Archivo de Abril, 2011

Un gremio sin crisis

Viernes, 8 de Abril, 2011

 

Los eurodiputados han rechazado rebajarse un céntimo de sus emolumentos. De acuerdo con los votos emitidos, ni lo consideraron efectivo contra la crisis, ni les pareció oportuno dar ejemplo con su mínimo sacrificio, ni mucho menos se les pasó por la cabeza solidarizarse simbólicamente con los que peor suben esta Cuesta de Siglo inacabable.

Al revés. Aprobaron un aumento presupuestario cuya necesidad no vamos a juzgar por falta de fundamentos.

Lo más llamativo es su negativa a realizar sus vuelos particulares en clase turista y reservar los viajes en primera para alguna excepción. Con demagogia o sin ella, ya hay ministros españoles que lo hacen.

Igual de ilustrativo resulta comprobar que tampoco les pareció de justicia congelarse los sueldos. Quizás, para premiarse por lo bien que marchan las cosas, algo hasta cierto punto admisible, si fuera cierto.

Es posible que los eurodiputados de los países donde se hace frente con cordura y eficacia al advenimiento de los nuevos tiempos _ también llamado crisis _, les parezca oportuno dedicarse todas estas regalías, porque en sus casas los vientos no son tan fríos como en las de los irlandeses, griegos y portugueses. En ese caso se olvidarían de que son euro-diputados, con poder decisorio sobre Europa, y por lo tanto, con responsabilidad sobre lo que pase en todo el territorio.

También es muy probable que los países citados, y algunos de los no citados, se encuentren a años luz de los que pugnan por tener el mayor bienestar. A años luz.

Pero una vez admitidos como socios, no hay alternativa. O consiguen que esto chuce, o los que van a sobrar son ellos, porque para reuniones contemplativas ya están los conventos dúplices de condumio asegurado.

La extrema perversión

Jueves, 7 de Abril, 2011


El imperio de la ley de la selva

Ya conocerán el voto particular del magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada.

Si es así, sabrán que el señor Prada, lejos de considerar el chivatazo del Faisán como un flagrante delito de traición, colaboración con banda armada, revelación de secretos o como poco, tráfico de influencias, opina y argumenta que es decisión muy saludable y beneficiosa para los procesos de paz, y que si éstos no acaban felizmente y a gusto de todos, es porque no se producen más chivatazos.

Si ETA fuese alertada de todas las detenciones que se ciernen sobre ella, si conociese los movimientos de la Guardia Civil, los planes de la Policía y el número del Gordo de Navidad, el terrorismo se acababa en dos patadas. No nos extraña, porque los terroristas mandarían tanto como el ministro del Interior y además manejarían el pastón de la Lotería.

Al leer los razonamientos del magistrado Prada se experimenta un molesto comezón que te recorre el cuello y el espinazo, al tiempo que dentro del cerebro comienza a martillearte una duda: ¿Cuándo y dónde he firmado la pertinente autorización para que la Audiencia Nacional me tome el pelo después de haberle satisfecho los obligados impuestos que la financian y hacen viable?

Que se recuerde, nunca y en ningún lugar. Pero en caso contrario, si es que la amnesia comienza a apoderarse de la consciencia y el entendimiento, porque realmente se ha producido ese permiso rubricado, aprovecho este breve instante de lucidez para realizar una pública retractación, desmentir la existencia de tal documento y entregar mi habeas corpus a los magistrados de la cuerda de José Ricardo, para que lleven a cabo con él lo que les venga en gana. Cualquier cosa antes de seguir financiando inmundicias y desatinos.

Semana de Pasión

Miércoles, 6 de Abril, 2011

Parte de los afectados por el boicot

Zapatero dice que se va, pero algunos de los que deja están dispuestos a armarla.

Como la ocasión la pintan calva y el calendario es propicio, a los estrategas se les ha ocurrido que nada puede mejorar tanto sus perspectivas electorales de mayo como una provocación contra las procesiones del Jueves Santo en Madrid. Qué idea. Desde que soltaron a Barrabás no habían tenido otra tan brillante.

La argucia está clara. Si logran que un solo madrileño proteste, les increpe, se enfrente o les tosa, ellos sacarán a relucir el conocido soniquete de la Santa Inquisición, de la que han oído hablar en un cómic para adultos y en una peli de capirotes protagonizada por Christopher Lee.

En su enloquecida carrera hacia ninguna parte creen que no se les ve el plumero y que su acción tiene posibilidades de pasar a la historia como una de las grandes aportaciones culturales del siglo XXI. El día en el que una pandilla de asilvestrados conocieron la rentabilidad política de la blasfemia. Pues vaya novedad. El listón está bajo, pero tanto…

Acercarse a los cinco millones de parados, constatar el irresistible descenso de la competitividad española y escuchar a todas horas que el próximo gobierno no va a gastarse los impuestos en chilindrinadas es demasiada tortura para quienes han realizado su particular acto de fe en el estado del bienestar. A mí que me las den todas, que esto es muy cansado.

