Archivo de Diciembre, 2012

Más de lo mismo

Jueves, 20 de Diciembre, 2012

El delincuente, como la procesión, también va por dentro

La convocatoria del referéndum catalán incumple alrededor de 300 artículos de una veintena de leyes, códigos y constituciones, jurados, firmados y acatados por todos los partidos legalizados que en España son. De modo que fíate tú de los convocantes. Que si los invitas a comer, te quedas sin las cucharillas del café.

Aparte de constituir una fanfarronada intrínseca a las chulerías rufianescas, _ que a saber hasta donde llega o se estira _, el ejemplo que dan estos señores podría animar a que muchos ciudadanos se consideren tanto o más facultados que los susodichos partidos y les dé por lanzarse a la insumisión, a la desobediencia, y al desacato continuado.

Si al señorito Mas y a su extraño compañero de cama no se les hace saber con la contundencia que la ley ampara el carácter delictivo de sus planes, puede ocurrir que con el tiempo la mancha se seque y no haya forma de sacarla.

Piensan algunos que dicha consulta no se va a celebrar jamás, que su mero anuncio es un torpedo que explotará en la mitad de la legislatura _ otra vez en la mitad de este hombre incapaz de acabar nada _, y que en caso de llevarse a cabo, la ganaría la permanencia en España. Pero no es ése el tema del que se habla. El caso no es ver cómo capeamos mejor el marrón, sino cómo hacemos que todo, incluso la independencia llegado el caso, vaya conforme a ley. Y ésa es una labor de Rajoy que debe comenzar ya. El ya de antes de Nochebuena, no el ya de ya veremos lo que se hace.

De todos los caminos que permite la legalidad es problema del presidente elegir el más adecuado. Con diálogo y mano izquierda, por supuesto, pero también con firmeza y sin fisuras.

No vaya a ser que al resto se nos apoderen las infinitas ansias de no pagar impuestos, que son tan nobles como las de la independencia.

El gordo barrigón

Miércoles, 19 de Diciembre, 2012

Esto es la Navidad, y lo demás es márketing

Santa Claus, Papá Noel, o como llamen a San Nicolás travestido de conejito Playboy, tiene que ver con la Navidad lo mismo que don Américo Castro con la PlayStation. Es decir, nada o casi nada.

Sí, su figura aparece por estas fechas porque vive todo el año en no sé dónde fabricando juguetes para Toys “R” Us y El Corte Inglés, pero eso es como si decimos que el ángel de la Guarda es el negrito del Cola Cao, porque está todas las mañanas en el desayuno de los niños. Y aun en este caso tendría más sentido.

Lo mismo ocurre con el Apalpador gallego, el Olentzero vasco o el Estero cántabro, personajes todos ellos muy simpáticos _ alguno un poco pederasta _, que van y vienen hacia final de año derramando lisura como el Calvo de la Lotería, las muñecas de Famosa y el turrón más caro del mundo.

Ahora bien, si por esa razón alguien piensa que debemos meter al Calvo en una cunita, que las muñecas le echen el aliento para que esté calentito, y que Santa, el Apalpador y el negrito del África tropical le ofrezcan turrón, desodorante y mirra, va a ser que no.

No pasa nada si no se comparte la idea de que el 24 de diciembre sea la fecha medular en la que se basa el calendario cristiano y todas sus creencias. En ese caso, no se celebran las Navidades y santaspascuas. Nadie se lo va a echar en cara.

Ahora bien, disimular un agnosticismo vergonzante con una galería de personajes estrambóticos que darían muy bien en una película de dibujos animados, para celebrar lo incelebrable, y encima aducir que les molestan los símbolos religiosos, es de una caradura feldespática.

Claro que admitirlo y resignarse, es de gilipollas. Así que ya me dirán cómo anda el panorama. En cualquier caso, felices fiestas a los hombres de buena voluntad, que de todo hay en ambos bandos.

La emersión

Martes, 18 de Diciembre, 2012

En la emersión hay que tomar ciertas precauciones

Jorge Javier Vázquez siente nostalgia de la Filología, la hispánica, que estudia en Barcelona. Por eso escribe un libro, en castellano, habla de lo mismo que las personas mayores, las de 18, y dice las mismas tonterías que ellos. No tiene que ser nada sencillo vivir constantemente sumergido en un mundo de oligofrénicos con una pobreza léxica inferior a las mil palabras, hablando de imbecilidades sin cuento y vigilando constantemente que ni por asomo aparezca en sus conversaciones el más mínimo asunto de interés, no vaya a bajar la audiencia.

Por eso se ríen de quien pueda manifestar atisbos de sensibilidad intelectual o ramalazos de sensatez. Corren el peligro de que cunda el ejemplo y de repente a la masa le dé por escuchar las entrevistas de Dragó en Las Noches Blancas, o devore las novelas de Arturo Barea, que en realidad es una sola.

