Archivo de Septiembre, 2012

La música de los planetas

Jueves, 20 de Septiembre, 2012

Todo en su sitio

El Rey ha llamado tonto a Mas y éste no se ha dado por aludido. Tenía dos opciones: demostrar que no lo era o ésta, hacerse el longuis.

En el mundo racional, que es en el que nos movemos con mayor o menor acierto la mayoría de la población, las leyes de la física se cumplen con rigurosa exactitud y las otras, o se cumplen, o corres el riesgo de que te enchironen, por peligroso.

Creer que existen otras dimensiones de espacio y tiempo es un ejercicio propio de físicos teóricos, o de escritores de ciencia ficción. De ahí la famosa frase, ¿tú eres tonto o físico teórico?

Eso no quiere decir que dentro del mundo racional, el de la ley de la gravedad y la sudoración de los cuerpos, con sus cuatro estaciones y su par de regulares solsticios anuales, no quepan mejoras, cambios o mudas de decorados. Muy al contrario, se producen constantemente, sin interrupción y sin solución de continuidad. Se llama evolución. Ahora bien, todo lo que no sea evolución es quimera, y quienes persiguen las quimeras o son tontos, o son poetas.

Como no es probable que el Rey tenga por lírico a Mas, entre otras razones, porque no se le conoce ni una triste cuarteta, ni un mísero pareado; se intuye que le ha llamado tonto, y eso viniendo del Rey, duele porque solo tiene un antecedente en la vida, que es cuando se lo dice a Chávez. Si fuese Carlos III se lo habría dicho también a su hijo, pero no es el caso. Eso sí, siempre sin pronunciar la palabra, que no tenemos los oídos para ruidos, ni la cabeza para estorninos.

Para hoy está previsto uno de esos encuentros interplanetarios de los que tanto se habló en la anterior legislatura. Los cuerpos celestes que cruzarán sus órbitas son Rajoy y Mas. De ambos se espera sensatez en sus aspiraciones, claridad en sus exposiciones y utilidad en sus conclusiones.

En el fondo perdido

Miércoles, 19 de Septiembre, 2012

Típica visión de un fondo perdido

En términos marineros, un rescate se lleva a cabo cuando hombre, animal o embarcación son incapaces por si solos de superar el peligro que les acecha. En términos económicos se añade un nuevo matiz, pues también se trata de recuperar mediante el pago, o el uso de la fuerza, algo que estaba en poder ajeno.

Como Almunia dice arre y Rubalcaba aconseja so. Como Rajoy dice espera y Stiglitz manda ya, uno ya no sabe si respondemos o no a los requisitos básicos de todo buen rescate, que son:

1.- Consideración de que un rescate no es un crédito, puesto que si te lo conceden, confían en ti; y si confían en ti, quiere decir que no hace falta que te rescaten.

2.- Incapacidad de abandonar el estado de incuria, penuria o roña por los propios medios. Cuando David Meca escapa nadando de la cárcel de Alcatraz, apresado de cepos y grilletes, sin neopreno, con frío, corrientes y tiburones alrededor, nadie lo rescata porque todos están convencidos _ él, el primero _, que logrará alcanzar la otra orilla con sus brazadas, como así fue.

Y 3.- Existencia de una institución, persona o rama colgante sobre la corriente con posibilidades y voluntad decidida de ser o servir como nuestro rescatador; porque de lo contrario, si atravesamos el Atlántico a nado y a media noche decidimos que sí, que nos vengan a rescatar, es muy probable que nadie nos eche una mano y que nuestro próximo destino sea el fondo del mar, matarile, rile, rile; matarile, rile, rón.

La primera condición ya no la cumplimos. El presidente ha dicho que el rescate es un crédito que va a pagar la banca, de modo que no ha lugar a tanto alboroto. ¿Hay confianza en salir? Poca. Quien más, quien menos se prepara para salir, pero por piernas. ¿Hay quién está dispuesto a ser el rescatador? Sí, aunque para que estas cosas sean de mérito hay que hacerlas sin esperar nada a cambio.

