Archivo de Septiembre, 2013

Imágenes con filtro

Viernes, 20 de Septiembre, 2013

Soto del Real, lugar del rodaje

Salvo algún recién llegado de tierras ignotas, nadie dudaba que Bárcenas iba a ser filmado y fotografiado durante su estancia en la cárcel. ¿Acaso no es una actuación ilícita que atenta contra no sé cuántas leyes y deja a los pies de los caballos a Instituciones Penitenciarias? Pues si es así, en España se hace. Faltaría más. Aquí todo lo que sea fuera de la ley lo bordamos. Fulanito de Tal. Nasío pa delinquí, tenían que ponernos en las pulseras del Materno.

Ahora bien, como te digo una cosa, te digo la otra, no sé si las imágenes dentro del trullo le favorecen o le perjudican. La verdad es que a este hombre no parece que nada sea capaz de producirle ni una cosa, ni la otra. Hace tiempo que la opinión pública lo ha juzgado y condenado. Ya no se ve como alguien en prisión preventiva a la espera de juicio, sino con una condena en firme.

Bueno, pues por mucho que les repugne Bárcenas y por muchos latrocinios a manos llenas que se imagine haya cometido este hombre, lo que ahora corresponde a quien se tenga por demócrata es procurar con los máximos esfuerzos que los derechos de Bárcenas no sufran ni el más mínimo menoscabo y que sus posibilidades de defensa lleguen íntegras hasta el momento en el que pueda desplegarlas. Lo contrario sería engañarnos, creyendo vivir en un Estado de Derecho, cuando en realidad es lo que parece, una jungla de homínidos a la espera de la tableta de Kubrick.

Gómez de Liaño, su abogado, la ha emprendido a denuncias para dejar claro que le perjudica, o al menos, que se atentó contra su derecho a la intimidad. En el medio del tráfico gráfico ha aparecido una microcámara envuelta en un preservativo y tirada en una papelera del módulo de Bárcenas. ¿Qué debemos deducir? ¿Acaso que las imágenes han sido tomadas con todas las precauciones?

El rigor

Jueves, 19 de Septiembre, 2013

Isabel y Fernando en Barcelona. Horror en el Patrimoni

Josep Lluís Alay Rodríguez ha denegado el permiso correspondiente a la solicitud presentada por la productora de la serie Isabel para rodar unas escenas en espacios de su competencia como director de Patrimoni, Museus i Arxius del ayuntamiento de Barcelona. Ése es el enunciado de la noticia, que se complementa con las razones aducidas para ello: El Patrimoni, los Museus y los Arxius que de él dependen son muy rigurosos, e Isabel marca una línea confusa entre ficción y realidad.

Es para desternillarse. Seguramente el señor Alay y su señorito Trias estarían dispuestos a conceder el permiso si les dejasen meter baza en el guión y ajustarlo a su rigor histórico, que pasa por decir cualquier cosa menos que Fernando reinó alguna vez en Cataluña, o cosa parecida.

Suele ocurrir. La vocación de guionista crece de manera espectacular entre todos aquellos que no la ejercen, convencidos de que serían los únicos en el mundo capaces de manipular la historia sin que los demás nos diésemos cuenta. Aunque la verdad, como en este caso ocurre, se les ve el plumero antes de que cojan la pluma.

Habría que ver al señor Alay perdiendo el culo para poner al servicio de una producción catalana su Patrimoni, sus Museus y sus Arxius, aunque la película se titulase El día en que Pluto meó en las Ramblas, cuyo rigor histórico es altamente dudoso.

Con lo bien que se le hubiese entendido su postura si el señor Alay, o Trias, o los dos juntos, les dicen a la productora:

_Miren, señores de Isabel, no les vamos a dar el permiso de rodaje porque la Reina Católica nos cae muy gorda por pasarse toda su vida dale que te pego con la unidad de España, porque salirse con la suya, por ser un éxito y porque aquí estamos nosotros, tratando de convertir el éxito en gravilla.

Expulsados del Edén

Miércoles, 18 de Septiembre, 2013

El otro Artur y sus caballeros

Salir expulsados de la Unión Europea, del euro y de la Organización Mundial del Comercio; ver como su PIB cae de repente un 25 por ciento, o perder la garantía sobre los depósitos bancarios de los pequeños ahorradores, no va a ser nada comparado con lo que les espera cuando se enteren de que tampoco van a ser admitidos en el Paraíso, por corrupción de menores.

Ni la Moreneta de Montserrat, ni sant Cugat del Vallès, santa Joaquina de Vedruna, o el mismísimo sant Jordi van a poder intermediar por esa panda enloquecida de infanticidas que imbuye en las frágiles tabulas rasas de los cerebros adolescentes ideas de odio, guerra y rendiciones, con lo mirado que es Dios para esas cosas.

