Archivo de Noviembre, 2010

Un informe independiente

Sábado, 20 de Noviembre, 2010

Fotografía independiente

En política se mantiene que si quieres dejar algo sin arreglar, debes crear una comisión. Imagínense la cantidad de comisiones que tienen que existir.

La ministra Trinidad acaba de aportar otro truqui de cocina: Si quieres que pase el tiempo sin hacer nada, pide un informe independiente.

Ella ya solicitó uno sobre el Sáhara y va a tardar lo suyo.

En primer lugar hay que determinar quién es independiente. Ningún español, saharaui, marroquí, norteamericano, argelino, mauritano… lo puede ser. ¿Habrá que pedirle el informe a Shin Chan, que es japonés?

_A ver, Shin Chan. Vé al Sáhara, abstráete de malas influencias subjetivas y redáctanos un informe sobre todo lo que pasó, pasa y pasará en El Aaiún.

No, desde luego. La ministra piensa en algo más serio. Por ejemplo, en el Colegio Notarial, o en el Tribunal de Aguas de Valencia. De modo que hasta resolver a quién le toca, va a llover.

Después está el marrón de llegar hasta allí, al ojo del huracán, que es donde se escriben los mejores informes. Hoy parece ser que no se están dando grandes facilidades de entrada, y menos a los que van con el ánimo de realizar informes, todo lo independientes que se pueda; un trabajo que solía corresponder a la prensa libre de los países libres.

Si nos vemos en la necesidad de encargar un informe a mayores, es señal de que la ministra no se fía ni de los periodistas de su país, ni de los funcionarios de su departamento, ni del tendero de su esquina, y entonces sí que vamos a tener un problema muy gordo. Ella y todos nosotros.

Ahora bien, si le funciona ese camino, podría pedir de paso otro informe independiente sobre la marcha del mundo, y es faena que se ahorra para el próximo follón.

Bocazas y políticos

Viernes, 19 de Noviembre, 2010

 

4-0, y encima los intervienen a ellos

Un día más hay que referirse al nivelazo alcanzado por España en todas las disciplinas, desde la futbolística, que ahí tienen bula; hasta la económica, donde lo único que tienen es una infinita capacidad de burla.

Entre la una y la otra, hoy toca reseñar otros episodios que están dejando a gran altura las pestilencias de esta sociedad chiflada que trata de imponer nuevos sistemas de valores contra todo lo que huela a tradición. Eso sí, a través del criterio de niños de 5/6 años.

Han coincidido en la misma fecha tres casos espeluznantes: el del calenturiento y cacofónico señor Sostres en Telemadrid, el del jueguecito para bombillear emigrantes ilegales de Sánchez Camacho y el del spot orgasmático con el que Montilla intenta atraer el voto catalán hacia su entrepierna. Ambos los tres son pruebas irrefutables de que nos vamos a pegar una hostia como un pan de bola.

El porcentaje de estupideces por metro cuadro que se registran diariamente en España comienza a ser noticia en los telediarios de los otros países; pero no en la sección política, sino en el rincón del humor. Esa noticia simpática que tanto le gusta incluir en sus informativos a Matías Prats para provocar la sonrisa cómplice de sus incondicionales.

Dicen los psiquiatras que estas reacciones _ las de Sostres, Camacho y Montilla _, están provocadas por el deseo de salir en los medios, ya que esa actividad se ha convertido en la más útil, segura y lucrativa, desde que cierra la Escuela de Traductores de Toledo. Los políticos encuentran en ellos los votos, aunque los muestren corriéndose una juerga, o matando ilegales subida a un pato. Y los bocazas encuentran en ellos su sustento. Un plató sin un bocazas, es como un castillo sin fantasma. De hecho también se les conoce por ese nombre.

La pieza de dominó

Jueves, 18 de Noviembre, 2010

Clonard, un gobierno de dos días

Trinidad Jiménez se ha ganado a pulso el título de ministra más rápida en quemarse. Los varones que ostentan ese récord pertenecieron al gabinete Relámpago del conde de Clonard, de dos días de duración.

La verdad es que ya venía chamuscada de su pulso con el desconocido Gómez y si en asuntos internos demostró su incapacidad por rentabilizar el apoyo del partido, en asuntos exteriores luce su incompetencia a la vista de todo el mundo.

Es cierto que la política internacional no la marca ella ni por el forro, pero se presta a escenificarla con tanta voluntad como escasez de mimbres, lo que le lleva a decir solemnes majaderías, a defender lo indefendible y a mentir sobre sagrado, como cuando se parapeta al decir que España no tiene responsabilidad en el Sáhara.

