Archivo de Mayo, 2012

El italiano enfadado

Martes, 22 de Mayo, 2012

La víctima y el escenario

Al autor del atentado de Brindisi lo han pillado con una cámara en plena colocación del explosivo. Es buena señal para pensar que pronto lo acaben pillando de córpore in custodia.

Entremedias, el fiscal de la ciudad italiana aventura el perfil psicológico de ese hombre, y descartada la Mafia en la animalada, apuesta a que bien podría tratarse de una persona enfadada con el mundo, aunque a estas alturas es de imaginar que el mundo esté mucho más enfadado con él que viceversa.

Una persona enfadada con el mundo se arma de bombas y mata a una muchacha para apaciguar su cabreo. Si no le gustaba lo que había, mucho menos le va a gustar lo que provoca. Y ésa es una parte importante del problema, porque además de llegar a la Tierra exigiendo ser tratados como en un hotel de cinco estrellas, la mayoría de los enfadados con el mundo no solo no hacen nada por mejorarlo, sino que colaboran con denuedo en estropearlo lo máximo posible en la medida de sus fuerzas.

El gremio de enfadados con el mundo, como todos los gremios, ha originado grandes personajes y grandiosos delincuentes. En el primer apartado se encuentran todos aquellos que se esforzaron por mejorar lo que se encontraron. En el segundo, los que confiaron su disgusto a la dinamita. No parece arriesgado suponer que en Brindisi nos encontramos ante un miembro del segundo grupo.

En cualquier caso, el fiscal de Brindisi se habría acercado más a la verdad, si en lugar de definir así al autor del asesinato, se hubiese referido a él como un trastornado, un hombre que confunde la realidad, sus deseos y los métodos a emplear. Los hay en abundancia, aunque no todos llegan al extremo de ahogar su enfado en sangre juvenil.

Al de Brindisi le queda poco para ser sumamente reconocido.

Neurokrisis obsesiva

Lunes, 21 de Mayo, 2012

Niño esquimal semidesnudito

Andan los psiquiatras del País Vasco pelín moscas con el proceso selectivo que los habilita para ocupar plaza dentro de su sistema sanitario, pues dicen que las preguntas eran raras como punky en misa, y difíciles como conjetura de Poincaré.

Si se presenta en la oposición un ajeno a dicha ciencia médica puede considerar en efecto que jamás saldrá vivo del siguiente galimatías: “Desde un prisma piscodinámico el fenómeno operativo propio de las psicosis, que implica el rechazo drástico de un significante fundamental, expulsado del universo simbólico del individuo al no estar incluido en su trama inconsciente, y que solo puede retornar a su consciencia de forma alucionatoria, se conoce como…”

Pero si lo hace un profesional, identificará de inmediato en esa definición el concepto formulado por Jacques Lacan y denominado Forclusión. También es posible que el diagnóstico en chino de una anomalía psíquica, o el nombre de una dolencia que únicamente afecta a esquimales sean áreas del conocimiento poco frecuentes en el común saber de los humanos, pero no ha de serlo tanto entre quienes aspiran a tratar de la cabeza a los vascos, que ya sabemos lo exclusivos que son.

En cualquier caso, la dificultad de las preguntas es igual para todos y salvo que les soplen las respuestas al grupo de enchufados, todos las afrontan en igualdad de condiciones.

No obstante, como el aprobado abre o cierra las puertas para hacerse con las plazas, han comenzado a barajarse tres teorías sobre las razones de preguntar en torno al idioma chino y la clínica esquimal, verbigracia: Una, la nomenklatura psiquiátrica vasca no cede fácilmente el paso a las nuevas generaciones; dos, la crisis obliga a hacer los recortes que López niega, y tres, en este vida hay cosas que acaban contagiándose.

Vargas y la Argentina

Domingo, 20 de Mayo, 2012

Vargas Llosa en Canarias

No sabemos si ya venía caliente de casa, o se fue entonando a medida que transcurría la mañana, pero el caso es que Mario Vargas Llosa aprovechó su paso por la Casa de Pérez Galdós, en Las Palmas de Gran Canaria, para zurrarle la badana a doña Cristina Fernández de K. y a todos los argentinos que aplauden y sostienen un peronismo ramplón y delincuente.

El Nobel peruano ha estado más contundente en contra de los actuales mandatarios argentinos que ninguno de los representantes del Gobierno español, la ONU, el G8 y la madre que parió a todos los organismos y leyes internacionales, cuya utilidad posiblemente nos sea revelada en la próxima vida, cuando estemos en plena contemplación del éxtasis y maldita la falta que nos hará saberlo.

A Vargas Llosa, además de agradecerle horas de rico solaz desde Pichula, los perros y Zavalita, a don Rigoberto y el colonialismo belga en el Congo, pasando por la tía Julia, hay que reconocerle la sabia utilización que realiza de las herramientas más escasas entre aquéllos que tienen acceso continuado a los medios, cuales son la claridad expositiva y la cordura de pensamiento.