Algo hay que hacer. Por supuesto, algo que no dé trabajo, que no sea útil, ni cuerdo, ni demandado por nadie, salvo por el clan de los resentidos.

Eso es. Azucemos a los cofrades de Semana Santa, a los fieles que cierran las procesiones y al público que las contempla. Si hay suerte, nos atizan con los velones y todos comprobarán cómo se las gastan.

Risas, lloros y un pacto

Martes, 5 de Abril, 2011

Cánovas y Sagasta

Es imposible evadirse de la noticia, a no ser mediante la ironía, como hace Manolo Molares diciendo que el verdadero notición es que Guardiola deja el Barça.

Entre los columnistas hay sentimientos contenidos. Unos se las arreglan para disimular la alegría que les entró en el cuerpo a primera hora del pasado sábado. Otros camuflan la rabia porque en el fondo Zapatero los ha desautorizado de un plumazo. ¿Cómo que soy un buen presidente? Ni lo soy, ni lo fui. Por eso me voy, porque ya no lo seré.

No cabe la indiferencia, y aunque se lee algún comentario que la aparenta, es una postura forzada. Los hay que convocan a fanfarrias porque desearían salir a la calle y mostrar su contento como cuando marcó Iniesta. Otros llaman a elecciones. Si no vale para el PSOE, tampoco valdrá para España. Un buen número opta por hacer el balance de las dos legislaturas y se detiene a mitad de trabajo porque le abruma pensar que podría estar enumerando un listado de cargos.

Hay quien lo compara con Felipe el Hermoso, por el paseo que le dio su viuda doña Juana, España adelante, llevando su cadáver de un lado para otro. Ya es historia, se acabó. Parece increíble, pero todo ha pasado en un suspiro cuando todavía está fresca en la retina su imagen sentado al paso de la bandera norteamericana, la retirada de Irak, el ataque a Libia.

Un columnista, Emilio Campmany, se distancia de las dos líneas mayoritarias y apuesta por defender que todo se debe a un pacto de alternancia en el poder, establecido entre los dos grandes partidos para asegurarse el Gobierno en sucesivos períodos de ocho años. Cánovas y Sagasta puestos al día.

Campmany, que en su día noveló el atentado contra Aznar, abre la puerta de un apasionante argumento.

Un año atípico

Lunes, 4 de Abril, 2011

¿Le llega  o no le llega?

El gran argumento de los zapatófilos es que Rajoy aparece mal puntuado en las encuestas de valoración. Y ahí se las den todas. Vamos a acabar creyendo que Zapatero renuncia a su tercer mandato porque Rajoy está bajo en las valoraciones.

Si su causa ya era indefendible antes del 2-A, a partir del sábado, además de indefendible, también es inútil, porque los hechos acabaron por quitarles la mínima razón que pudiesen albergar. Ésos sí que son argumentos incontestables y no la nota de Rajoy, que sus problemas tendrá con las encuestas sin que influyan en los del presidente.

Zapatero acabó aplastado por su propia política y en ese sentido es lógico el suspenso de Rajoy, porque contribuyó muy poco al descalabro, sabedor quizás de que bastaba sentarse a la puerta de Génova para observar el Calvario de Ferraz. Algo así como lo que hizo la tortuga con la liebre.

Los zapatófilos se enfrentan a un año inédito y plagado de contradicciones. Zapatero ni es candidato, ni va a poder controlar el partido, pero sigue siendo el presidente de España. El principal activo socialista no va a poder exhibirse en plazas y mítines. Pero quien lo tendrá que hacer, si las encuestan no fallan, es su vicepresidente, a quien denominan “el efecto Rubalcaba”, como si por su condición de químico fuese el plutonio de Fukushima en bueno.

Ayer ya escuchamos que Chacón no le llega a la suela de los zapatos al vice, aunque viniendo ambos del gobierno que se hunde con Zapatero, todo este discurso de las suelas y los empeines resulta bastante rastrero, entendiendo la palabra en su acepción más literal.

Resolver a plena satisfacción este complejo año no es asunto que beneficie al PSOE en exclusiva, sino a todos los españoles. De modo que mucho ánimo.

ZP ya es Zapatero

Domingo, 3 de Abril, 2011

Zapatero, de civil

Decía un zapatófilo durante una tertulia celebrada esta misma semana: “Si analizamos la gestualidad del presidente podemos intuir que el día 2 de abril no desvelará su futuro”. Y otro que tenía al lado: “Sí, sí; por lo menos hasta después de las elecciones, nada”. Y un tercero: “Que nadie espere novedades hasta septiembre”. Pues menos mal que eran los más destacados analistas, los más conspicuos gestuólogos y los periodistas mejor informados del orbe, pues de lo contrario estaríamos escuchando aun que no se produjo la renuncia de Suárez.

