Archivo de Mayo, 2012

Onésimo jibarizado

Sábado, 12 de Mayo, 2012

El escenario

El lema con el que Onésimo reclamaba para España el año 32 la condición de ser en el futuro una, grande y libre, ha vuelto a escucharse ochenta años más tarde en un ideario político. La diferencia es que ahora, por mor de la recesión, la tierra para la que se reclama el título de una, grande y libre, es mucho más chiquita.

Si Onésimo aspiraba a reunir 505.998 kilómetros cuadrados, los de Coalición Canaria se conforman hoy con que les dejen para gobernar a ellos solos 7.447, que son los que se consiguen juntando todas las islas.

Quienes se han impuesto como meta trocear el territorio para hacerse los taifas con la excusa de la nacencia, merecerían padecer las plagas de Egipto, una tras otra, para ver si al menos se ocupaban seriamente de mejorar las condiciones de vida de sus paisanos y no de empeorarlas. Pero se ve que el discurso tiene arraigo y los votos los encaraman en puestos de responsabilidad dentro de una organización administrativa a la que llegan con la declarada intención de destruirla. La perplejidad del observador ante el afán suicida de un buen número de españoles es inmensa. No se conocen casos similares, salvo en las comunidades emergentes con las que nada debería asimilarnos, dado nuestro título de nación más antigua de Europa.

Es posible que los llamados nacionalistas canarios, hoy lanzados al barranco del independentismo, no vean más allá de sus narices porque otros ejemplos peninsulares se pavonean presumiendo de supuestos éxitos políticos, a partir de un discurso machacón de estrofa única: “Nos vamos a separar”. Y es posible también que si lo entonásemos todos se acabaría la mandanga. Nos anexionaría Marruecos a trocitos, pero durante unos siglos dejaríamos de escuchar ese cansino triduo del una, grande y libre, hasta que llegase otro Onésimo.

La horrible educación

Viernes, 11 de Mayo, 2012

Reduciendo a trolls

Escocido por los goles de Falcao e inspirado por la catadura de su presidenta, el señorito Bielsa rechazó el saludo al Príncipe y a Cerezo. Simeone, compatriota suyo, había saludado uno por uno a los jugadores rivales, que penaban en el campo cual magdalenas.

Podría pensarse que los resultados ayudan a la buena educación, pero es falso. El civismo se tiene, o no se tiene. No hay más que dirigir la vista hacia otros muchos deportistas que celebran sus triunfos como lo harían las hordas de mercenarios después de arrasar una ciudad.

También en el otro bando hay materia culposa. Cuarenta detenidos en las llamadas celebraciones de Neptuno no son medallas para colgarse de ningún pecho, sino motivos de vergüenza por mucho forofismo con el que se trate de barnizar una conducta manifiestamente gamberra, absurda, despilfarradora, destructora del mobiliario urbano y peligrosa para el medio ambiente, que es la inteligencia media del país.

A los gamberros hay que hacérselo ver sin miedo, no vaya a ser que confundan libertad de expresión con desafuero, democracia con insulto, o libre albedrío con a mí me da la gana.

La democracia bien entendida no empieza por uno mismo, sino por los demás, y mientras pensemos que aquí estoy yo y luego el diluvio, la democracia será una palabra sobre un papel, que todo lo aguanta, y el reflejo de un eco lejano que el viento trae de algún país donde dicen que se realmente se practica.

En descargo de Bielsa ni siquiera vale decir que Cerezo y el Príncipe le habían pisado un callo subiendo a tribuna. En ese momento era observado por millones de ojos de infantes, o adultos en proceso de formación, a los que debe ejemplo. Muchos de ellos pueden estar pensando hoy que la buena educación es opcional, de acuerdo con tu estado de ánimo.

Los uniformes rusos

Jueves, 10 de Mayo, 2012

Una tienda Bosco Sport en Rusia. No me negarán que el rojo lo dominan

Es opinión generalizada de modistos y espontáneos que el uniforme olímpico español diseñado para Londres es feo, horterilla y nada fashion.

Que lo digan los modistas se entiende, porque no lo han hecho ellos y en ese oficio se pegan unas puñaladas traperas que les crujen las vértebras. Trapitos, traperas; ya saben.

Lo de los usuarios escama algo más, porque basta asomarse a cualquier calle española para ver pasar por ella los atuendos más desacompasados e hirientes de la historia de la humanidad desde que se inventó el punto de cruz. Los ves y te preguntas, pero ¿quién habrá vestido a éstos? ¿La madre de Supermán?

Desde esa perspectiva, los modelos de la firma rusa Bosco Sport que llevarán los españoles pasarían tan desapercibidos en la Castellana como un par de sotanas en el Vaticano. Si nos ponemos así de exquisitos por unos chandals de trapillo, qué no pasará cuando repartan los taparrabos para salir de la crisis.

