Archivo de Febrero, 2010

El consejo de la doctora

Martes, 9 de Febrero, 2010

Igartiburu

Sopitas, Igartiburu y buen vino

El estrés provocado por la crisis económica es un factor de riesgo cardiovascular, advierten los especialistas.

Asustados, hemos acudido al ambulatorio más cercano, y tras solicitar algún remedio contra la amenaza, una galena muy amable nos explicó su receta de viva voz, mientras la escribía.

_Coma sin sal, haga algo de ejercicio y de prensa económica, ni los titulares.

_¿Aunque sólo sea pasaditos por la plancha en un vuelta y vuelta?

_Nada. Que los titulares los carga el diablo. Está usted leyendo la bolsa tan ricamente y puede darle un desprendimiento del IBEX 35 de ésos que no se los salta un caballo.

_Entonces, de leer analistas financieros ya ni hablamos.

_Ésos son los peores porque están cargados de colesterol.

_Entiendo. ¿Y qué más me recomienda, doctora?

_Pues mire, al mediodía se me va a tomar dos programitas de prensa rosa con agua de litines. Pero ojo, que sea prensa rosa auténtica. La de Anne Igartiburu, por ejemplo, va muy bien para la digestión. No vaya a ser que se meta usted entre pecho y espalda todo el enfrentamiento de Kiko y Mercedes Milá sin anestesia, y hagamos una que valga por dos. Todo lo que huela a tertulia donde van a saltan chispas, lo deja usted a un lado y se pone a chupar un adoquín de Zaragoza. No puede ser peor el remedio que la enfermedad. Pero en cualquier caso, aunque al principio le cueste tragarlas, haga como los ricos.

_¿Y qué hacen los ricos?

_Limitarse al Hola! y a la BBC.

_¿A la BBC? No sé inglés… en fin, como los grandes políticos…

_No, hombre, no. La BBC son las Bodas, los Bautizos y las Comuniones.

_¡Menos mal! Pero ¿cuánto tiempo me va a tener así?

_¡Huy! Hasta que se arregle lo de las cajas, el paro y la recesión… tiene usted para meses.

El director de la orquesta

Lunes, 8 de Febrero, 2010

Zapatero - Guardiola

No se puede ganar siempre

No es cuestión de contradecir a José Blanco cuando afirma que existe una campaña orquestada contra ZP. Se le supone suficiente información para apuntalar lo que dice con vigas resistentes. Por otra parte, admitirá también el titular de Fomento que sin ir más lejos, Aznar, su antecesor en el cargo, también se enfrentó a una campaña bastante orquestada. Tanto, que hizo un ruido tremebundo.

Constatado este hecho, Blanco añade que “nadie va a destruir la imagen” de ZP, y ahí es cuando el ministro ya no se ciñe a la información recibida, sino a lo que le dicta su fe. Es como si Guardiola profetiza que nadie ganará al Barça. Y fíjense que no lo hace, sino todo lo contrario.

Por otra parte, en toda la exposición, argumentación y prospección del ministro falta un factor fundamental, sin cuyo concurso es imposible obtener conclusiones correctas. En ningún momento se dice que el peor enemigo de ZP, el que más imagen le destruye y el que más campañas orquesta contra su papel de gobernante, es él mismo.

Desde que retira las tropas de Irak, hasta que regresa del famoso desayuno pro orantibus, donde citó al Deuteronomio con pinzas para no contaminarse con el teísmo circundante, ZP es su principal enemigo, porque su imagen es un monumento a la inconsistencia y a la frivolidad. Su éxito electoral se produce porque gran parte de la sociedad apuesta por esos mismos contravalores y prefiere que le hablen de una fiesta continua de colorines, y no de la sangre, el sudor o las lágrimas que toda sociedad precisa para salir adelante.

Hoy la fiesta ha terminado y ya no hay campaña que valga. La orquesta del Titanic podrá seguir atacando la pieza que más le avenga, pero con ello, sólo con ello, no evitará el naufragio.

Es cierto, hay campaña; pero el director de la orquesta es él.

Hay que hacer algo

Domingo, 7 de Febrero, 2010

100D7VIZ002_1[1]

Regresa Boyer

Doblas la esquina y un vecino te susurra a modo de consigna clandestina: “Hay que hacer algo”. Más adelante escuchas la misma frase en un corro de jubilados. También por la radio y en los periódicos. “Hay que hacer algo” es una frase que suena machacona, y que de no ser por el acendrado espíritu democrático que anima a esta sociedad, diríase preñada de intenciones golpistas.

Haylos, dentro y fuera del partido gobernante, que tienden hacia la escenificación de una crisis _ otra distinta _, una remodelación, un ajuste, unos ceses y unos nombramientos. Se suponen más numerosos aquéllos que éstos.