Los hay muy claros en sus exposiciones, pero les falta seso; y quien lo tiene, se suele perder por las ramas. Don Mario rezuma ambos privilegios en la mayoría de las ocasiones, y en algunas, como la presente, sobresale tanto por encima de la media que al oirlo más parece un personaje de ficción, que el propio escritor opinante.

Él no da crédito a que Fernández de Kirchner sea el resultante de sumar Sábato a Borges, y ambos a Cortázar; o a que el peronismo se haya convertido en el flagelo que se imponen a si mismos los argentinos.

Pero es así. Por eso compara Argentina con la Alemania que se dejó arrastrar por la locura de Hitler.

La lengua de Celia

Sábado, 19 de Mayo, 2012

Villalobos y Arriola

Machista y fascista son dos vocablos de éxito en la jerga política y periodística. Se disparan con una facilidad pasmosa, vengan o no a cuento, como ocurre casi siempre, porque si se fijan, comprobarán que quienes las utilizan a diario como dardos suelen ser personas de débiles entablamentos.

Lo cierto es que incluso ahora llegan al Congreso y conviven entre las otras palabras de postín, como venia, escaño, turno, voto, intervención, cortesía y enmienda, que aunque parezca escatológica, no lo es.

Celia Villalobos, autora de esta última introducción, se distingue fácilmente por la llaneza de su lenguaje y el rasurado de su lengua; tanto que su biografía está jalonada por una sucesión de expresiones poco afortunadas, por no llamarlas cagadas de tomo y tono.

De ella parte la iniciativa de atribuir la condición de furcia a la madre de Esperanza Aguirre, doña Piedad Gil de Biedma y Vega de Seoane, tercera hija de los condes de Sepúlveda, que se quedaría con un palmo de narices al escuchar las palabras de doña Celia; quien por cierto es sobrina política de Juan Ramón Jiménez, aunque su vocabulario no se parezca al utilizado por el poeta de Moguer.

De sus labios salió también el calificativo de tontitos para referirse a los discapacitados que debía contratar el Congreso, lo que le valió serias reprimendas. Y ahora mismo ha sido ella quien desde la Presidencia del Congreso recurre a la manida etiqueta de machista para calificar la intervención de un parlamentario.

Qué le vamos a hacer. Ojalá su ejemplo sirva para que otros comprueben el ridículo que comete quien actúa así.

Pero es que ella tiene bula por estar casada con Pedro Arriola, pues ya dice Graciano Palomo que Arriola manda más que los ministros.

No problem

Viernes, 18 de Mayo, 2012

Las cariátides madrileñas

Los kioskos y las tiendas de souvenirs de Atenas ya venden las camisetas de la crisis griega para que se las lleven los turistas, como años atrás hicieron con la caída del muro de Berlín, o el 11-S. “Yo estuve allí”. Ahora es: “Vengo de Atenas, en cuya Acrópolis comienza la ruina”.

Uno de los diseños más sencillos que jamás se compraría un indignado muestra en su parte superior, cerca del cuello, dos palabras en gruesos titulares: “Crisis griega”. Luego hay tres casillas de una encuesta que han sido contestadas afirmativamente: No hay trabajo. No hay dinero. No hay problema. Todo ello en inglés, claro.

Efectivamente es la camiseta antítesis de la indignación, probablemente salida de los rescoldos que en el barrio de Plaka dejaron las escuelas estoica y epicurea como método de la felicidad permanente, para uno mismo y para quienes le rodean.

¿Cuál es el problema de la crisis? ¿Que no va a haber electricidad donde enchufar unas máquinas que sirven para lanzar pájaros contra unos baúles que se caen tras el impacto? Bueno, pues se lee la Odisea, que para eso siempre hubo energía suficiente desde que cayó Troya, o poco después.

Los nuevos estoicos venden camisetas a los turistas que se pueden permitir el lujo de visitar las islas griegas. Parte de las ganancias se gastan en comprar moussaka y parte, en hacer nuevas camisetas. Antes de la crisis tenían muy buena salida las de la Acrópolis y las cariátides sosteniendo el peso sobre sus cabezas, pero hoy esa imagen de fortaleza ya no vende, ni en Atenas ni en Madrid, donde el edificio que se conoce como el de las Cariátides que fue antes nada menos que el Banco Español del Río de la Plata, que es algo así como mentar la soga en casa del ahorcado.

No hay problema. Siempre quedará el turismo para venderle camisetas.

Con el culo al aire

Jueves, 17 de Mayo, 2012

Ensayo para la desaparición del capitalismo hecho sin pensar

Los seguidores de Carlos Arguiñano tuvieron que quedarse de piedra cuando le oyeron trufar la receta de los huevos del día con un mitin levantisco en toda la regla que llamaba a la toma del Palacio de Invierno, de la Bastilla y de la Puerta del Sol, todo por junto, tal era la indignación del millonario cocinero vasco.