La gente todavía cree que nadamos en la ambulancia y que estamos en condiciones de comprarle a Armani esas sudaderas tan chulas que les va a coser al equipo italiano.

Ni mucho menos. Bosco Sport es una firma que ha salido de Rusia hace unos meses, que aprovechará Londres para lanzarse al mercado exterior y que va a ingresar al Comité Olímpico Español 1,2 millones de euros para que nuestros muchachotes y muchachotas les sirvan de percha a sus chandals. Si después no venden ni uno, es problema suyo, pero lo que nos hemos ahorrado en equipaciones, puede servir para ir tapando agujeritos. Así que menos tonterías con los uniformes. Ya que el oro no vuelve de Moscú, por lo menos que nos manden camisetas y pantalones, rojos como el culo de un mandril, y gualda, como la yema de los huevos. Del mandril no, de gallina.

La vista gorda

Miércoles, 9 de Mayo, 2012

La prueba

Para certificar que no hay una buena noticia que llevarse a la boca no hace falta hacerle una radiografía a Rato. Salta a la vista. Algunos se conforman creyendo que Hollande impulsa otra Europa, por el simple hecho de oírle alguna frase distinta a las de Sarkozy. Ojo al dato. Pues nada, que lo veamos y que Hollande sea la excepción de la regla en esta recua continua de políticos que son despedidos con cajas destempladas por dedicarse a esto en los malos tiempos.

¿Pericles era un gran gobernante, o le salió muy bueno el siglo?

Es posible que Rato hubiese pasado a la historia de la banca española con letras de oro, si hubiese pillado Bankia cuando las vacas gordas pastaban por el Nilo; pero también es cierto que en ese momento ni existía Bankia, ni la fusión fría que la parió.

Todo es circunstancial y relativo. ¿Quién le iba a decir a Zapatero que se lo llevaría por delante un tsunami de proporciones gigantescas? Hoy el hombre estará encantado viendo que no hay bicho viviente que aguante el tirón, ni sabiendo economía _porque no se puede estudiar lo que no ha pasado _; ni sabiendo dónde está el petróleo, porque viene detrás Cristina y te lo expropia. Exceso de vista.

Hay que protegerse ante las mayúsculas dificultades, pero con tiento. Por ejemplo, el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura no lo hizo y ha sido pillado en un renuncio. En efecto, se ha descubierto que el señor Fernández Perianes cada quince días pasa consulta privada de oftalmología a pacientes de Elvas y Campomayor en la vecina Portugal. Mucha vista.

Llamado al orden por el presidente Monago, el avispado oftalmólogo declaró las dos claves del caso: Uno, que lo hacía “a título personal y no reglado”, y dos, que no sabía que ambas actividades eran incompatibles. Es decir, la vista gorda.

Heraldos negros

Martes, 8 de Mayo, 2012

Un tríptico para enmarcar

Que los extremos se tocan es una realidad geográfica palpable y demostrable; verbigracia, nuestro Extremo Oriente y nuestro Extremo Occidente se juntan en un punto coincidente en el mapa, ya sigas el camino del sol, ya el contrario. Para nosotros, ese punto ha sido siempre, es y será, Japón. En política sucede tres cuartos de lo mismo.

Los neonazis griegos, crecidos al compás de las quiebras, anuncian un futuro terrorífico para todos, aunque sería más exacto decir, para todos los que no les bailen el agua: “Temednos, que ya llegamos”, dice su líder Mikos Mijaloliakos, un caballero con un dilatado expediente de palabras terminadas en -azo, como bombazo, porrazo o puñetazo.

En Grecia, cuna de la filosofía, crece el cretinismo alrededor de este individuo.

El mes pasado, alrededor del día 14, algunos pro-republicanos españoles distribuyeron unas elaboradas pegatinas, nunca mejor llamadas, porque también auguraban un futuro plagado de pegadores y violencia: “Nuestros recortes van a ser con guillotina”, se podía leer en ellas.

Cerebros tan lúcidos y expeditivos como los neonazis griegos y los neorepublicanos españoles, que confían el avance de la humanidad a la dureza de los barrotes o al filo de la Louisette, como llamaba Marat a la máquina defendida por Guillotin, no merecerían mayor atención que un suelto en las páginas dedicadas a la delincuencia, pero resulta que las dificultades económicas les hacen ganar adeptos y ambos se extienden como musgo en humedades.

Convendría que las autoridades y las leyes respectivas les parasen los pies cuanto antes, tanto en aras de la salubridad pública, como de la educación, esos aspectos que tanto preocupan y tan poco se cuidan.