Claro que tampoco debería extrañarnos al contemplar la altura intelectual de quienes se presentan como adalides de la monstruosidad. Artur Mas, el caballero que se gustó nada más verse; Pilar Rahola, tertuliana de lo que haga falta; Andreu Mas-Colell, el líder de la ruina al frente de la hecatombe, Irene Rigau, la encargada de amordazar y trepanar a los niños; Jordi Évole, de profesión follonero; Felip Puig, especialista en mentir con números; Sandro Rosell, el aporte de la masa social; los Pujol, Millet y Pallerols, que se llevan la pasta gansísima, y los de ERC, que para qué contar.

El seny y la intelectualidad catalana reluce poco, más bien trasluce por lo que calla. Unos estarán avergonzados al ver lo que ocurre; otros, acojonados por lo que les puede ocurrir. Y mientras tanto, los niñitos sueltos de tripa por la carretera adelante, filosofando sobre la inmediata rendición de los canallas españoles, cautivo y desarmado su ejército por el verbo florido y hermoso del Rey Arturo y sus caballeros del Negocio Redondo, los que comulgan por pasta florida y fiestas de guardar.

Varios intríngulis

Domingo, 15 de Septiembre, 2013

Horca para los violadores

Este mundo es muy complicado. Después de unos meses de continuas presiones para conseguir las más duras condenas contra los violadores de una joven india, la sentencia manda morir en la horca a cuatro de ellos, lo que obliga a los movimientos en contra de la pena de muerte a presionar para que se la conmuten por otra inferior de reclusión, lo que llevaría a que el feminismo protestase porque se actúa con mano blanda en los delitos contra la mujer.

Otro caso. Se registra una gran algarabía democrática en Occidente al ver que un movimiento popular con métodos no democráticos se carga a un dictador llamado Mubarak, que venía haciendo de aquello el régimen más parecido a una democracia que no lo es. Luego, mediante urnas democráticas accede al poder una organización poco democrática que vuelve a ser alejada del poder por métodos no democráticos de quienes se dicen demócratas. Ahora Occidente ni aplaude tanto, ni sabe qué cara poner.

Otro más. Un dictador cercano, el oftalmólogo Bashar al-Asad, elegido por referéndum, masacra a su pueblo con armas químicas. El mundo clama. Obama se pone las botas de montar, con lo que es él para estas cosas. El mundo clama contra Obama. Obama se la envaina. Bashar al-Asad saca pecho y llama cobarde a Obama. A ver cuál es la siguiente.

La última. Independentistas se pasan la ley por el forro de los libros de texto. Descerebrados neonazis irrumpen contra ellos pasándose la ley por salva sea la parte, lo que motiva peticiones de que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.

Sé que para un domingo pueden ser vericuetos de difícil digestión, pero tengan en cuenta también que los domingos son los días de la semana más libres para resolver intríngulis.

El pandero

Sábado, 14 de Septiembre, 2013

El delito en el ojo ajeno

No existe la más mínima duda en señalar que la irrupción de unos energúmenos en la librería Blanquerna de Madrid, donde un grupo de catalanes celebraban la Diada, no es un acto político, sino un delito con todos los agravantes a la vista. La polémica en torno a la naturaleza de los hechos es inútil y en todo caso, interesada de parte.

Si ésta es la estrategia que piensa llevar a cabo LEM _ La España en Marcha _, las siglas que surgen de sumar cinco grupúsculos de extrema derecha _, a la detención de los culpables debe seguir la ilegalización del partido, o lo que sea, si algo de legal hubiesen intentado colar.

La unanimidad es total y absoluta, como resaltan algunos de los que hoy condenan estos hechos, pero que mañana o ayer o siempre, callan como jirafas cuando el quebrantamiento de la ley se acerca a sus postulados, les favorece, o son ellos mismos quienes lo llevan a cabo poniendo cara de demócratas empedernidos. Pero es que, amigo mío, la democracia es así de chunga. Nadie, salvo la ley, tiene toda la razón todo el tiempo, y quien no lo sepa desde el principio solo ha sido demócrata durmiendo.

A estos lodos se llega después de tragar carros y carretas de desafíos, burlas e inculcaciones tan graves como los vividos en Blanquerna, o mucho más, pues no olvidemos que en esta polémica se ha llegado a dudar si un asesinato era o no un acto político, si la quema del retrato del jefe del Estado era o no delito, si una iniciativa claramente anticonstitucional, era o no era anticonstitucional.

Con la indefinición a cuestas, con la pusilanimidad por delante, con la convicción de que libertad es hacer lo que me da la gana y con una clase política incapaz de dar un buen ejemplo de nada, la extrema derecha, la extrema izquierda o quien se lo proponga, hace de la ley un pandero.