Antena 3 debería hacérselo mirar porque si su intención es socavar los cimientos de las instituciones españolas e instaurar un soviet al estilo de aquel Supremo que hubo en la URSS, le sugerimos que refuerce la acción corrosiva de Arguiñano con algunas reformas más acordes con sus objetivos políticos sin caer en anacolutos.

Por ejemplo, de su parrilla debe desaparecer de inmediato un programa llamado Atrapa un millón, más que nada porque alienta la avidez capitalista, refuerza el sistema de valores basado en la posesión del dinero y no contribuye para nada a las algaradas callejeras que promueve con tanto fundamento y tanta vehemencia el fundamentalista de Beasáin.

Otra medida acorde con la línea editorial de la cadena sería invitar a los principales representantes de la banca, el Estado, la Justicia, las autonomías, la Iglesia, la familia y los sindicatos al programa Ahora caigo, de tal forma que se fuesen acostumbrando a desaparecer por el hueco de la guillotina, mientras Arturo Valls les repite el chiste correspondiente:

_… pero no se vayan ustedes despidiéndose a la francesa…

A Roberto Brasero se le impondría la obligación de informar diariamente sobre las bajas temperaturas de Siberia. No porque el nuevo regimen se vaya a trasladar allí, sino porque de esa forma a los banqueros se les hiela el aliento y es más fácil el asalto a las cámaras acorazadas.

Éstas y otras medidas similares se esperan de la cadena en pos de su coherencia ideológica.

Zoom sobre el abismo

Miércoles, 16 de Mayo, 2012


Construyendo el golem de Europa

No es Grecia, es Europa la que se tambalea. El golem del viejo continente tiene los pies de acero alemán, pero en el resto de su anatomía abundan el barro, la arcilla y el adobe. Alguien creyó que era posible contagiar al gigante de las mismas exigencias para el norte y para el sur, pero en el fondo tenía fundadas sospechas de que era una misión imposible.

Todo pasaba por conseguir tiempo y lograr con él que el barro se fuese endureciendo más y más. Pero llegaron las vacas flacas y ellas trajeron la exigencia de las reformas, de los reajustes, del rigor y de la productividad cuando algunos barros todavía estaban tan frescos que se podrían diluir en un chirimiri de madrugada.

Es más, preguntada la parte más expuesta a la disolución, si estaría dispuesta a asumir el sacrificio de unas reformas uniformente aceleradas; es decir, preguntada Grecia sobre sus ganas de abandonar el helenismo y acogerse al europeismo, su respuesta ha sido tibia y meliflua, cuando no alterada por el enroque nazionalista.

Gobierno de coalición tecnócrata, gritan los partidos mayoritarios para parchear el resultado. Pero vamos a ver, ¿dónde están los tecnócratas? ¿dónde está el mandato de las urnas y dónde la firme voluntad de acometer ese camino?

El mensaje se escribió sin titubeos, y aunque nos empeñemos en leerlo entrecortado para tragarlo mejor, nos está diciendo que a partir de ahora ya se puede hablar de una Grecia camino de la puerta de salida. Y cuando ocurra, alguien quedará a su vez más cerca de traspasarla.

No es fácil adelantar acontecimientos porque no conocemos antecedentes históricos que sirvan de ejemplos. Para Grecia será un regreso a otros tiempos donde los partidos menos tecnócratas intentarán hacer su agosto. Para el resto, será un zoom sobre el abismo que muchos ya están dispuestos a recorrer.

El deseo de Tony

Martes, 15 de Mayo, 2012

¡Toma película postinera!

Tony Leblanc no está indignado, ni resentido, ni amargado. Ni siquiera contrapunteado, un sinónimo musical de estar enojado que le vendría al pelo por sus orígenes al lado de Celia Gámez. Pero no, no se le puede aplicar ninguno de esos adjetivos por la sencilla razón de que está tranquilo, mesurado, sensato y ponderado.

Ha cumplido 90 años, comió mondas de patata durante la guerra; hizo por boxear, por jugar al fútbol, por cantar y por ser un payaso todo cuanto pudo, aunque solo le salió bien lo último. Dice que nació en el Museo del Prado porque su padre era conserje, pero no se imaginen a su madre con los dolores de parto debajo del duelo a garrotazos de Goya, como hizo hace unos días Ussía. Sería demasiada carga simbólica.

De nacer en una sala, le aviene más la de las Meninas, o cerca de algún bufón de la corte. Él, pese a lo del boxeo, nunca fue de manotazos e incluso cuando le clavaba a alguien la estampita, parecía un niño bueno cometiendo una trastada.