El terruño

Lunes, 7 de Mayo, 2012

Clos, poco después del impacto botellil

La España de las autonomías encuentra su auténtica expresión en momentos difíciles como los actuales, en ocasiones donde la gente se ve apurada con el agua al cuello y aflora como nunca la rica variedad de nuestras cunas respectivas, ¡el terruño!

La complicación de los días que estamos viviendo no hace falta resaltarla. Muchos equipos se juegan el ser o no ser de la temporada en el angustioso corretear de cuarenta y cinco minutos para arriba y cuarenta y cinco para abajo. Es la Liga en sus estertores.

En Los Cármenes, estadio racial y abigarrado donde los haya, juegan Granada y Real Madrid. El primero atisba el abismo de Segunda, el segundo avista la lista de los cien puntos. La tragedia y la gloria.

Arbitra Clos Gómez, de quien se informa, como en todos los casos, con dos escuetas palabras: colegiado aragonés. Los entendidos de Granada las escuchan con terror, estableciendo en sus cabezas un silogismo tremebundo:

_Clos es aragonés, el Zaragoza se juega el descenso como nosotros; luego Clos pitará a favor del Real Madrid.

Los negros nubarrones se abren y sale el sol cuando marcan pronto los de casa. El Madrid no aprieta y el partido discurre suave limón. En Granada nadie piensa que vayan a entregar las llaves, como Boabdil, pero en la recta final, hay penalty y gol en propia meta. El cielo se encapota y Segunda vuelve a ser una amenaza corrupia. Culpable, el aragonés.

Los entendidos locales proclaman ahora que podría haberse evitado; es decir, que la madre de Clos podría haberse trasladado a Valencia para parir al colegiado; pero no, dio a luz en Zaragoza, donde el Ebro guarda silencio y donde la llamada del terruño se funde con los colores albiazules en un único grito:

_¡Aúpa mañicos!

Se buscan imperativos

Domingo, 6 de Mayo, 2012

Agente multando por imperativo legal

La palabra de la semana ha sido deslealtad. Se la arrojan entre todos y a manos llenas. Rajoy, a Bolivia y Argentina; Durán a Rajoy; el PP a Mas, Griñán y López; España a Italia y Francia, y así hasta la extenuación.

Como dicen los futbolistas cada vez que comienzan una frase, la verdad es que estaba bastante olvidada. Llevábamos décadas sin acusarnos de deslealtades porque a alguien se le había ocurrido pensar que todo valía en el mundo del buenismo: “Oye, respeta mi opinión, que yo respeté la tuya”. “Pues no, hija no; no te la respeto porque eso de colgar ancianitos de los árboles para hacer puntería con el tiragomas no me parece de recibo”.

Dice un memo de cuyo nombre no merece la pena acordarse, que va a aceptar no sé qué aspecto de los recortes “por imperativo legal”. Oiga, usted; ¿y se puede saber por qué otro imperativo piensa que los demás aceptamos pagar en las tiendas, circular por la derecha o no prender fuego a los maizales? Sí, ha acertado; por imperativo legal.

Tras él vienen aquellos otros que se distinguen por exigir que se les respeten todas sus exigencias, sin que ellos estén dispuestos a admitir ni la hora oficial, que ha de ser la misma, por lo menos, de huso en huso.

Pues bien, hasta ahora se venían dando por hecho que habíamos construido un Estados de las autonomías tan particular que cada cual se diseñaba el traje con el que quería ir de paseo. Incluso se recurrió a la Constitución para adaptar el tope de déficit. Pero ahora López quiere recurrir al Constitucional para no aplicarlo.

Esto no es deslealtad, sino esquizofrenia; una enfermedad que afecta a algunos políticos cuando pasan de gobernar a la oposición y se les caen todos los discursos anteriores. Pero aquí no pasa nada. Estamos acostumbrados.

El Dúo Zanguango

Sábado, 5 de Mayo, 2012

Sabina siente cierta admiración hacia el pirateo, siempre que no sea de sus canciones

La frase de Serrat y de Sabina al pie de una cerveza que nos llegó ayer desde su gira santiagueña reza así: “España está como el culo, muy mal…”. Aunque para ser fieles a la verdad de versos y letrillas, como a ellos les gusta, convendría añadirle una coda: “…entre otras cosas, por culpa de tipos como nosotros, que no nos cansamos de hacer la ceja, de chupar del bote y de mirar hacia otro lado cuando el culo se iba haciendo más y más grande”.

Estos dos pintorescos personajes, caganet y cagarrutias, se han mostrado muy complacidos con el trato recibido en el continente americano por dos empresas vinculadas a España, una especie de latrocinio que habría causado graves perjuicios al gobierno de su admirado Zapatero, o cualquier otro, por el desafío y el desafuero que esconde.

