Archivo de Enero, 2013

Las bombillas fundidas

Lunes, 21 de Enero, 2013

Grey, literatura para una sola mano

Frente a los años de las luces, de la ilustración o del renacimiento, éstos son los del apagón. Frente al despotismo ilustrado, nos hemos quedado con el despotismo mondo y lirondo. Frente a la época de los descubrimientos, estamos igual, salvo que ahora solo se descubre hasta dónde se puede caer de bajo, y no nos gusta.

Descubrimos que Armstrong se ha dopado para ganar no sé cuántos tours y que la estrella de la BBC que entusiasmaba a niños y mayores era un pederasta redomado. Descubrimos que en Madrid funcionaba una red criminal dirigida por una monjita robaniños y que el yerno del Rey no ha cometido más delitos fiscales y financieros porque todavía no se han inventado.

Nos enteramos de la capacidad de rapiña que puede alcanzar una familia catalana que rige su política desde décadas, la de sus socios que vampirizan las ayudas para la formación de parados, la de un partido que se alterna en la gobernación del país y que hace de los ERE en Andalucía un número fuerte de prestidigitación, y la del otro partido, que no sabe explicar cómo es que su extesorero tenga en Suiza las cuevas del Sésamo.

Ésa es la crema de la nata. Imagínense la cantidad de leche necesaria para producirla, la cantidad de falsedad imprescindible para sostener la gran mentira. El botox social que engaña durante algún tiempo pero del que acaba aflorando un rostro de espanto, deformado y ridículo. Nadie salta de alegría al borde del mar con un grupo de preciosos amigos por tomar una mierda de bollitos untados de chocolate se vuelva. Desengáñense, Belén Esteban no es periodista, las sombras de Grey no es literatura y cualquier señor que se ponga detrás de una guitarra con pinta extraña no hace música. A ver si aprendemos de una vez y nunca más llamamos tesorero a un tal Luis Bárcenas.

El espectro completo

Domingo, 20 de Enero, 2013

Bárcena.- Campo inundado

Todo profesor de periodismo que se precie debería coleccionar las cabeceras de este sábado y repasarlas en clase con sus alumnos cuando corresponda explicar tendencias, ideologías y afinidades.

Durante el franquismo, dado que todas las cabeceras se parecían como huevos en banasta, nos lo explicaban con el caso de Napoleón. Cuando se encontraba a cien kilómetros de París, el titular era: “Viene el monstruo”. A las puertas de la capital: “Se acerca Napoleón”. Y el día de su entrada: “¡Viva el emperador!”.

Como no es cuestión de hacer propaganda de quienes nunca reflejan qué ocurre en la periferia, salvo para las maldades, reproduciremos informaciones de mayor a menor sintonía con el PP y al lector le corresponde adivinar a qué medio corresponde cada una. Allá van.

“No hay rastro de financiación ilegal del PP”.

“Que se aplique la ley con todas sus consecuencias”.

“En el PP quien la hace la paga”.

“El PP se debate entre tapar los sobresueldos o investigarlos”.

“Las acusaciones de sobresueldos opacos desatan un vendaval en el PP”.

“Cospedal comparte firma con Bárcenas en cuentas investigadas”.

Es decir, ayer se ha podido recorrer un espectro que va desde un PP limpio de polvo y paja, porque el caso Bárcenas es “particular, particular, particular”, a un PP con sus actuales dirigentes implicados de hoz y coz en la corrupción, pasando por distintos grados de responsabilidad anteriores al año 2009.

Más no se puede pedir. Si la información fuese el asesinato de César, podríamos leer que Bruto intentó protegerle de sus asesinos, que le dio una bofetada, o que de su brazo partió la cuchillada mortal. Y Bárcenas tan contento.

Pesadilla nocturna

Sábado, 19 de Enero, 2013

No se puede tener el suelo así y los partidos limpios al mismo tiempo

Por la noche se nos ocurren grandiosos planes que al llegar las luces del alba marchitan y periclitan. Por la noche los fantasmas son invencibles hasta que el día los elimina de un soplo.

Durmiendo el otro día, a Esperanza Aguirre se le ocurre poner “una especie de fiscal anticorrupción” en cada partido. No sabemos si fue sueño, inspiración divina o aparición mariana, pero le vino volando.

_Tenemos que evitar casos como los de Bárcenas. Pongamos un fiscal por barba _ Rajoy, Rubalcaba, Oriol Pujol, Méndez, Toxo, Beiras y Junqueras la tienen; Rosa Díez, Jorquera y Rivera, no _, y asunto arreglado. Mañana lo digo en la prensa y todo el mundo entenderá por qué me fichan de cazatalentos.

¿Y si se corrompe el fiscal anticorrupción? ¿Qué soñará entonces Esperanza? ¿El fiscal del fiscal del fiscal?