Sin embargo, JJV siente nostalgia de la Filología hispánica, escribe un libro en castellano, salta a la pista y lo primero que dice es que anhela la independencia de Cataluña. Pero, hombre de Dios, antes de hablar ¿no deberías pasar tres meses de desintoxicación en un balneario de Archena, como hacen los buzos antes de regresar a superficie? Lo tuyo ha sido una inmersión en telemierda muy prolongada y ahora que emerges tendrías que esperar a que la sangre se oxigene y purifique.

Dices también que cuando oyes a Wert hablar de españolizar, sientes deseos de hacerte noruego. Bueno, siempre y cuando te lo permita Noruega, que lo dudo.

Chaval. Con la Educación y la Cultura que tú has destrozado de forma directa, para poder hablar con propiedad de Wert, como lo has intentado, después de Archena necesitarías otros doce meses de internado en la biblioteca de Poblet, que te queda cerca; y aún así, ya veríamos si no se han producido daños irreversibles en la corteza.

La oropéndola

Lunes, 17 de Diciembre, 2012

Oropéndola, ave de oro

Con Oriol, con Mas y con CiU en general, pasa lo que con los dictadores pasa, que allí donde se asientan disfrutan del incienso de los turiferarios y solo en el exterior se airean sus miserias.

Desde el caso Palau, y más atrás, en España se ha establecido un divorcio que salvaguarda a la coalición de tener pecados en sus territorios de caza. Así como del resto de las formaciones se encuentran críticas y halagos mezclados en todas las provincias _ por hablar rápido y en corto _, CiU disfruta de una auténtica burbuja impermeabilizada que le permite ahora mismo hablar de la fecha del referéndum que ha de acordar con ERC como el gran, único y maravilloso tema del que pende el gobierno de las cuatro provincias, sin que por el horizonte asome ni Suiza, ni la fuga de las multinacionales, ni la trama de las ITV, ni el caso Campeón, ni nada, de nada de nada. ¡Genial! Hay que descubrirse ante tamaña capacidad embaucadora, pues haciendo de la democracia gran bandera, se arropan en ella, desaparece, y emerge bananera.

Que Oriol era pájaro ya lo sabemos, nada menos que la oropéndola dorada que los latinos quisieron distinguir por su color llamándola ave de oro, pero nunca el pájaro lo había sido tanto, ni tanto el oro acumulado.

Lo nuevo de lo que se informa, sin tiempo para digerir lo anterior, es lo que llaman “gigantesca operación” que tendría como objetivo remodelar las estaciones catalanas de ITV, de forma que se pudiesen realizar “suculentos negocios” gracias a sus concesiones. El cerebro, la cúspide, el factótum summun del macrochollo es la conocida oropéndola, la X de todas las quinielas, el hombre que si no acaba sus días sentado en un trono catalán, como aquel de oro macizo que uso Bokassa para autoproclamarse emperador centroafricano, lo hará en la jaula de oro de la calandria. Tanto despliegue no tiene término medio.

Los fines del mundo

Domingo, 16 de Diciembre, 2012

Hans Asperger

Todos los días son el fin del mundo. Basta que tú seas el protagonista de la tragedia. Un muchacho de Connecticut, después de vivir apenas dos décadas, decidió que el 14 de diciembre de 2012 iba a ser su fin del mundo particular y el de otras 26 personas que ni por asomo lo deseaban, entre otras razones, porque la mayoría ni siquiera había comenzado a vivir.

Adam Lanza, quién sabe si emparentado con aquel tenor de origen italiano nacido en Filadelfia y llamado Mario Lanza, se rodeó de muerte para contemplarla tan cerca que la suya propia solo fuese una anécdota.

Dicen que el chaval podría responder a los síntomas del síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que favorece la aparición de la genialidad en el individuo, o bien desencadena el surgimiento del monstruo.

De hecho, cuando las enciclopedias médicas hablan del Asperger, no es raro ver como afectados los nombres de Leonardo da Vinci, Einstein o Newton, demostrando, si fuera así, lo cierto que puede llegar a ser el principio aparentemente tan poco científico de que los extremos se tocan.

Desde el punto de vista de las víctimas, el 14 ha sido el fin del mundo, y hoy lo será para otros, y así sucesivamente. Para qué negarlo. Es el caso de la madre que llora la muerte de su hijo, soldado de una patrulla emboscada en una pequeña escaramuza. ¿Quién les puede convencer, a la madre y al soldado, que su tragedia es menor que la de los 250.000 muertos de la batalla de Verdún?

Para aquella madre y para aquel soldado, la pequeña escaramuza fue tan demoledora como la caída de la bomba atómica, o la II Guerra Mundial entera.