Parte del periodismo ha dedicado estos últimos años a transcribir deseos y a negar los hechos, en un ejercicio idéntico al que realizan los políticos en campaña electoral. Esa conducta llevó a los zapatófilos a un estado de embobamiento tal, que jamás fueron capaces de percibir los errores del presidente, disculpándolos uno tras otro con espíritu ecuménico y pastoril. El jefe no se equivoca, el jefe dosifica sus aciertos, mantenían ellos semana tras semana en un ejercicio de clamorosa irresponsabilidad profesional.

Ayer, 2 de abril de 2011, el jefe les ha quitado la razón de un plumazo anunciando su retirada. No disimuléis más. Me retiro.

Zapatero ya no volverá a ser ZP, y su cohorte de corifeos debe dirigir sus himnos hacia otros pedestales, si es que continúan empecinados en alquilarse a una marca, a un caballo, a una militancia que sólo puede traerles triunfos parciales y puntuales.

Por otra parte, la herencia que deja Zapatero a quien le suceda, tanto al frente del socialismo como de España, asusta al más pintado. Hay más trabajo por delante en este valle de Batuecas, que en el Japón post-tsunami, incluyendo el descubrimiento de la tumba de Lorca y la instauración de la Alianza de las Civilizaciones en Trípoli.

Hombres de bazofia

Sábado, 2 de Abril, 2011

Bambi entre dos faisanes

ETA colocó una bomba en la línea de flotación del pacto antiterrorista y está a punto de estallar. De momento acapara la atención política gracias al chantaje y la amenaza, como siempre. La ventaja es que para conseguirlo ya no necesita grandes dosis de violencia. El miedo obró milagros.

Como ya negoció de igual a igual con el Gobierno un porrón de veces, ahora presume de poseer una información valiosísima. Lógico. Y como lo hicieron cuando ZP decía al PP y a todos los incautos ciudadanos que no, que él no es de los que tropiezan dos veces con la misma piedra, el acuerdo con la oposición está hecho trizas.

Para dinamitarlo ya no necesita ni Goma2, ni titadyne. Le basta tirar de actas, aderezarlas con una pizca de manipulación y dejar que todos las lean. Os hemos vuelto a coger con el carrito de los helados, pringados.

Por eso son bazofia, y no hombres de paz como hace meses. Con los hombres de paz se puede charlar de cualquier asunto, incluso de cómo repartirse unas tierras; pero cuando les da por escribir actas se convierten en bazofia y no se les hace ni caso.

El antiterrorismo ha quedado a la vista y en ridículo por obra y gracia de la bazofia, no del PP, que hace unos meses que apenas se mueve ni para denunciar ancianas asaltadas.

Ése es el verdadero objetivo del explosivo, el pacto, la perla de la corona enemiga. A estas horas las actas permanecen sin desactivar en medio de la crisis. ETA no puede consentir que la preocupación por el terror haya sido desplazada por los pánicos económicos. Algo tenía que hacer para seguir infundiendo miedo, aunque estuviese de tregua.

Con las actas encuentra la manera. Miren en qué manos están. Da pavor. Ah. Y no hace falta que se desgañiten llamándoles bazofia. Hay gente que nunca dejó de hacerlo

Sor Porro

Viernes, 1 de Abril, 2011

Pedro y Heidi, de tripi

La directora de un centro de educación infantil de Formentera, monja ella, ha caído en una operación antidroga. Así se explica que siempre ocupemos los últimos puestos en las listas internacionales sobre calidad y nivel de enseñanza, en los informes PISA y en todos los que se establezcan.

Si la madre superiora es la encargada de los porros, imagínense a qué se pueden dedicar las criaturitas.

Tiempo habrá de conocer en detalle el modus operandi, las redes, los camellos y la mercancía de la directora, pero reconozcamos que la primera impresión es impactante. Vivo Franco, algunos profesores traficaban con libros de texto, pero nada más. El sexo y las drogas estaban prohibidos entre el gremio de la docencia. Se ve que hemos aflojado mucho las exigencias.

La monja, salvo que se demuestre lo contrario, pasará a formar parte de esa galería de personajes pintorescos que florecen por doquier en este arranque de siglo, como son los jueces que se enfangan hasta los espolones en el barro del camino, los policías que se dedican a dar chivatazos a los asesinos para evitarles la detención, los vigilantes de la caja que meten la mano en ella hasta donde pone Toledo, los guardabosques que los incendian, los médicos aficionados a las eutanasias obligadas, los encargados de las ayudas sociales que reparten EREs entre la familia, o los que juran la Constitución para cargársela desde dentro.

La monja se ha pasado cinco pueblos, pero al fin y al cabo, está en la línea de la delincuencia no organizada. Después de conocer su caso sólo nos queda aguardar el día en el que los periódicos se abran con la noticia de que a Heidi le gustaba que Pedro la atara a la cama, mientras Niebla y el Abuelo se hacían a la señorita Rotenmeyer. Y si no, al tiempo.