El sueño es pesadilla recurrente. Estos tíos, España entera, son incapaces de plantear una acción política sin meter mano en la caja. Es consustancial a su naturaleza. Casi como intentar que las anguilas no naden hasta el Mar de los Sargazos para reproducirse y se queden a hacerlo en Sanxenxo o Benidorm, como los jubilados. Es imposible. Se les va la mano al fajo, como a Alfredo Landa se le iba a la faja. Y entonces, toma, fiscal que te crió.

Lo cierto es que estas cosas tienen más difícil arreglo. Castro, por ejemplo, puso un policía político en cada bloque de casas y controló la disidencia cubana. Stalin también, pero lo suyo no era para controlar las manos, sino la cabeza. Esto es más difícil. Hay que empezar por lo básico, enseñándole a la población que el dinero público tiene dueño, que no se tronzan las ramas de los árboles, que no se pintarrajean las paredes, que no se tiran los papeles al suelo, que hay que respetar los pasos de cebra, que el IVA no es para preguntar si se paga o no…

Trincar es un placer

Viernes, 18 de Enero, 2013

Felices cuando la trinca solo eran Casal, Fernán Gómez y Mistral

La presencia de Bárcenas en algunos periódicos es inversamente proporcional a la de la familia Pujol, y viceversa. De esa forma usted puede escandalizarse con el trinque que más le avenga a su ideología, lo cual es una gran ventaja en orden a mantener el equilibrio territorial y la paridad.

Trinque el joven y el anciano; trinquen de noche y de día; trinquen a bolsa y a mano, pero trinquen en simetría.

Es curioso que en su momento la trinca haya sido el conjunto de tres personas nombradas para dirimir en concursos y oposiciones con el fin de evitar la corrupción, salvo que se corrompiese a la vez a los tres miembros del jurado y asunto resuelto.

Hoy nadie utiliza el término en ese sentido. Ni tampoco para designar las ligaduras de una embarcación, ni para referirse a un grupo cómico catalán, ni para decir que va a beber morapio.

Hoy trincar es llevárselo crudo. Olisquear el aire para averiguar dónde puede acumularse gran cantidad de dinero público y procurar los medios necesarios para desviarlo de su destino con el fin de que acabe siendo privado.

También puede suceder que el dinero ya sea privado en su origen y por medio de maquinaciones realizadas en oficinas, esté unos instantes en manos públicas y se ingrese a la mayor brevedad en cuentas privadas.

Ahí se acaban las variantes. Es muy raro, por no decir inexistente, el flujo de dinero privado que se convierta en público por caminos no impositivos. En el recuerdo quedan aquellas donaciones de bienes y tierras que los prohombres realizaban en pos de la buena educación de los naturales de su municipio; pero ya decimos, solo es el recuerdo.

Hoy es todo más justo, pues ya se encargan de quitártelo antes de que sientas la necesidad de donarlo.

Nuremberg revisitada

Jueves, 17 de Enero, 2013

El juez

No hay pruebas para afirmar que la programación el pasado martes de la película ¿Vencedores o vencidos? (Stanley Kramer, 1961), en la 1 de TvE hubiese sido decidida para ser lanzada como un obús de jurisprudencia contra los que insisten en bailarle el agua a los asesinatos de ETA. Pero en cualquier caso, ese guión sobre el juicio de Nuremberg tuvo que explotarles, a Tardá o a Mayor Zaragoza, a pocos centímetros de sus orejas, si es que conservan atisbos de conciencia.

Al juez que interpreta Spencer Tracy le cabe el honor de sentenciar sobre el comportamiento criminal de los nazis en un caso de evidente culpabilidad que se ve amenazado por las conveniencias políticas, la obediencia debida y la defensa de la nación como concepto supremo al que debe supeditarse el individuo.

Tracy logra abstraerse de todos los condicionantes que perturban el concepto de justicia y condena bajo el principio de que cualquier plan para acabar sistemáticamente con la vida de inocentes es un plan criminal, cuanto más si el número de víctimas es millonario, o se incluyen niños entre ellas.

Una idea tan elemental como ésa está amenazada por los administradores de la lógica y los políticos, cuyo triunfo final será pronosticarle al juez que las personas a las que condena a reclusión perpetua, estarán en libertad a los pocos años.

No resulta difícil sustituir los acusados nazis por dirigentes etarras, pues el discurso de la película permite establecer un gran paralelismo. Es más, si Tardá y los manifestantes del otro día fueron espectadores, se habrán identificado con ellos. Euskadi, Alemania, la raza, la nación…

Para quienes la grandilocuencia de las palabras se diluye ante el hombre, siempre nos quedará el consuelo de la sentencia de Tracy: Son unos criminales.