Con esa trayectoria pronto provocará lo que su jefe, pues dicen que a Merkel le desazona la simple cercanía física de ZP. Le causa sarpullido o erisipela, sin necesidad de contacto, pues en ella actúa el recuerdo como único detonante. Sé bien de lo que habla, porque tras la mordedura de una hormiga que me causa una fuerte reacción, durante años se reproducía la misma sensación al pasar cerca del lugar donde se produjo el ataque del formícido.

La alineación con los dirigentes más estrambóticos, tiránicos y con demostrada falta de democracia del orbe mundial _ no hace falta repetirlos ahora _, coloca a este Gobierno en el centro geográfico de todas las sospechas y convierte al canciller de turno en una pieza de dominó dentro de un tablero de ajedrez. Siempre a contracorriente, fuera de lugar e imposibilitado de aportar nada positivo al juego.

Quizás a Trini le pase lo mismo que a Jessica Rabbit. Ella no es mala, pero le han pintado el panorama así.

Asombrosa puntería

Miércoles, 17 de Noviembre, 2010

La bitácora promociona este libro. No por nada, sino porque se presentó el mismo día que el otro

Con la de libros que se publican en el mundo, a uno de los programas de mayor audiencia en el orbe televisivo no se le ocurre mejor opción que promocionar una cosa titulada Kamasutra sin límites, de la que se hace responsable Beatriz Trapote, una esbelta dama que me suena de algo y no sé de qué.

Por si fuese poco el menosprecio a la labor editorial y literaria de tantas personas entregadas al noble oficio de difundir cultura, el programa en cuestión nos hace creer que descubre en directo una exclusiva que conmocionará los cimientos de la biblioteca de Alejandría: Trapote ni siquiera es la autora del texto que se nos recomienda leer, sino que tuvo negro/s.

Y para mayor inri de negritud, el susodicho copió al pie de la letra el texto de otro libro. Los eruditos le llaman plagio, pero estamos hablando de un robo.

_¡A ésta, que ni le paguen! _ brama el director/presentador en una de las escenas más sublimes de la historia de la mierda mediática.

_¡Que la fusilen! _ se le escapa a un profesional de los platós.

_¡No! _ se opone otro _ Que para fusilar bien se vale ella.

No sé cómo acabará el desaguisado, porque la Real Academia de la Lengua se ha reunido de urgencia y los inmortales llevan más de ocho horas examinando los flecos del caso.

“La i griega va a ser ye”, dijo uno de ellos, cuando aprovechó un receso para salir a fumar y le pillaron los periodistas.

“Esto puede acarrear graves consecuencias _ manifestó otro después de ir a cambiarle el agua al canario _, pueden pasar muchos años sin que llevemos otro Nobel”.

De momento, y mientras no haya consenso en la decisión, todo el mundo se maravilla de la puntería del programa, que de los 234.000 nuevos libros del día, fue a escoger uno que no existe.

Ya sé de qué me suena, del trapote de los toros.

Misa en Cuelgamuros

Martes, 16 de Noviembre, 2010

Lugar del atasco

ZP ha relanzado con renovada energía el precepto de la misa dominical. Esta influencia ha sido especialmente notoria el último festivo en el Guadarrama madrileño, concretamente en la zona de Cuelgamuros, un topónimo eufemístico que encubre debajo el originario Pinar de Cuelga Moros, nombre que desaparece en aras de una temprana corrección política a finales del XIX y se transforma en el actual.

Allí se levantó con sangre, sudor y lágrimas el Valle de los Caídos y allí fueron este domingo miles de fieles a escuchar misa. Tantos, que se provocó un atasco interprovincial como los de la carretera de Valencia el puente de San Isidro.

Y no es de extrañar, porque el presidente y algunos adláteres no hacen más que rajar de Dios, la religión, el Papa y la doctrina. Casi siempre para mal, pero claro, cuando pinchas en hueso, te sale el tiro por la culata.

Una de las genialidades que marcan el grado de estupidez alcanzado por ese modelo político de atacar al papado, propio del Medievo, es toda la operación para la reforma que se pretende acometer en el Valle por ser la tumba de Franco.

Unos quieren reconvertir la basílica en un museo. Otros la reducirían a gravilla, cual muro de Berlín. No falta quien piense en vendérsela a los yankees, por si les cae una mordida.

Para ello creen que la Ley de la Memoria Histórica es el eficaz instrumento al que acudir, pero recordemos que ninguno de sus artículos limita el culto en el templo, ni ninguno desdice que entre los 35.000 cuerpos allí sepultados haya combatientes de los dos bandos, una buena parte de ellos, sin identificar.

Mientras andan que si tuyo, que si mío, las carreteras del Guadarrama se han colapsado y ZP ha tenido que volver de Seúl haciendo footing.