Pero como quien ahora ocupa la Moncloa no se apellida así, sino Rajoy, al dúo cantarín le parece de perlas, demostrando así que además de felones son asaz tontos. Y no se reboten las masas de rendidos admiradores, que aquí no estamos hablando de gorgoritos, sino de neuronas políticas. En ese terreno el percentil de uno, sumado al del otro, no alcanza ni para hacer un pedáneo, con todo nuestro respeto hacia los pedáneos.

Ellos viven en el permanente letargo de la gauche divine, cuyo caldo de cultivo, su hábitat y su ambiente natural es, cómo no, una buena sociedad capitalista, cuanto más capitalista, mejor; porque a la par que se destilan las críticas al sistema, se vive a cuerpo de rey. Por eso es gauche y por eso es divine.

Cuando acaben la gira volverán a España y reanudarán sus protestas contra los recortes. Eso sí, a las empresas y a los empresarios españoles, que les den morcilla, que ellos saben a la perfección de dónde sale el dinero: de Cuba.

Sí, es cierto; pero huyendo.

A tapar la calle

Viernes, 4 de Mayo, 2012

Estas jóvenes no solo hacen corrillo, sino tambien calceta

El ayuntamiento de Vilagarcía de Arousa ha tenido a bien prohibir que se formen corrillos en las aceras, para evitar que los otros ciudadanos, los que no forman parte de la charleta, se vean obligados a pisar la calzada a fin de seguir circulando, pues corren un riesgo innecesario para su integridad física si al bajar no reparan que se dirige hacia ellos una furgoneta de reparto de obleas.

La medida puede merecer elogios, indiferencia o críticas; puede ser considerada excesiva o insuficiente. Incluso puede dividir a la población en Amigos del Corrillo Pase lo que Pase y Movimiento Democrático en pro de la Acera Expedita, pero lo que no se justifica de ningun manera es que le llamen “una medida fascista”.

Bueno, pues eso es lo que ha pasado.

Tan cortos de mente, lengua y entendimiento andamos, que a la oposición, en este caso el BNG, no se le cae de la boca la palabra fascista, que tanto les sirve para un roto como para un descosido, pensando sin duda que un fascista es un señor que quiere evitar atropellos.

_Peatón, circule por su izquierda.

_¡Fascista!

Y así toda la vida. Luego se extrañarán de que no les hagan caso ni los empleados del Teléfono de la Esperanza.

Pese a no estar a muchos kilómetros de Vilagarcía, desconocemos si la medida es exagerada o se queda corta. En cualquier caso, atrancar la calle es un abuso chulesco que antes se evitaba aplicando la Cartilla de Urbanidad, un aspecto que el BNG arousano no solo ignora, sino que confunde con la Formación del Espíritu Nacional, una materia que según ellos trata de resucitar su ayuntamiento.

En resumidas cuentas, que la han liado parda y hoy ya no se sabe si el PP va a detener a los corrillos, o si el BNG pretende colgar en las calles el cartel de “No pasarán”.

Cucos de temporada

Jueves, 3 de Mayo, 2012

Cuco en plena expropiación del nido

A la Madre patria los niños le han salido cuatreros. Le entran a saco en el bolso e incluso se permiten impartir clases de ética. Una auténtica maravilla, muy a tono con los tiempos. Sin entrar en mayores averiguaciones no es difícil sospechar que si la doctrina en la que se basan los gobiernos de la fan de Evita y de Evo se aplicase en toda su extensión, es decir, con la misma alegría con la que ellos lo hacen, la profecía del fin del mundo sería una realidad mucho antes del mes de diciembre, que es para cuando está convocado.

No basta encomendarse al buen nombre y mejor fama de los trabajadores bolivianos en pleno 1 de mayo para cometer la tropelía, porque trabajadores sacrificados, afamados y honrados a carta cabal los hay en todos los países.

No basta invocar a la patria como bien supremo y manto cobertor de todas las nacionalizaciones, porque igual que en el primer caso, casi todo el mundo tiene una patria a la que mirar cuando se quiere cometer alguna barrabasada.

Tampoco el pueblo boliviano es suficiente para cargarse de razón y de watios. Un pueblo que en palabras de Morales, ha de ser sin duda la parte de la población que no trabaja; los niños, los habilitados de las clases pasivas y los rentistas, puesto que la llamada nacionalización va dedicada en primer lugar, como en los toros, a los trabajadores, y más adelante al pueblo.

En estos casos conviene añadir también los mártires, los santos y los fieles difuntos, especificando, “cuya sangre regó los campos de la patria mía”. Esta parte la bordan Les Luthiers, quizás por su cercanía con Cristina I la Expropiadora y Evo II, el Nacionalizador, dos pájaros de cuenta aun no bien estudiados por los ornitólogos, pero que ya se han ganado una rama en la jaula del averío internacional, la de los cucos de temporada.