Entre dos pasiones

Martes, 18 de Septiembre, 2012

Foto casi irrepetible

Esperanza Aguirre no deja indiferentes tras su paso por la política. No hacía falta esperar a su dimisión para constatarlo, pero a las pocas horas del anuncio se podían encontrar numerosas pruebas de los extremismos que provoca su figura.

Los elogios son superlativos, encomiásticos y panegiristas. Las críticas, ruines, zafias y despiadadas. Y sinceramente, los dos bandos están sin excusa equivocados.

Que Esperanza Aguirre haya tenido tirón en las urnas y aciertos en la implantación de políticas que en la mayoría de los casos eran fruto de una correcta aplicación del sentido común, no puede, no debe, elevarla a los inaccesibles altares de la perfección donde sus incondicionales la sitúan desde hace mucho tiempo, salvo por el error de cálculo que se produce cuando realizamos comparaciones apresuradas.

Al lado de lo que hay…, solía decirse a su favor. Mal elogio el que se encabeza con una comparativa de descartes, siendo éstos en minúscula.

Pero el caso es que sus enemigos tampoco atendían a razones en sus furibundos ataques, adjudicándole papeles infernales y haciéndola diana de odios que iban mostrando el plumero de los malos perdedores, ésos que cuando salen trasquilados de las urnas solo se les ocurre cocear.

No será ningún descubrimiento decir que el juicio que se haga de los treinta años de la política Esperanza Aguirre resultará bastante alejado de unos y otros, con momentos de gran altura que nadie va a poder negar, y con episodios de pasar página cuanto antes, que ni sus incondicionales negarán.

Solo encontré un medio que a mediodía de ayer pusiese nombres a los motivos de su dimisión. Decía que la presidenta estaba aburrida de su actual actividad pública y se veía sin recorrido al que aspirar. La primera razón basta para irse.

Un Estado gaseoso

Lunes, 17 de Septiembre, 2012

Todo lo que se ve son peronistas

Descubrimos que Fraga no era el único español al que le cabía el Estado en la cabeza. Muy al contrario, lo extraño es encontrar un español que no lo tenga metido.

Tanta efervescencia política produce monstruos, porque a diferencia de otros países, el nuestro es un modelo de Estado que responde a moldes diferentes, cambiantes, inestables, gaseosos, baladís, frívolos y/o caprichosos.

Verbigracia, la pulsión independentista catalana, ésa que no es de hoy, ni de ayer, sino de antes de ayer, se presenta como una coña marinera, fruto de la acción de un puñado de políticos fracasados que así tapan su incompetencia. Nada nuevo, por otra parte.

La España federal que estudia el PSOE es otra buena muestra de ese maquillaje. Y no porque la independencia de Cataluña o el Estado federal, o la España de las autonomías, o Blancanieves y los 17 estaditos sean o dejen de ser un modelo digno de ser armado, sino porque ni sabemos hacerlo, ni sabemos lo que queremos.

Tras el 23-F aquí se produjo una reacción que mandaba truco en La Habana. Manifestación y sentimiento generalizado con excepciones que había que buscarlas en los rincones más oscuros de algunos cuarteles, y pare usted de contar. Cerramos filas con la Constitución y plantamos un no absoluto al golpismo y un sí al Estado.

Deberían habernos advertido que solo era contra los golpes de origen militar, porque si los da ETA o la Generalitat, la cosa cambia y se aceptan.

Aún así, ocurrió lo de M.Á. Blanco y aquello fue el despiporre. El espíritu de Ermua le llamaron. Todos contra el terrorismo. Y un jamón. Vino también otra contra la guerra y nos volcamos. Claro que era una guerra determinada y un presidente determinadísimo. Ahora viene esto y dicen que es definitivo. Pues será la primera vez.