Bajo en vatios

Lunes, 15 de Noviembre, 2010

Cualquier día les ponen tubos LED

Ignoro si la fe de Berlanga en la vida eterna era mucha, poca, poquita o ninguna. Él ya sabe ahora si estaba acertado o no.

Quienes no acertamos casi nunca somos los que nos quedamos todavía vivos en la incertidumbre. Por aquello del respeto reverencial ante la muerte, a los ateos, a los agnósticos, y a toda suerte de descreídos les seguimos dedicando capillas ardientes. Eso sí, sin una cruz a dos kilómetros a la redonda, pero con su féretro para el pudridero u horno, sus fotos proyectadas sobre la pared y sus cuatro velas, como mínimo, a norte y sur del cadáver.

Las de Berlanga ni siquiera eran velas, sino cuatro bombillas cuyos filamentos de tungsteno se vuelven incandescentes cuando son alimentados por Endesa. Una horterada. Eso no es una capilla ardiente, sino una habitación mal iluminada. Se nota que la Academia del Cine está acostumbrada al atrezzo y a las mentiras.

Las velas de las capillas ardientes, las candelas que arden alrededor del señor muerto, no son elementos de ninguna escenografía porque queda muy mono ponerlas, como podría sospechar cualquier desinformado seguidor de Karl Lagerfeld, sino el testimonio de la fe que el fallecido tiene en la resurrección, o sea, en la vida eterna, que se plasma en el símbolo de la vela a través de la llama que arde y se eleva a las mistéricas regiones del cielo y sus ignotos contornos. A ver si lo sabemos para la próxima y se hace menos el ridículo.

En algunas capillas o piras ardientes levantadas para las exequias de Carlos V se llegaron a gastar doscientas arrobas de cera; unos 2.300 kg. al cambio.

Por eso, el que quiera capilla ardiente, que la tenga y la pague, pero si me viene usted con chilindrinadas, esto va a parecer una película de Berlanga.

La mulata Trinidad

Domingo, 14 de Noviembre, 2010

 

Zapatero habla con Barceló y otros 

Canturreaba Ánxel Fole la historia de la mulata Trinidad, que paseando una mañana por las calles de La Habana, “entre dos la sujetaron, y presa se la llevaron, ante de la autoridad” . Se trata de una habanera perteneciente a “El gorro frigio”, la zarzuela del malagueño Félix de Limendoux y el burgalés Celso Lucio que fue muy popular en torno al desastre del 98, el del siglo XIX, claro.

Fole la recordaba con algunas alteraciones en la letra cien años después de su estreno. Por razones que no vienen al caso le grabé esos versos, por lo que desde entonces pude escucharlos varias veces.

Les cuento este antecedente foleano, porque leyendo la prensa, se me coló la habanera en la cabeza y no paro de escucharla en el hipotálamo. Está claro que la mulata Trinidad es la ministra de Asuntos Exteriores, aunque en otro papel; porque a quien llevan presos es a Ángels Barceló y a sus compañeros. Pero en cualquier caso, por ahí van los tiros.

En este déjà vu musical, las calles de La Habana son ahora las de El Aaiún, y la autoridad, por supuesto, es la de Marruecos. En cuanto al desastre del 98 y la pérdida de las colonias, se han transformado hoy en la pérdida de cualquier atisbo de poderío, en la dejación más absoluta y en el ridículo.

La ministra Trinidad, a diferencia de la mulata, carece de más mínimo norte cabal en su conducta y navega por las aguas internacionales, cubanas, venezolanas o africanas, como un pato en un desierto, sin saber a dónde ir y convencida de que jamás lo sabrá,. Se nota que ya le ha leído la cartilla el jefe:

_Trini, tú tira para adelante, como si no ocurriera nada alrededor. Es lo que yo hago y me va fenómeno.

PD.-Alguien habrá dicho hoy en el cielo: Bienvenido, mister Berlanga.

Más peace

Sábado, 13 de Noviembre, 2010

¡Educación gratis ya, que me meo tóa!

Me fijo en los muchachos que asaltaron y destrozaron el edificio Millbank de Londres, y la verdad es que van monísimos. En la mayoría se aprecia esa inconfundible elegancia de los ingleses que les permite combinar grises marengos, azules y negros como nadie. Ropa de marca, pantalones de batalla que sirven para visitar museos sin que sospechen que vienes de una obra, y zapatos fuertes y resistentes, antihumedad y con un sistema que endurece los glúteos al caminar.

En el brazo de uno de ellos se adivinan tatuajes, también divinos, de ésos que lleva mucho tiempo incrustarlos. Otro se abriga con una bufanda de cuadros que le queda bárbara. Hay uno de botines rojos, a juego con la cazadora, que parece haber saltado a la revuelta directamente desde la pasarela de la quinta planta de Harrods.