Ni tanto, ni tan poco

Viernes, 13 de Septiembre, 2013

Capital pendiente

Eso de sentirse tan catalán como para estar todos los días dando la brasa tiene que ser un regocijo espiritual ligado al ADN, o a otra cadena helicoidal de nucleótidos.

Mario Vargas Llosa no la tiene y por eso dice que el nacionalismo mal entendido no solo fue causa de tantos millones de muertos, sino que nos aboca al pasado, en vez de ser un proyecto ilusionante, donde todos nos podamos ver reflejados, como sí lo hicimos con la cadena que propicia Martin Luther King. Por cierto, el King Center que custodia su legado le ha dicho a Mas que ni se le ocurra compararse con el líder norteamericano de los derechos civiles porque no se le parece ni el blanco de los ojos.

Pero unos se pasan y otros no llegan. Para ilusionar a su pueblo, Mas y sus cuates han tenido que recurrir a la manipulación histórica, cuando no a la mentira. Sin embargo, dentro de mes y medio se va a cumplir el segundo aniversario de la muerte del ilustre epigrafista romano y catedrático emérito de Heidelberg, el húngaro Géza Alföldy, el hombre que mayor gloria ha arrojado sobre la historia de Lugo y al que la ciudad mantiene en un riguroso oscurecimiento, no vaya a ser que de tanta gloria sus rayos nos dañen la retina.

Leyendo inscripciones en las piedras, Alföldy descubre que en determinado momento las provincias romanas en Hispania no fueron tres, sino cuatro, y que esa cuarta, llamada Hispania Superior y creada para el control minero de las Médulas y el resto de la cuenca aurífera, tuvo por capital la ciudad de Lucus Augusti. Sí, esa misma a la que hasta hace poco se la tildaba de baja romanización, resulta ser una de las cuatro ciudades más importantes de Hispania, junto con Tarraco, Emérita e Hispalis. No es para hacer una cadena, pero al menos para agradecérselo a Alföldy.

Mucho Arde Lucus, pero poca llama.

Pasta al dente

Jueves, 12 de Septiembre, 2013

Orgía en la carretera

Ponen en boca de un ministro este breve análisis de la realidad catalana: “Quieren más dinero y en ésas estamos”. Por su cruda disección del panorama, por su ahorro de palabras en la exposición y quizás también por su exactitud, el ministro no ha querido que se le identifique como autor de la frase, no vaya a ser que lo saquen del Gobierno para darle el Nobel de Literatura.

No obstante, otros colegas suyos, como el que dice ser y llamarse García Margallo, han confirmado esta misma impresión de pe a pa, es decir, de pela a pasta. El contencioso histórico va de dinero.

Mucho nos tememos que buena parte de las miles de personas que ayer han formado en sano regocijo reivindicativo esa cadena transversal, cual meridiano entre Dunkerque y Barcelona, que allí fue a medir el Matemático Rodríguez _ gallego de Lalín como Cuiña _, nada saben de la frase, ni del pobre Rodríguez.

O no han podido oír al ministro, o lo hicieron con acompañamiento de sapos y culebras, los animales heráldicos que el régimen impone a través de los medios controlados, que son todos, a la información que viene del bando españolista y mesetario. Y así desde que a Tarradellas le sucede Pujol.

La construcción del espíritu nacional mediante la reiteración de una cantinela pedigüeña es labor cansina, aburrida y nada diferenciadora, pues se parece a la que entona Galicia con sones lastimeros, a la que repite Murcia y a la que tarareaba Andalucía hasta que sus administradores comenzaron a repartirse el dinero de los ERE como si fuese arena, a paladas.

La construcción del espíritu nacional ha de hacerse con sólida argamasa, año tras año y cadena tras cadena, pues es mucha la mies que manipular.

No aclara el señor ministro si se la van a dar o no.

Tendencia al ridículo

Miércoles, 11 de Septiembre, 2013

Ana, ya con ritmo

El inglés de Ana Botella es regular. Lo que es malo es el énfasis, y peor aún, el mensaje. Tampoco iba a variar el resultado si la alcaldesa se descuelga con una pieza oratoria digna de Castelar, especialmente si es cierto que Putin le adelantó a Rajoy durante el G-20 que a las 22,20 se irían a Tokio las olimpiadas del 2020. Lo único que variaría es que Botella no estaría en cabeza de las tendencias topic, de las redes sociales y de batiburrillo, porque a esos sitios solo llegan los ridículos y las fobias.

El énfasis fue desmedido e inoportuno. La totalidad de su audiencia conocía Madrid, como conoce las principales ciudades del mundo. Diríase que hablaba a extraterrestres recién aterrizados en Roswell (Nuevo México), para convencerles de lo mal que habían dirigido la nave y de las ventajas de haberlo hecho en los Jardines de Cecilio Rodríguez, a la hora de la fresca. Si ése fuera el caso ahí sí que vemos a una Botella luchadora y enérgica.

