Archivo de Octubre, 2011

La serpiente en bandeja

Martes, 11 de Octubre, 2011

Ensayo para la escena de entrega

Si ahora viniese un tipo cualquiera, Arzalluz por ejemplo, y dijese que ETA estaba a punto de abandonar las armas, con escenificación dramatizada y todo, ¿cabría pensar que lo hace para favorecer al PSOE el 20-N?

No, en absoluto. Sería para pensar que están conchabados el tipo cualquiera, ETA y el PSOE, lo cual no sería digno de ser premiado en las urnas.

Como el supuesto se ha producido en realidad, es posible conocer más datos sobre el asunto. Por ejemplo sabemos que a Arzalluz se lo ha dicho un tipo que está en la pomada, según sus propias declaraciones. Bien se ve que este tipo cualquiera se ha habituado a mover en círculos poco recomendables, donde frecuenta a partidarios del asesinato como una de las bellas artes, a malandrines que están en la pomada y a extorsionadores que han hecho de la delincuencia un modus vivendi respetado por los más ilustres abertzales.

Ya lo saben, ETA, presionada al máximo por su gran enemigo, el gobierno actual, decide hacerle el favor de su historia, ofreciéndole en bandeja la cabeza cortada de la serpiente, mientras una obesa Salomé con la hechura enrabietada de Arzalluz, baila alrededor sugiriendo suculentos cambalaches.

¿O deberíamos sospechar que se trata de una nueva y sangrante ceremonia de la confusión, destinada a tomar el pelo de los votantes, ahora que saben lo fácil que es moverlos por oleadas?

Para que todo encaje, hoy se añade a las informaciones el detalle inocente de que ETA ha comenzado a vender las armas robadas para hacer caja. ¿A quién se las vende? ¿Al ejército francés? ¿Ha puesto un tenderete en el mercado de las pulgas de Porte de Vanves en París? ¿Ha salido a bolsa?

En momentos de dificultades financieras es conveniente saber estas cosas por si interesa probar suerte.

¿Pasta cuándo?

Lunes, 10 de Octubre, 2011

Nido de corrupción a punto de ser abierto

Ahora que los políticos van a tener un solo sueldo _ un político, un sueldo, dice Rubalcaba como si él viniese de pasar treinta años en el Tibet _, hay que ver lo mirados que se han puesto con el dinero. En realidad ya se habla únicamente de dinero. La pasta gansa que cobraron los directivos, la que Dorribo dice que repartió entre los cargos, la que Dorribo recibió de los cargos, la que hace falta para rescatar a Grecia, la que se va a ahorrar Cascos en la tele, la de los profesores, lo que cuesta el escudo antimisiles y si Ronaldo cobra mucho.

Todo es dinero. Tanto que a los niños los profes ya les proponen ejercicios como éste:

_Construye una frase sin utilizar las palabras “euro” ni “me das”, anda guapín.

Falta dinero y claro, todos hablan de él. Pasaba lo mismo con el sexo y Franco. Como había poco, no se hablaba de otra cosa. Pero todo pasa, no se preocupen. Ya ven lo de los dinosaurios. Se creían muy grandotes, ¿y dónde están hoy? Metidos en un frasco.

A Durán i Lleida también le inquieta el asunto, de modo que ha salido como una fiera diciendo que el dinero que les falta a los catalanes se lo gastan los andaluces atrincherados en sus bares, manzanilla va y manzanilla viene.

Hay que ver las cosas que se les ocurren a estos políticos tan nacionalistas. Ellos, a los que jamás se les ocurriría cobrar un tanto por ciento de mordida por concesión oficial, ni crear embajadas de sus aldeas en el extranjero para dormir en palacio cuando estén de visita, ni dedicar fuertes candidades en adoctrinamiento falaz y comeduras de coco sustitutivas de educación y cultura; hoy claman porque mientras cierran quirófanos públicos _ ellos van a la privada _, los andaluces tienen la desfachatez de inaugurar residencias de ancianos y de trasegar dos o tres copitas diarias en el bar. Seguro que con una aceituna y todo.

Un puente es un atajo

Domingo, 9 de Octubre, 2011
Un rotulador fluorescente, un calendario… y a soñar

Los puentes. ¡Qué gran tema para hablar, para discutir, para prohibir! Un puente para un español es como un horario continuado para un chino, lo esencial. No se trabaja para ganar dinero, producir o salir de la crisis. Se trabaja para que haya puentes, que es lo más grandioso que Dios nos ha dado, después del cafelito de las diez.

Cuando el español mira el calendario solo ve los puentes que trae.

_¡Hay uno en abril que si empalmas con la Semana Santa, pides dos moscosos y uno de asuntos propios, te colocas en junio como quien lava!