La calle del imbécil

Miércoles, 16 de Enero, 2013

A la calle Mayor Zaragoza de Cuenca, le quitan Zaragoza y queda Mayor, o viceversa

Siempre hemos oído del peligro de dedicar calles a personas que todavía permanecen entre la nómina de los vivos, pues les puede dar un jamacuco neuronal, envenenar el agua de la traída y cargarse a media población que les homenajea. O descubrirse al cabo del tiempo que ha robado a los pensionistas, violado a varias niñas en ringle o viajado continuamente a un paraíso fiscal.

Parece ser que Federico Mayor Zaragoza está viviendo uno de esos supuestos que viene a confirmar la conveniencia de la precaución. Cuenca, agradecida por el título de Patrimonio de la Humanidad cuando FMZ presidía la Unesco, le dedica una calle y ahora, cuando lo ve al frente de una manifestación a favor de los presos etarras, se la quiere quitar, puesto que la ciudad no está Encantada de haberlo conocido.

Eso les pasa por agradecidos. Si la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad no sería por la intercesión de FMZ, sino por su singularidad, belleza y valores, pues de lo contrario el acuerdo se convertiría en enorme prevaricación del barcelonés y entonces sí que merecía la calle, pues donde había jamelgo hizo cartujano.

La deriva ideológica de Mayor Zaragoza, desde el salón del Palacio del Pardo donde fue condecorado por otro señor al que en vida le dedicaron muchas calles y avenidas, hasta la calle donde se puso al lado de los presos etarras, como si no fuesen grandísimos delincuentes, demuestra que este hombre debería hacerse dedicado al patinaje artístico. Y en concreto a la modalidad individual, porque resulta difícil encontrarle pareja que le aguante el ritmo de tonterías al cabo del día.

Un colega, creo que Carlos Esteban, dijo estos días que FMZ era de contrastada coherencia, pues siempre estuvo al lado de los enemigos de la libertad. Sublime juicio.

Ésos son otros Ferrusolas

Martes, 15 de Enero, 2013

¿Que tal vou?

El chiste al coincidir en algún acto público con José Cora, el primer Valedor do Pobo, era preguntarnos mutuamente ¿Que tal vou?, es decir, qué tal íbamos cada uno de nosotros, pues aun con el mismo nombre, no nos unía parentesco alguno y podían pasar trimestres sin vernos.

A nadie se le garantiza la exclusividad del nombre y a esa falta de previsión contra la duplicidad en los registros civiles se aferran los Pujol para advertir que andan por ahí sueltos unos individuos llamados Pujol Ferrusola con capitales en varios paraísos fiscales que no son ellos, por supuestísimo.

Es más, de haber leído bien la explicación de un miembro de la familia que hoy se hace pública, existe cierta cantidad de dinero en situación irregular _ unos dos millones _, que se aprestan a regularizar de inmediato. Lo que no puede existir es una cantidad superior, pues si tal se hallase, sería de los otros.

Al igual que los Lópeces, ésos son otros Ferrusolas.

Juan Pujol, el espía Garbo casado con la lucense Araceli González, conocía desde la infancia a Jordi Pujol, el president, y cuando se reencontraron, siendo ya los dos Pujoles muy famosos, le dijo el político: “Oye, ¿por qué no te vienes conmigo a espiar para la Generalitat?”

Era una broma, claro; entre otras cosas porque en realidad Juan Pujol jamás espió nada. Hizo algo mucho más difícil: aparentar que espiaba.

Qué bromistas están resultando los Pujol. Después de mucho negar, aparecen dos millones que van a regularizar como si no hubiesen tenido tiempo, y por miedo a que aparezcan más, ellos saben que otros Pujol Ferrusolas, igual de patriotas, también se dedican a evadir divisas. Pero claro, no las evaden de Cataluña, sino de España, que es un Estado opresor, centralista, madrileño y con una plaza de toros Monumental. Eso no es evadir, eso es soberanismo.

Mil capillas

Lunes, 14 de Enero, 2013

Supuestas universitarias solicitando que las capillas se transformen en barras americanas

El rector Carrillo tiene un problema de 150 millones y eso trastorna a cualquiera, porque mires por donde mires, el dinero tiene que salir de las personas. Como todo, claro. Puede ser que los millones se los dé un banco, o Wert, o la Fundación Nóos, pero detrás de ellos estarán personas y eso al rector Carrillo no le gusta nada. Como otras cosas.

Así, en medio de la zozobra económica, el rector Carrillo se enzarza también en la cuestión religiosa, como maniobra de distracción al estilo Mas. Bueno, la independencia de Mas no es de índole religioso, aunque comienza a parecerlo y acabarán señalando con sangre de carnero las puertas de quienes no se muestren partidarios.

El caso es que el rector Carrillo quiere que la Iglesia católica deje de tener la exclusiva de las capillas en la Complutense y un decano llamado Otero va a mandar la suya a no se dónde, porque necesita espacio para guardar los mapamundis.