La zanahoria defraudadora

Domingo, 16 de Septiembre, 2012

¿Qué IVA debe pagar una zanahoria con pinta de langosta?

Está siendo muy celebrada en esta corte la iniciativa de un teatro gerundense encaminada a reducir el IVA de sus entradas desde el 21 por ciento que ahora les corresponde, hasta únicamente el 4.

Esta jibarización ivanca se consigue mediante la aplicación de una ingeniosa estratagema consistente en vender zanahorias y regalar luego una entrada por cada una de ellas. De ese modo, el teatro solo ha de satisfacer el IVA correspondiente a la carlota anaranjada, que es del 4 por ciento, ahorrándose el 17 por ciento restante.

Imagínense hasta dónde se puede llegar con la broma. Coches de lujo, chalets, terrenos en Alcorcón para el anclaje de ruletas… todo puede cotizar un IVA del 4 por ciento gracias a la zanahoria.

_Tenga esta umbelífera por 400 millones de euros, y de regalo llévese Alcorcón y Paracuellos del Jarama.

En el fondo Cristina Maravillas Kirchner ya lo hace, y encima no paga.

_Toma una zanahoria, venga esa Vaca Muerta.

Pero a lo que íbamos. Es muy comprensible que el particular _ en este caso, el teatro gerundense _, trate de evitar el pago de impuestos, bien sea pretextando que se trata de un producto cultural, bien con la salmodia de que no llegan a fin de mes.

Lo que no resulta tan fácil de digerir es que sus vecinos alaben la medida, la ponderen y se sonrían complacidos, sin darse cuenta de que ese individuo tan simpático de la zanahoria les está estafando y está cometiendo un fraude fiscal de ésos que tanto les gusta denunciar como solución mágica a todas sus desdichas.

¿A quién creen que se está escamoteando ese 17 por ciento de IVA que se va pegado a la zanahoria? ¿A Rajoy, o a ellos mismos?

Háganselo mirar, porque los alemanes no se ríen ni tanto así de las zanahorias.

Mas independencia

Sábado, 15 de Septiembre, 2012

Pitufos, azules y con barretina

La idea de independencia que tienen algunos caballeretes es preciosa y todos deberíamos aprender a estercolarla en nuestras macetas para que crezca fuerte y saludable, a fin de ser utilizada ante cualquier eventualidad, como les pasa ahora a quienes la agitan con tanta vehemencia.

El defecto que le notamos es su notorio raquitismo, pues hablando del caso catalán, que es el que más barullo arma, puede decirse que se limita a solicitar una independencia de España, cuando en realidad cabe desgajarse de muchas más cosas.

Empezaríamos por la propia Unión Europea, que es un organismo muy pesado y machacón con sus niveles. Siempre vigilante del cumplimiento del déficit y con normas supranacionales que hay que cumplir sí o sí, lo cual resta un montón de independencia. Fuera de la UE. Que le den morcilla al Tratado de Roma. Lo nuestro es la butifarra del perol. Además, en la UE está España, que es lo peor.

Otro sitio donde no se debe permanecer ni en pintura es la ONU, pelma como ella sola con sus resoluciones y más terca que una mula manchega mandando cascos azules por doquier. ¡Si al menos les hubiesen puesto barretinas rojas, pero azules…! Fuera de la ONU, que es muy dependiente.

En este mismo sentido obtendríamos la baja de la O. Mundial de la Salud, del Sistema Métrico Decimal, de Eurovisión, de la prima de riesgo, del COI y de la Hora Mundial, que ahí ya les ha dado un repasito Chávez cuando impuso su media hora particular. Si de verdad te sales de la HM, puedes conseguir unos 40 minutejos más al día, que te vienen de perlas para tus asuntos.

Llevada a las últimas consecuencias y en un espacio de tiempo relativamente corto, te puedes independizar hasta de tu superyó y entonces sí que ahí te las den todas.