Ignacio, su verdadero nombre, celebrará el san Isidro de hoy con todo entusiasmo porque es muy del foro y eso le pierde, por mucho que su amigo Santiago Segura le reconvenga diciéndole que eso de tanto Madrid eran cosas de Franco. Pero él, erre que erre, sigue en sus trece. Lleva noventa años así y no va a cambiar.

El otro día le hicieron una entrevista por lo de los años, y no va el tío y dice que le gustaría morir viendo una España unida. Este Tony tiene unas salidas bárbaras. Primero, lo de morirse le queda todavía lejos, y en cuanto a la España unida, puede seguir tranquilo y ponderado, porque mientras esté abierto y funcionando el grifo de la mamandurria, la unidad española está tan garantizada como la arena en Mauritania. Eso sí, el coro de disolventes que le queda por aguantar no envidiará en nada al de los malditos de la Gámez.

Un buen fichaje

Lunes, 14 de Mayo, 2012

Jesucristo es catalán y las ovejas, ripollesas

Por enésima vez, otro político ha fichado a Jesucristo para sus filas, asegurando que de vivir, el hijo del carpintero sería independentista, y por más señas, catalán. La lumbrera teológica de tan reveladora revelación es el alcalde de Vic, un hombre que confía en suceder a Durán al frente de UDC, la rama democristiana de CiU, para desde allí conducir a Cataluña y llevarla por el camino de la salvación, oyendo misa los domingos y oyendo a España como si dijese misa el resto de los días.

Habría que saber de qué Jesucristo le hablan al señor alcalde los monjes de Montserrat, pero si nos atenemos al de los Evangelios, la afirmación de que el nazareno optaría en estos momentos por el independentismo catalán, dándole la espalda entre otros a Alicia Sánchez Camacho, tiene los mismos fundamentos que convertir a Adán y Eva en los pioneros de Apple por lo de la manzana.

Ahora bien, puestos a buscar ejemplos y modelos a seguir en UDC, no hace falta ser democristiano para reconocer que JC es todo un puntazo, pues hoy en día tiene más seguidores que Facebook y Twitter juntos, un mensaje a prueba de siglos y la garantía de la vida eterna. Este alcalde de Vic es un avispado. Quédense con su nombre, Josep María Vila d´Abadal. Con un marketing así no será extraño que veinte años más tarde lo sigamos oyendo en plena reivindicación de la independencia catalana, que en realidad es lo que les gusta, porque una vez conseguida, ¿qué? Igual de asfixiados que todos.

Un consejo gratuito para navegantes. Hagan como el señor d´Abadal y fichen al hijo del capintero para sus negocios. No cobra derechos de autor y su presencia en las redes sociales está garantizada:

_Si Jesucristo viviese hoy compraría en Galerías Colmados. Son divinas.

O lo que necesiten.

El punto corrido

Domingo, 13 de Mayo, 2012

Instrumentos fiscales. Con un par

Nos preguntamos cómo ha sido posible llegar hasta aquí, pero al mismo tiempo encontramos nuevas respuestas todos los días. Por ejemplo, ahora sabemos que Ruiz Mateos defraudaba a Hacienda llevando el punto de las cifras hacia la izquierda.

Vamos, como los santos corridos. Si san Blas cae en miércoles, se corre al lunes y santaspascuas. Pues don José María, igual. De 12.000 se pasa a 1.200 de una patada. De esa forma, en caso de ser pillado se pone cara de sorpresa, se alega un despiste contable y se comenta al inspector con la sonrisa en los labios:

_Ya sabe usted cómo son estos puntos modernos. Hoy aquí, mañana acullá… ¡Dónde estén los puntos de antes…!

Como los de las medias. Hasta que llegaron las indesmallables, allá por 1960, España contó con pequeños establecimientos que cogían puntos a las medias. Puntos que se corrían y provocaban una carrera ruinosa para la prenda. Quizás Ruiz Mateos aprendió sus trucos fiscales en uno de esos zaquizamís de huevos de madera, bombillas, lupas y ganchillos. Cursillos de alta dirección de empresa.

Pero lo que de verdad extraña no es que este hombre corriese los puntos, sino que no se le notase la primera vez que lo hizo. ¿Cuántos miles de puntos corrió Ruiz Mateos para que el fraude acumulado alcance la bonita cifra de 263 millones de euros? ¿Cómo podemos ir por ahí adelante contando que un señor se la coló al sistema financiero español corriendo los puntos de los miles?

Hay que creérselo porque al lado de esa noticia, también se puede leer otra sobre los dos evaluadores independientes que analizarán las carteras del ladrillo de los bancos. Es decir, el trabajo que le corresponderían hacer al Banco de España. De seguir así contrataremos inspectores que hagan el trabajo de Hacienda, soldados que hagan el trabajo de los soldados y contratadores que contraten a los contratados.