El razonamiento está a la altura de los mostrencos, pues dice Otero que total allí no van más de cinco o diez personas a diario. ¿Cómo no caímos en la cuenta? A la cafetería de su facultad acuden cientos de estudiantes. Hagámonos todos de la Cofradía del Perpetuo Gin Tonic y se acabaron los problemas. La iglesia llena a rebosar mañana, tarde y noche.

Porque ésa es otra, al rector Carrillo no le gusta que lo tengan por sectario. Qué va. Él estaría encantado si los católicos perdiesen la exclusiva y cada religión tuviese su capilla. Ésa sí que es buena. ¿De cuántas capillas estaríamos hablando? ¿Las quinientas principales? ¿Abrir una nueva cada vez que lo reclame un alumno?

El rector Carrillo debería decir abiertamente lo mucho que le molesta que las universidades hayan sido una creación de la Iglesia católica, y no de la Federación de Cafeterías. Una lástima.

El cardenal ateo

Domingo, 13 de Enero, 2013

Palo al agua muy literal

El escaqueo se origina en el ajedrez, pero es táctica militar. Consiste en pasar desapercibido eligiendo el escaque del terreno más favorable para no ser visto. De ahí pasó al ámbito laboral, donde el término alude a quien mejor sabe posicionarse, también para no ser visto, pero no por el enemigo, sino por el jefe de personal. Finalmente ha llegado a la política para designar aquellas tácticas que permiten aparentar que se hace algo, sin dar un palo al agua.

En monarquías como la española, el escaqueo encuentra su veta más rica en posibilidades de camuflaje bajo el disfraz del republicanismo, que exime de muchas responsabilidades a quien se lo enfunda.

_Yo iría, pero como soy republicano…

Fuera de la política también se da con frecuencia el caso del esqueador profesional, por ejemplo en asuntos sanitarios. Verbigracia:

_Yo me quedaría la noche con la abuela, pero es que me marean los hospitales.

Y como dice quien hace la pernocta: A mí también me marean, pero alguien tendrá que quedarse.

Le quisieron plantar un frente a los soberanistas catalanes en el Parlament, y estando de acuerdo, unos dijeron a los otros: Es que sois españolistas y nosotros somos federalistas. Por lo tanto, no podemos ir juntos.

A la gente estas cosas les llega al alma. Claro que sí, si yo me declaro abduccionista del décimosexto día y mi secta me prohíbe tener entre manos ni pico ni pala, es posible que consiga horadar el túnel del Guadarrama sin haber sudado ni una gota, y si en España soy republicano, independentista y francés, tengo muchos argumentos para no comprometerme con nada. Por eso llegó el plan de Mas al Parlament y se encontró solo con ERC, porque ni suyo es el invento.

Ahora bien, para escaquearse a conciencia, nada como aquel cardenal ateo.

El corrupto sin saberlo

Sábado, 12 de Enero, 2013

Típica imagen dejada tras el paso por el lugar de uno o más corruptos

Es indudable. Hay una corrupción espantosa, pero eso no debe extrañar a nadie porque nos la hemos ganado a pulso; de modo que en breve habrá mucha más, pues nada indica que se haya adoptado ni una sola medida para atajarla.

Al hablar de corrupción en estos tiempos del parné se sobreentiende que es la política o institucional, pero al hacerlo así, por muy grande que ésta llegue a ser _ y está por las nubes _, no es más que un ejercicio de cinismo y de autocomplacencia por parte de quienes no tienen acceso al dinero público y forman la ciudadanía.

La corrupción objetiva y preocupante es mucho más profunda que la simple prevaricación o la malversación de caudales públicos cuya expresión última podríamos abarcarla con cuatro letras: robo. Son ladrones, chorizos, delincuentes de la peor especie que se llevan el dinero de los parados, de los necesitados o del asilo de ancianos sin el menor rubor y encima reaccionan indignados ante la salida honrosa de la dimisión.

De la misma forma que ellos, los auténticamente corruptos o corrompidos ignoran por completo su estado y considera que actúan con corrección y estilo. Ellos creen que repartir vandalismo en las calles de una ciudad tiene algún tipo de mérito salvo ganar una candidatura para cabestro honoris causa. Como atentar contra bienes públicos o privados, por sufrir un ataque de indignación, justificar el uso de la violencia para conseguir tu capricho (55% de los jóvenes), o mostrar públicamente tu apoyo a ETA (Labaka, Bardem, Toledo), por citar tres noticias de ayer. Vaya si hay corrupción. Hay tanta que se ha colado hasta los últimos rincones de la sociedad y se vende en forma de fraudes, se enseña con apariencia de asignatura y se escribe con aspecto de novela.

La quinta acepción en el diccionario de la RAE para corrupción es diarrea, pero hoy parece la primera.