Ellas lucen de igual forma, aunque se nota que tienen mayores dosis combinativas. Las mismas marcas de ropa se funden ahora con primorosos bordados caseros, que si en vez de ser trabajo de las abuelas, fueran de ellas, ya tenían la vida resuelta.

Se distinguen grupos que sostienen pancartas y carteles con diferentes lemas. Uno de los más repetidos es Free Education Now, y no les cuento lo bien que queda allí.

Hace falta mucha educación para conseguir una sociedad tan arregladita como van ellos. Gratis, o a cómodos plazos, pero hay que luchar para conseguirla.

El problema sobreviene cuando la lucha se toma tan al pie de la letra que a esos señoritos y señoritas les da por armar una guerra como las de los mayores. ¿Pero no había tanto pacifista por el mundo adelante? Pis, pis, pis… se oye constantemente, a modo de susurro maternal que intenta provocar la micción en su retoño… que el día de mañana se hará grande.

¡Pues eso, coño! ¡Peace!

Carta a Laporta

Viernes, 12 de Noviembre, 2010

María Lapiedra, en busca de votos

Querido Joan Laporta: Aprovecho la presente para enviarte mi más efusiva y calurosa felicitación por tu último fichaje para reforzar tus actos de campaña, el de la actriz María Lapiedra. No dudamos que a partir de ahora serán unos auténticos actos sexuales.

Solidaridat Catalana, la opción política que tú abanderas, puede darse con un canto en los dientes por contar entre sus filas con dos elementos imprescindibles para construir algo consistente y a la vez abierto: Lapiedra y Laporta.

No abandones esa línea, porque el día de mañana conseguirás tener Lacasitos.

Tal como están las cosas y sabiendo lo bajo que ha caído el precio del voto, pocas personas pueden ser tan útiles a un partido político como una actriz porno. Entretiene, enseña y jamás podrán negarle que entró en la política con una mano delante y otra detrás. O ni eso, que mientras no se alcanza el poder no hay nada que tapar.

Es posible que la independencia de Cataluña, que tan afanosamente persigues, se te resista en los primeros embates, pero si perseveras, por lo menos habrás conseguido que el porno llegue al pueblo sin que le cueste demasiado, pues bastará seguir vuestros pasos en los telediarios. Tú, con unas maracas, y María, con las suyas.

Oí que la chica debuta hoy mismo en una fiesta por la independencia de un pueblo de Barcelona. Lo siento, no voy a poder asistir porque me pilla con un temporal tremendo y con olas de doce metros. No os preocupéis; vosotros a lo vuestro, que ya os leeremos los discursos en la edición catalana del Penthouse, o donde penséis publicarlos.

Nada más. Recibe un cordial abrazo y dale otro, también muy cordial, a María de nuestra parte. Te imagino gritando con ella vuestro lema: ¡Todo por la patria!

Motos y condones

Jueves, 11 de Noviembre, 2010

 

¡A Santiago voy…!

Menudo chasco se llevó el señorito Motos con Ramón Estévez, alias Martin Sheen. Lo tenía en ese programa infantil con horario para adultos que copresenta con dos hormigas, sabiendo que mientras haya niños despiertos, éstos son los reyes del mando y a los adultos les toca ajo y agua. En cualquier caso podría esperarse una buena entrevista; pero allí sólo se va a decir tonterías para los infantes. Bueno, casi siempre. El actor fue la excepción.

Sheen es hijo de Francisco Estévez, un emigrante de Parderrubias, en la pontevedresa Salceda de Caselas. Como todo emigrante, Francisco tenía un respeto reverencial hacia el dinero, de modo que si veía que alguien de su familia compraba un periódico, le preguntaba: “¿Trae algo de Ramón (Martin Sheen)?” Y si le decían que no, él replicaba: “¿Y entonces para qué lo compras?”

Lo cierto es que allí estaba el actor con su hijo, Emilio Estévez, director de The Way, la película que promocionan con Julio Fernández. Motos se apresuró a decir que la película, habla del Camino de Santiago, no de la religión católica; no vaya a ser que alguien piense que se había vuelto loco haciendo publicidad de algo sensato, y no de las chorradas que diariamente difunde.

Hecha la salvedad, creyó don Motos que tenía delante la persona adecuada para zurrarle al Papa. No se sabe por qué, pero lo creyó. Así que le pregunta por Benedicto XVI y se encuentra con una respuesta seria y cabal de Martin Sheen sobre el pontífice, que frustra las expectativas laicistas del presentador y lo sume en una gran decepción. Cuando el actor finaliza su respuesta, él comenta más o menos: “Aún así, tiene una opinión sobre los condones que a mí no me gusta”.

Entonces agradecí a mis hijos que me obligasen a ver un programa tan gracioso. Qué simpático el Motos.