En Connecticut, muchas familias ya no esperan al día 21 para saber si hay fin del mundo, porque para ellas ya ha llegado de forma brutal y sorpresiva.

El coreano y su caballito

Sábado, 15 de Diciembre, 2012

Al coreano también le siguen manifestaciones de multitudes

Tanta unanimidad contra el ministro Wert solo puede tener una explicación. Quizás todo se deba a que el hombre está utilizando el sentido común, y eso hoy gusta menos que encontrarse pelos en la sopa, un accidente gastronómico que con Wert es harto difícil.

Hubo un rey, ilustrado él, Borbón él, el tercero en llevar el nombre de Carlos él, que se tomaba las unanimidades de sus administrados según interesasen a su política. Por ejemplo, cuando quiso imponer medidas de higiene en Madrid, los vecinos se rebotaron y llegaron a decir, médicos incluidos, que la mierda era muy conveniente para contrarrestar los perjudiciales aires de la sierra, tan saludables en si mismos, que enfermaban si no se les rebajaba con miasmas pútridos. “Mis vasallos son como los niños _ dijo entonces el rey _. Lloran cuando se les lava”.

Sin embargo, poco después se le sugiere que va siendo hora de dar carpetazo a una institución tan caduca como era la Inquisición y Carlos argumenta en sentido contrario: “A los españoles les gusta, y a mí no me desagrada”.

Coincidirán en juzgar que en ninguno de los dos casos lo defendido por la mayoría fuese precisamente el camino más correcto.

Wert, en estos días convulsos, se limita a cumplir el mandato inherente a su cargo y el contenido de las sentencias que los altos tribunales han dictado sobre la polémica materia. Si alguien considera que actuando así incurre en algún tipo de desafuero, posiblemente debería revisar sus fundamentos democráticos o llevarlos presto a la revisión de un mecánico.

El sentido común es lo que tiene. Hasta que consigue ser común, le cuesta lo suyo.

Por cierto, la canción del coreano y el caballito sigue arrasando país tras país, lo cual es un consuelo porque se ve que la tontería está muy repartida por barrios.

El espeluzno

Viernes, 14 de Diciembre, 2012

No hay truco, la cabeza se corta de verdad

Es tan elevado el nivel de corrupción política que a los partidos implicados se les comienza a oír, a modo de consigna obligada desde la cúpula: Salvemos al soldado Cervera. Sí, acusemos al PP de liquidarlo a las primeras de cambio; o sea, lo contrario de lo que siempre se solicitó en estos casos, dimisión ante la sospecha.

La estrategia es comprensible porque de esa forma pueden mantener en su militancia a todos aquellos bandarras sobre los que están cayendo las sombras más oscuras del corruptelismo ilustrado.

De entre todos ellos resalta con luz propia el macrotinglado que poco a poco se nos permite ver alrededor de Oriol Pujol, verdadero capo di tutti capi en el ámbito de la mafia catalana, solo con que se confirme la mitad de lo que se le atribuye.

El caso Campeón se une a una retahíla de anfractuosidades en el camino que resulta imposible de escamotear mirando hacia otro lado, como la mayoría de la prensa de su entorno está haciendo debido a la debilidad económica del momento.

Su papel mediador para facilitar la marcha de Cataluña de varias grandes empresas sube el listón corrupto hasta niveles próximos al espeluzno, y ayuda a comprender el acelerón de Mas en pro de la independencia, auténtica tapadera de negocios innombrables, pinza para las narices contra tufos nauseabundos y corcho de oreja que aplaca clamores.

También dirán ahora que señalando esas prácticas del cohecho más miserable se está atacando a Cataluña y se dejarán cortar el cuello dentro de la caja del mago, ignorando que el mago es fullero, que la caja no tiene truco y que el cuello se lo están cortando de verdad.

Lo mínimo que se les puede recomendar hoy es que se aprovisionen de tiritas.

El nivel de la inopia

Jueves, 13 de Diciembre, 2012

La pieza del escándalo. ¡Anatema!

El mundo no se acaba el día 21, pero casi. No hay más que ver cómo se han puesto algunos diputados al recibir la felicitación de Navidad que el presidente del Congreso ordena imprimir con la imagen de un portal de Belén. ¿Felicitar la Navidad con un portal de Belén? ¡Con lo aconfesionales que somos todos nosotros, que a Santander le llamamos simplemente Tander, sin el san!

Una de las señorías que se levantaron de las patas de atrás por semejante afrenta, ha sido Patricia Hernández, que elevó su protesta al paroxismo mentecato, ése que nace de la más absoluta ignorancia, navega por el mundo de los trending topic y desemboca, por fortuna, en el olvido de la historia, aunque algunos tengan el dudoso honor de que sus frases se recojan en los diarios de sesiones de ambas cámaras.