El factor inhumano

Viernes, 14 de Septiembre, 2012

La Legión y su Amón, sin motores

Los recortes son una plaga. Se puede luchar contra ellos, pero de nada vale protestar. Es un ejercicio inútil y condenado al fracaso. Es como si los egipcios protestan porque las langostas acaban con sus cultivos. Se puede hacer, pero como no se mate a la langosta, te queda el campo pelado para golf.

El recorte es un factor que permanecía inédito en estos tiempos, pero ya no. Aplicado a la organización del Desfile del Día de las Fuerzas Armadas, el factor recorte actúa como los crecepelos, desde la raíz del problema. ¿Hay que hacer el desfile? Bien. ¿Cómo hacerlo? Vamos a dejar los tanques, los antiaéreos y los aviones en el cuartel. Salimos con la tropa y la cabra, y nos ahorramos un milloncejo de euros en combustible.

Otro ejemplo. Viene Merkel y hay que darle una comida oficial. La pobreza no quita la cortesía. Como primera medida se prepara un piscolabis a eso de la una, que tanto sirve de cóctel como de almuerzo. Después se quita una aceituna de cada plato, y se alterna una con hueso y una rellena. Ya conocen el caso de aquella compañía aérea que lo hizo con los tomates y en un año ahorró como para comprarse otro aparato.

El factor recorte aplicado a la organización de fiestas populares, lo siento Melendi, pasa por la contratación de músicos sin mucho caché. En realidad, no hace falta que tengan ninguno. John Balan se acercaba a una puerta de madera y la aporreaba con tanto salero que a la segunda copa sonaba como la Pasadena Roof Orchestra.

Otro capítulo donde se puede ahorrar un montón es en el de los fuegos artificiales, que como su nombre indica, basan su existencia en el artificio. Bien coordinada la población, se consigue que encendamos y apaguemos las luces a un tiempo, produciendo efectos inimaginables y sirviendo a la vez de alerta contra el cierre de Alcoa. Lo siento, fogueteiros.

La que alborea

Jueves, 13 de Septiembre, 2012

Manifestación de filósofos

A la vuelta de la esquina, si llegamos, comenzaremos a elegir los personajes y los acontecimientos del año. Será el momento idóneo para constatar lo mucho que se afianza la España de Machado, la de charanga y pandereta, y lo mucho que se le asemeja la España que alborea, la de la rabia y de la idea.

¿A qué lado colocar, por ejemplo, el dedo de Los Yébenes, Eurovegas, el toro de la Vega, o la segunda equipación del Barça, con la senyera de arriba abajo en plan balcón engalanado los días de xató y pollo de corral? ¡Ay, esta España tripartita y troceada en su rica diversidad!

Las hay impepinables, dirán ustedes. El Ecce Homo de Borja, por ejemplo, es de charanga. ¿Ah, sí? ¿Y por qué, si ha sido la acción de marketing indirecto más rentable y revolucionaria desde que Jesulín de Ubrique llenó de bragas y sostenes la Plaza Real del Puerto de Santa María?

“Los pitones de los toros saben a pezón de mujer”, declaró entonces con un salero que no se le pudo aguantá. ¿Y que dice hoy Olvido Hormigos de balones, cuernos y futboleros? Algo parecido dirá. Ella no llenó solo una plaza. El mundo entero llenó.

¿Hay charanga mayor que ver a Gordillo y Cañamero de pueblo en pueblo, como Bonny and Clyde de golpe en golpe? O la Diada llena de gente para decir que no son lo que son ni lo que fueron, sino que son lo que serán. Ah, y que se quieren enfundar la segunda equipación para jugar con otros que también la llevan.

Recuerdan mogollón a Belén Esteban. Como tiene detrás a miles de seguidores, ya vale. Aquí se mide la moral por la masa. Pobres filósofos. Como no los lee nadie, se mueren de asco y de pena. Había que matarlos a todos, para que no sufran. Soluciones radicales como la de Aguirre y sus arquitectos, o la de Chávez: si no gano yo, guerra civil. Ay, esta España de botellón y tenderete.