En cuanto al mensaje, no vamos a descubrir ahora que todas las ciudades, al menos las que aspiran a ser olímpicas, tienen lugares preciosos donde tomarse un café con leche; que en todas ellas se puede cenar rodeados de historia y en ambientes divertidos. Pero es que además en Buenos Aires no se quiere oír eso, un pastiche turístico expresado en tono de comedia rancia para loa de un lugar donde será difícil comunicarse con sus habitantes, pues si su alcaldesa habla como habla, atrévanse a perderse.

La filosofía no sirve para nada, salvo para vivir, decía Ortega. Hombre, pues eso; seamos serios, que ya son muchos los siglos desde que el hombre empezó a filosofar. Los énfasis mal empleados y las cadenas humanas sin un Martin Luther King que las encabece solo sirven para ser el trendring topic de todos los ridículos.

El bicéfalo

Martes, 10 de Septiembre, 2013

El bicéfalo, en Miami

Quiso la casualidad, o sabe Dios si la necesidad, que el pasado noviembre estrenase una pieza de teatro en el Koubeck Center del Miami Dade College, es decir, la universidad privada donde Carme Chacón ha comenzado a impartir aulas y donde estará hasta mayo, antes de retomar la política española con las primarias de su partido.

Podría pensarse que la estrategia de Chacón es contraproducente, sobre todo si le aplicamos la regla de oro que dos políticos recios, dedicados a ello de por vida y muy lucenses ambos como son Manuel Fraga y Fidel Castro, tuvieron como divisa: Hacia atrás, ni para tomar impulso.

Pero quizás Chacón y Barroso piensen que este traslado a Miami, no es un retroceso, sino un trampolín más alto desde el que lanzarse para que todos los votantes socialistas, que son los primeros a los que encandilar, digan con la boca abierta: Mira quién salta. ¿Es un pájaro, es un avión? No, es la Chacón.

La pieza representada en el teatro del Miami Dade College se titula El bicéfalo, y la colonia cubana creía que era algo relacionado con la isla, porque desde hace cuatro años al castrismo lo llaman “el régimen bicéfalo de Cuba”. Como no era cosa de desilusionarlos, me dejé querer y admitía: “Cada uno ve lo que quiere e interpreta lo que le da la gana”. Faltaría más.

Ahora, con Chacón en el Dade College, dirían si el bicéfalo era el PSOE, con Carme allí y Rubalcaba aquí. Les respondería lo mismo, pero que lo resolvieran ya, porque El bicéfalo acaba mal.

En Galicia, Besteiro ha dado un golpe de autoridad que necesitaban como agua de mayo, ese mes en que regresa Chacón. Mi corta experiencia americana me sirvió para confirmar algo sabido: puestos a organizar, no les gana nadie. Ella va a dar clases, pero tampoco le vendrá mal un viaje bicéfalo y recibirlas.

Verdes uvas

Lunes, 9 de Septiembre, 2013

A la tercera va la perdida

Los aros fueron de cebolla. El chasco fue fenomenal. De los votos seguros que le daban la gloria olímpica, Madrid pasó de bruces a la eliminación. Es evidente que alguien hizo muy mal los cálculos, porque la candidatura no se perdió por los pelos, sino por una peluca entera.

Y van tres. Para mí las tengo que Samaranch dejó escrito un opúsculo a repartir entre los miembros del COI titulado De cómo no votar a Madrid así se presente enjalbegadas sus casas en panes de oro, con una adenda: Haciéndoles creer previamente a los pobrecillos que van a ganar.

Pero como el que no se contenta es porque no quiere, en estos momentos de calabazas reiteradas es hora de preguntarse por qué el Gobierno italiano prohíbe al ayuntamiento de Roma que concurra a estas oposiciones olímpicas aduciendo razones económicas. ¿Intuye, o sabe con exactitud, que un acontecimiento así solo puede sumar nuevas pérdidas a una caja que ya de por sí está bastante depauperada?

Si ésa es la razón, y todo indica que sí lo sea, alegrémonos y felicitemos a los madrileños por verse libres de tan onerosa carga que algún dirigente despreocupado de los fondos públicos había puesto sobre los hombros de la ciudadanía, con el fin de obtener luego una preciosa instantánea al lado del hombre más veloz del planeta. Un hombre que probablemente será de Jamaica, país al que nunca se le ocurrió organizar unos Juegos Olímpicos porque sabe que cuestan un pastón.

Japón es el país ideal para la convocatoria de 2020. Es un pueblo al que le van los retos, tiene mucho que reconstruir y seguramente en esas fechas ya dispone de robots para todas las faenas.

Si es para arruinarse, Madrid puede esperar.