Patricia Hernández tuvo la desgracia de nacer en Santa Cruz de Tenerife, de modo que cada vez que escribe su biografía, se la llevan los demonios seglares, porque además vive en Madrid, que es el nombre de la diosa Matriz, tiene casa cerca de San Cristobal de la Laguna y atraviesa el Barranco de Santos para ir a la iglesia de la Concepción. Así no es extraño que la niña nos haya salido laica.

Su reacción ante el crisma de Posada nos ilustra sobre el grado de pobreza intelectual que existe entre sus señorías. Exclamó Patricia con puño y letra: “¡Anda qué…! Un felices fiestas y otra imagen no hubiera estado mal!” ¿De qué fiestas habla la chiquilla? ¿Qué celebra estos días la criatura, si dice ser más atea que el portero de la momia de Lenin?

Todo hay que decirlo. Para reacciones papanatas, la de Jesús Posada pidiendo disculpas por si había ofendido a alguien merece la Cárcel de Papel, si existiese; y la de todos los compañeros de Patricia que se han callado como un muerto, también es digna del premio al mejor actor secundario.

La lechera suiza

Miércoles, 12 de Diciembre, 2012

Españoles, habla el presidente del Córdoba…

Tenía que pasar. Después de los resultados obtenidos y siendo los españoles de natural cachondo, a Mas tenían que crecerle las burlas como setas en sotobosque.

_¿Usted se ha pensado bien lo de la independencia?

Mucho tuvo que escocerle al presidente el vídeo-mensaje de chufla que le dirige quien se tiene por su colega, el presidente del FC Córdoba, al que hoy se enfrenta el Barcelona, no en la Copa Mas, que no mola, sino en la Copa del Rey, que según el andaluz, sí mola.

Carlos González, el mencionado dirigente del fútbol cordobés, penetra por segunda vez en el mundo de la promoción deportiva a través de la burla política. Meses antes la víctima de sus chistes fue el propio titular de la Copa, el jefe de Estado por más señas, de quien dijo que no le habían ido bien las cosas, entre los yernos, las caídas y los elefantes.

Ahora, crecido en sus expectativas y para que se vea que no hay monomanía, dirige su cuchufleta contra Mas y sus resultados electorales.

Si observan con detenimiento la escenografía elegida para encuadrar el mensaje de González, distinguirán en ella la presencia de una foto oficial de Artur Mas, sobre imponente columna dórica, la bandera del Córdoba, tan digna ella; un caganer con la vera efigie del propio Mas en actitud de deponer _como corresponde a todo caganer que se precie de serlo _, ¡y una lechera con la bandera de Suiza!, lo cual indica que el señor González no solo hace mofa, befa y pulla de lo políticamente acontecido al señor Mas el pasado domingo, sino que le mete la puya con i griega do más dolor había, sin encomendarse a Dios ni al diablo.

_¿Cómo se le ocurre a la gente no votarle? ¡Con lo transparente que es usted!

Los cordobeses son así. Unos echaos palante.

Hugo y Maduro

Martes, 11 de Diciembre, 2012

El 4F en el ideario bolivariano

Pocos dictadores han logrado transmitir su régimen, pero todos lo han intentado. Es la única forma de justificar ante la historia la trascendencia de su mandato y la única de que no le derriben sus estatuas, pintarrajeen sus murales y quemen sus discursos.

Muy a su pesar le ha tocado mover ficha a Hugo Chávez, el chusquero creador de la República bolivariana de Venezuela, cuya lucha contra el cáncer no le permite contemplar un futuro despejado de contratiempos y abdica.

Decir que este señor debería estar en casa hace tiempo ocupándose de su salud sin ponerse en peligro, ni él ni los venezolanos, sería engañarnos en una piedad política sin sentido, no porque le deseemos un pronto final de sus días, sino porque nunca debió haber llegado tan lejos en el gobierno de Venezuela y por lo tanto, nunca debió dar ocasión a abandonarlo.

El hombre al que señala con el dedo para perpetuar su legado histórico y su memoria en el imaginario colectivo, o sea, el Carrero Blanco de Caracas, es Nicolás Maduro, su fiel canciller y vicepresidente.

La imagen de Maduro como revolucionario estudiante maoísta mejora con nota la de su mentor, aunque nadie considera que esa circunstancia sea suficiente para cumplir a rajatabla los deseos de Chávez, salvo que apriete todas las tuercas del país, como se auguraba aquí en España que haría el hijo del orensano/coruñés Camilo Carrero, cuando desapareciese Franco, si ETA no se hubiese cruzado en su camino de Claudio Coello.

De momento, Maduro asistió bigotudo e impertérrito a su entronización médica, a la siniestra de Chávez, mientras éste invocaba al Cristo del madero para que gastase con él un milagro más, como viene haciendo en su trayectoria política, Chávez dixit, desde el 4 de febrero de 1992, en alusión a la fecha de su golpe de estado.