El azar y la necesidad

Miércoles, 12 de Septiembre, 2012

La ha hecho buena el señor Adelson. No contento con anunciar los días previos a la Diada que prefiere Madrid a Barcelona, filtra el propio 11-S que una de las razones por las que se aleja con sus bártulos de aquellas tierras es su exigencia de que todo estuviese rotulado en catalán, lo cual restaba cosmopolitismo al proyecto, según su criterio.

Dice que si va a utilizar el inglés y el castellano no es porque se lo exija Esperanza Aguirre, sino porque de esa guisa se hace entender ante mil millones de personas, y que además es muy caro y nada útil poner cada dos por tres en los pasillos: “Juegos de azar – Games of chance – Jocs d´atzar”

La han hecho buena, él y sus asesores, porque no contentos con marginar el idioma por falta de cosmopolitismo, se han decantado por Madrid a causa de la inestabilidad política y financiera de Cataluña; vamos, que no han dejado la decisión al azar, como podría haberse sospechado, dado el carácter de su negocio. Eso tuvo que doler y mucho entre una clase política que busca lamer las heridas de su incompetencia dejándoselas frotar con ínfulas de independentismo y echando balones fuera, como si no estuviese claro quién comete los errores.

Y puestos a lamentar la devaluación sufrida por el seny catalán en estos últimos años de autonomía, tampoco es moco de pavo comprobar las influencias del factor judío, cuyos más informados consejeros son conocedores de la situación y recomiendan a Adelson, judío también, que se instale en Madrid por lo que más quiera.

Estos informes y esta decisión serían inimaginables hace tan solo dos décadas, cuando la cercanía de Europa, el prestigio catalán, la seriedad de su clase empresarial, su cultura, su desarrollo y otros factores positivos habrían decantado que Eurovegas se instalase allí sin lugar a dudas.

La moral geográfica

Martes, 11 de Septiembre, 2012

El pastel de Las Vegas

Faltaba por saber la ubicación final de Eurovegas para determinar el grado de pecado que los administradores de la nueva moral le iban a adjudicar, una vez que han logrado matar a Dios y demonizar al Vaticano para quedarse con el puesto.

Pues sí, el proyecto ha obtenido la más alta calificación Moodys en pecadometría, una AAA, con agravante de sexo, ludopatía, tabaquismo y drogadicción. Y todo, por el hecho de recaer la decisión en Madrid y no en Barcelona, donde todo sería mucho más light, con pecados AB a lo sumo, donde la prostitución se convertiría en una libre expresión del derecho a disfrutar del cuerpo, abanderados todos ellos por Olvido Hormigos y su combo de mariachis, y donde la drogadicción pasaría a ser la implementación somática de un enteógeno chamánico.

Y no es que Eurovegas levante entusiasmos cada vez que se pronuncie su nombre. Ni entusiasmos, ni maldiciones, sea cual sea el paralelo de la tierra donde se instale, y se apellide Aguirre o Mas el presidente de la comunidad que lo albergue.

Del mismo modo se escuchan voces que claman contra el proyecto presuponiendo que el resultado final del mismo va a ser un paraíso para la delincuencia y la mentada prostitución. Que se sepa, en España ya hay delincuencia como para preocupar, y la prostitución, ni es ilegal, ni se le espera, dentro de los límites que en cada caso se establecen.

Por si estos señores no se lo imaginan, las heteras están mucho más visibles en la calle de la Montera de Madrid que en toda la ciudad de Las Vegas, cuyo panorama urbano se asemeja mucho al de un pastel de tonos ídem, de ésos que se compran para celebrar el cumpleaños de la niña, una circunstancia que les permite acoger a turistas familiares de todo el mundo. ¿Y prostitución no hay? Sí, como flamencos en bandada.