La vida laboral es el espacio que media entre un puente y el siguiente, un tiempo anodino y desgraciado que se consume con la vista puesta en ese próximo martes que es festivo y que si se agarra desde el viernes te convierte en mariscal de campo. Mariscal, porque pides una percebada, y campo, porque te vas al ídem.

La política aporta uno de los más sublimes: ¡El puente de la Constitución! La historia, varios de variopinto origen: El 2 de mayo, el Día das Letras Galegas, el uno de enero, el Día de la Hispanidad… pero es la religión la que sumistra el caudal fecundo del pontonerismo ilustrado, y eso que se la quieren cargar: ¡El puente del Pilar! Fundamental en octubre como su propio nombre indica. ¡El de Difuntos! Que con solo mencionarlo da vida. ¡El de sant Jordi! Con su libro incluido para disimular. ¡¡¡El puente de la Inmaculada Concepción de María!!! Un acueducto hecho a la medida de cualquier agnóstico paniaguado que se precie de serlo.

Y así hasta reducir el año a la mínima expresión, porque la Navidades son sagradas, la Semana Santa no se la salta un ateo teórico-práctico y del verano ni hablamos.

¿Y qué dice a todo esto la Hostelería? Cierto, se nos había olvidado su patrona… ¡El puente de santa Marta!

Huelga en camiseta

Sábado, 8 de Octubre, 2011


Y éstas, para la noche

Esperanza Aguirre ha echado cuentas y concluye que los huelguistas ganan dos euros por cada camiseta verde que venden. Mil setecientas camisetas a la semana, millón y medio de pelas al mes. Hombre, tampoco es la bicoca de El Dorado, especialmente si reparten ganancias, declaran a Hacienda y cumplen con todos los requisitos legales, que es de suponer que sí, porque se pasan todo el día con la ley para arriba y la ley para abajo.

Lo que sí parece inevitable es que los conflictos modernos tengan uniforme, o sea, camisetas de colorines; una costumbre que encaja muy bien con las subidas a los montes de San Roque, los viajes al extranjero o el apoyo incondicional al club de nuestros amores, pero que a una huelga le quedan como las famosas cartucheras de Jesucristo.

No sabemos si el movimiento camiseteril se lleva a cabo porque hay que financiar la caja de resistencia, porque hay algún enlace sindical que es un fashion victim, o porque hace mona una manifestación del mismo color en las fotos de la prensa, pero en cualquier caso el resultado es el mismo, una birria.

Di tú que habiendo cargas policiales, uso de mangueras, o lanzamiento de botes de humo, la camiseta es como un escudo antimisiles que la puedes ensuciar sin temor a que se te rompa el Lacoste. Incluso podrías intercambiártela con el policía al final de la mani. Tú le das la camiseta y él te da la porra.

Si la costumbre sigue cobrando fuerza habrá que ir pensando en dotar a los huelguistas de una segunda equipación. Por ejemplo, si los que gritan contra Esperanza van de verde y ese día hay una manifestación de forrajeros, que también van de verde, los sindicatos se reúnen antes y deciden que esa tarde los de Esperanza salten a la calle con la arlequinada, o que los agricultores se pongan la naranja, como el Valencia.

El escudo de Guitiriz

Viernes, 7 de Octubre, 2011

Steve Jobs y su escudo inmortal

Muere Steve Jobs. Roban los ordenadores del caso Campeón. España se suma al escudo antimisiles. Alta tecnología y alta delincuencia componen los trazos más gruesos de la actualidad, uno de cuyos escenarios es una ciudad en fiestas donde se discute si un desfile ganadero debe atravesar o no las calles más céntricas.

Son discusiones como Dios manda. Si los canalones vierten el agua de la lluvia a los peatones, si hay baches en la circunvalación, si los dueños de los perros no recogen sus deposiciones… El lugar ideal para birlar unos discos duros y blindarse con un escudo antimisiles que cuesta 60.000 millones de dólares, dicho todo ello en el cómodo y espacioso aparcamiento de una gasolinera de carretera, como en las películas de espionaje durante la guerra fría.

_Tengo los planos del escudo.

_Y yo los discos duros.

_Estás hecho un campeón.

Tampoco tenemos derecho a pensar demasiado mal. Seguramente el autor del robo de los discos no los quiere por lo que allí se contenga, sino para vaciarlos y poder almacenar con holgura todas las fotografías que este verano les hizo a sus sobrinitos mientras les preparaba los bocadillos de espetec de una conocida marca.

Cierto. También podría interesarle destruir pruebas incriminatorias de delitos, de cuya magnitud no tenemos ni pajolera idea; pero para que el robo fuese efectivo debería haber una sola copia de esos documentos y estar precisamente en ese ordenador.

