer, investigador do caso dos parrulos marelos, dixo: “Se un bloque de Tjipetir apareceu en España é importante. Suxire que algún bloque entrou no gran Atlántico e que se conecta con Norteamérica. Pregúntome canto tempo necesitarán os bloques para chegar aos EU?

O caso segue aberto.

José de Cora co seu Tjipetir

Un invento de Siemens

Domingo, 1 de Septiembre, 2013

Un neno diante de 1.320 bloques de gutapercha en Tjipetir (West Java)

Xa nesa mesma noite do achádego Castro chega ao fondo da historia… agás un detalle, o lugar onde saen os bloques desde hai un ano.

O relato completo comeza no ano 1846, cando Werner von Siemens, o inventor alemán que funda a empresa do mesmo nome, descobre o uso da gutapercha (gutta) para resgardar os cables submarinos de comunicacións, atacados ata ese momento pola auga, as prantas e os animais que os estragan e botan a perder os miles de millóns do investimento.

Siemens chega á conclusión que se os cables van protexidos cun cilindro de gutta, poderán estar baixo o mar ad infinitum, como comeza a comprobarse 150 anos despois da súa investigación.

Daquela as plantacións de árbores da familia Sapotaceae, en especial Palaquium gutta (Hk. f.), autóctona de Asia, adquiren unha importancia comercial de primeira orde, comezando entón unha explotación masiva, que nalgún caso chega ata o esgotamento dos bosques.

Palaquium son árbores de ata 25 metros de altura e 1,5 m de grosor, aínda que Payena leerii medra ata os 40 m. Os principais bosques están en Indonesia e Malasia, en especial Java, Sumatra e Borneo. Tjipetir _ tamén existe a grafía Cipetir _, é unha plantación da provincia indonesia West Java ou Java Occidental, que por si soa aporta 43 millóns de persoas a unha poboación total de 237 millóns, a cuarta mundial. A plantación xa non existe pola hiperexplotación á que foi sometida durante eses anos.

O grupo Tjipetir Mystery que investiga os achádegos que se veñen realizando nas praias inglesas, francesas, holandesas, alemanas e desde esta semana, españolas, cree que o barco que as transporta naufraga antes de 1920, aínda que daquela quedarían atrapadas no seu propio sistema de transporte.