Gracias a Steve Jobs esas cosas no ocurren desde hace tiempo. Nos intercambiamos documentos con una velocidad endiablada, duplicamos, copiamos… Los ladrones se tienen que estar tirando de los pelos. No hay escudo que valga. Las vacas desfilan por el centro, los canalones no vierten agua porque no llueve, las gasolineras permanecen abiertas 24 horas.

No para

Jueves, 6 de Octubre, 2011

La piscina probatoria no apareció, prueba de que no existe

El paro suma en septiembre 95.817 personas más y para conservar el trabajo que queda a veces hay que hacer de tripas corazón, o riñón, como esas envasadoras de Murcia que deben colgarse un cartel rojo cuando quieren usar los servicios, no vaya a ser que una epidemia de cistitis tumbe la productividad media.

El trabajo es la clave y romperse la cabeza en cómo generarlo, la obligación de todas las generaciones.

Ocurre sin embargo que venimos de una época durante la cual se han desprestigiado todos y cada uno de los elementos que componen la creación, búsqueda y mantenimiento de los puestos de trabajo, empezando por minusvalorar el esfuerzo, siguiendo por hacer de la educación un mero trámite de coladero y terminando por criminalizar al empresario, como si todos colgasen carteles a la hora de la micción.

Se valoró y mucho la percepción de subvenciones oficiales, con derecho o no a ellas; la cobertura de paro y de buena parte de las necesidades esenciales, pero se descuidó, mire usted, la fuente de la que salen los fondos para poder prestar todos esos servicios. Quizás creyeron que era como la fuente de la eterna juventud, que unos situaron en la isla de Bimini y otros llamaron piscina probática, pues era evidente que si la encontraban, sobrarían otras pruebas para demostrar su existencia.

No había tal. Lo que realmente debe ser eterno es la tarea de la creación de empleo, sea del pelo que sea el titular del Gobierno, porque gastar, lo que se dice gastar, sabemos todos.

El ataque perpretado en todos los frentes contra el sentido común va a pasar una larga factura que afectará tanto a sus autores, como a sus administrados. Eso ya no es ninguna especulación interesada del enemigo político, sino una realidad que se constata a diario y cuyo principio del fin se ansía.

Hoy, san Froilán

Miércoles, 5 de Octubre, 2011

Alegoría pirotécnica

La corrupción es una burbuja de aire en el fondo del mar. Tiende a flotar con todas sus fuerzas y solo se evita que lo haga manteniendo la calma en las aguas, porque a la mínima turbulencia, al paso de la más leve corriente, la burbuja escapa y aflora.

Eso no quiere decir que no existan también otros materiales que a manera de falsas burbujas flotan durante un tiempo haciéndose pasar por tales. En Lugo ha estallado una de ellas, como era preceptivo después de varios meses en los que la ciudad parecía disputar a Chicago la capitalidad del crimen; a Palermo, la de la mafia y a las repúblicas bananeras, la de la corrupción.

Habida cuenta de las implicaciones políticas que podrían derivar de la misma y de la época pre-electoral en la que nos hayamos, la burbuja ha despertado el justificado interés de los medios y se supone que se mantendrá flotando en la superficie lo que resta de temporada.

Al margen de las consecuencias que se puedan derivar de su certeza, el episodio es un nuevo chaparrón sobre la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, un nuevo argumento para quienes creen, y están convencidos de ello, que en España no se puede dar un paso si no es a través de una componenda, una corrupción o una mordida.

Ése es hoy el comentario generalizado en todas las plazas públicas, como lo fueron ayer otros con distintos protagonistas. Nos queda el consuelo de confirmar que algunas fueron falsas, fruto de la confrontación política; pero también el agravante de saber que no todas las burbujas han llegado hasta la superficie.

La ciudad inicia sus fiestas patronales con gran estruendo pirotécnico. Alguien pensará que se trata de hacer más ruido que el de todos los titulares que en este último ejercicio salieron de ella. Puede ser, pero san Froilán va a necesitar mucha pólvora.

El contexto

Martes, 4 de Octubre, 2011

Caballeros en pleno contexto huelgüístico

Va a ser muy divertido comprobar cómo se extiende a otros sectores la doctrina jurídica inaugurada por el Tribunal Constitucional para anular una sentencia porque los actos violentos condenados se produjeron en un “contexto huelguístico”. Es decir, en un contexto así se puede hostiferar impunemente a quien se encuentre cerca. Palabra de tribunal.

_Usted perdone, pero le voy a arrear una patada en sus posaderas porque me ampara el contexto huelgüístico en el que nos movemos.

El innovador y revolucionario tribunal español tampoco tendrá inconveniente en absolver de genocidio a los nazis alemanes, o a los jemeres rojos de Camboya, habida cuenta del contexto belicista en el que cometieron sus crímenes, y de ahí podríamos saltar a cualquier otro contexto que justificase la violencia hasta encontrarnos que no existen los delitos, pues todos tienen un contexto apropiado en el que se cometen.

Podríamos decir que sólo serían perseguibles aquéllos que sucediesen en situaciones manifiestamente contradictorias, como por ejemplo, matar al churrero durante unas fiestas. Ahí sí que caería sobre el asesino todo el peso de la ley. Ahora bien, en una huelga lo propio es que te partan la cara y te quedes con los cinco dedos marcados sin posibilidad de amparo. Lo dice el TC, que seguramente escribe sus sentencias en un contexto bastante político y así le salen, sin el fundamento que Arguiñano exige a cada receta.

A partir de ahora, al abogado se le abre todo un mundo de posibilidades por delante, pues cualquiera que sea su cliente y su delito, siempre habrá un contexto que lo exima de culpa. Por ejemplo, si roba varios millones de euros, como se conoce el caso, podrá aducirse que los hechos ocurrieron en un contexto de crisis económica; y si hablamos de violencia de género, en un contexto muy feminista.

Novatadas en campaña

Lunes, 3 de Octubre, 2011

Poneos lo mejor que tengáis para la foto

Un grupo de padres españoles se han puesto de acuerdo para luchar contra las novatadas y conseguir erradicarlas. Lo primero, siendo difícil, ya está conseguido. Lo segundo se presenta algo más complicado.

La novatada es hija de la ignorancia y del matonismo. Podrían reconocerse entre sus tatarabuelos los ritos iniciáticos de juventud, los de ingreso en la tribu, y los exigidos en sociedades como el mitraismo, los templarios o los masones, pero en realidad la novatada ha evolucionado tanto respecto a esos antecedentes que se ha convertido en otra figura que nada se les parece.

En primer lugar, porque una vez desprovista de toda carga simbólica, y traspasado el rito desde el ámbito sacro al cómico, todo queda reducido a una suerte de abusos disfrazados de obligatoriedad e inmersos en la gamberrada.

Es de suponer que la iniciativa de los padres va a intentar la adopción de medidas coercitivas, por ser las que están más a mano. Pero dada la naturaleza del fenómeno y su vinculación con la ignorancia, en donde realmente habría que incidir para erradicarlo es en los aspectos culturales, es decir, en conseguir una amplia masa crítica de jóvenes que consideren incompatible la novatada con su grado de formación intelectual, tal como ocurrió en su momento con la mili, por ejemplo.

Mientras no sean los propios protagonistas de los abusos quienes sientan asco ante la ejecución de las humillaciones, podrán estar muy perseguidas y condenadas, que siempre habrá una forma de burlar la ley, un descampado donde llevarlas a cabo y un miedo cómplice que garantizará el silencio.

Ahora bien, puestos a erradicar abusos, no estaría de más meter en el saco otros muchos que se cometen, y no sólo por parte de los jóvenes. Cada uno puede hacer su lista particular.

Que tiemble el Jabato

Domingo, 2 de Octubre, 2011


Tarzán también está en busca y captura

Los tribunales de Bruselas van a dilucidar si Tintín en el Congo es racista o no, lo cual supone un trabajo jurídico de gran hondura y trascendencia, pues si es encontrado culpable, las cárceles se llenarán de dibus, los héroes legendarios temblarán en sus pedestales y prácticamente toda la obra de ficción creada por el hombre pasará a la trena de la censura, o lo que es peor, a conocer el calorcillo que desprende un grado Fahrenheit 451.

Por supuesto que Tintín puede ser racista; del mismo modo que Cruella de Vil es una sádica asesina de perritos y Drácula no se salva de una mínima inspección fiscal, pues lleva todos los siglos de su vida sin pagar por el espléndido castillo que posee en Transilvania.

¿Pero qué tontada es ésta? Hace bien el ciudadano congoleño que promueve el impeachment de Tintín. Si la sociedad le permite una notoriedad mundial admitiendo a trámite semejante causa, burro será quien no intente ganarse la vida en pleitos tan peregrinos. Sólo con la Ilíada, la Eneida y la Odisea tenemos entretenimiento judicial para un buen rato y ay de aquéllos que se dedicaron a la novela negra, a narrar las aberraciones de los asesinos en serie, o a convertir Casanova en un tipo simpático, cuando todos sabemos en silencio que fue un machista de mil pares de estallos.

¿Y qué decir de nuestro Capitán Trueno? ¿Acaso no se puso las botas cargándose moritos infieles, tribus enteras de indígenas, chinos, malayos e invididuos de cualquier otra raza, incluida la blanca?

La Justicia ha de ser igual para todos y si Tintín va a pagar por haber estado un poco chulillo con los congoleños cuando visitó aquel hermoso país, el Capitán Trueno, Crispín y Goliat han protagonizado tres mil perrerías más y deben acompañarlo a la sombra. Ellos y el catálogo de personajes literarios recogido por Valentino Bompiani.