Más no, qué horror; tal como se cotiza el exministro, si cargamos al Estado con cinco o seis nuevos sueldos, tardaremos varias semanas más en levantar cabeza. Que sigan los que están, que al menos a ellos no se les ocurrirá cambiar la decoración del despacho, ahora que ya están hechos al color de la moqueta.

Elecciones anticipadas, clama otro grupo convencido de los efectos salutíferos de las urnas. Pero si acabamos de tenerlas y ya han visto ustedes los resultados.

_Sí, pero es que ahora todas las encuestas dicen que ZP pierde apoyos.

_Sólo faltaría que los ganase.

Las elecciones anticipadas, como su propio nombre indica, sólo son la prueba de un fracaso, del mismo modo que lo es la eyaculación precoz; o sea, la erección anticipada.

Se puede pensar en ellas, claro; pero sabiendo de partida que no nos va a salir una faena redonda, de ésas que te pasean en hombros alrededor del tálamo.

Por último, al presidente se le ha ocurrido qué hacer, sin que se trate de un golpe, una crisis, o un anticipo electoral. Ha llamado a Miguel Boyer para que le asesore.

_¡Oye! ¿Cómo hiciste tú para ligarte a la Preysler?

Espiritados

Sábado, 6 de Febrero, 2010

recesion-2008[1]

Con calle y todo

En los albores del siglo XIX hubo una mujer, Josefa de Torre, que se enquistó. Tras sufrir una serie de ataques y espasmos, con aparición de bubas y yagas supurantes, le sobreviene la pérdida de vista y de olfato. El caso está muy bien documentado porque el médico que se ocupa de ella, el prestigioso José Varela de Montes, lo describe en una monografía que todavía hoy es motivo de estudio.

El cuadro de la mujer santa y espiritada se prolonga con la aparición de vómitos que le impiden recibir ningún tipo de alimentación; ni sólida, ni líquida. Carece de orina, secreciones mucosas, sudor o saliva. La mujer no se mueve y apenas habla. El equilibrio entre gasto y aporte es 0; sin embargo mantiene el pelo negro y la piel tersa. Así permanecerá durante 43 años, siempre rodeada de sospechas sobre la veracidad de su caso, de asombro por parte de quienes lo conocen a fondo, como Varela, y del halo de santidad que muchos vecinos de los contornos comienzan a otorgarle, habida cuenta de que sus conocimientos no les sirven para explicar de forma satisfactoria cómo puede un ser vivo enquistarse en si mismo, lograr una situación de crecimiento cero y burlar a la muerte durante más de cuatro décadas.

Si en la historia de Josefa de Torre no hay fraude, la única causa terrenal que cabe es pensar en una exquisita economía de esas fuerzas con las que ella llega 43 años antes de su muerte y que distribuye a lo largo de ese tiempo para afrontar su mínimo gasto. Aún así, prueba de que hay consumo, es que finalmente muere, pues de lo contrario Josefa de Torre seguiría hoy en su cama. Enquistada, espiritada y viva.

La economía está peor. La noticia de ayer es que España se ha quedado sola en la recesión. Decrece un 0.1. No somos santos. Josefa se mantenía en 0.

Sólo lo divertido

Viernes, 5 de Febrero, 2010

513H980HXWL__SL500_AA240_

Drew Launay nos cachó

Ante una pregunta sobre la política económica española, hay que concretar a cuál nos referimos, si a la de la mañana, o a la de la tarde. ¿La que no va a reducir ni un ápice los derechos de los trabajadores, o la que se las ingenia para rebajar las pensiones a base de subterfugios contables? ¿La que presume de estar saliendo del túnel, o la que todavía se niega a acometer reajustes? ¿La de los tiernos brotes verdes, o la del páramo yermo? ¿La de Almunia o la de Corbacho? ¿La que pretende estar permanentemente sentada entre los grandes, o la que disimula no parecerse a Grecia?

La política económica española es una arcilla sin molde que adquiere la forma de quien habla. Lo es así desde aquel lejano día en el que por la mañana se nos prometió a los ciudadanos suprimir el IVA de libros y discos, y por la tarde se reculó con la promesa entre las piernas porque impactaba frontalmente contra la legislación europea que lo impedía, de igual forma que la ley de gravedad impide la lluvia hacia arriba.

En aquel momento se confirmó que no somos de leer. Ni la letra pequeña, ni la grande. No va con nuestro carácter, mucho más abierto y alegre que el triste y constreñido mundo de las normas.

Drew Launay, un escritor inglés que vive, o vivía, en Nerja, publicó varios libros sobre la xenofobia en distintos países europeos. En el que dedica a España dejó negro sobre blanco que los habitantes de la península, nosotros, despreciamos todo aquello que no sea la total diversión. “Lo que no es divertido será ignorado”. Por eso aquí no hay que dar nada por seguro, salvo los días de fiesta en el calendario. A las diez puede ser blanco, y a la una, negro. Si hoy nos preguntan por el futuro sistema de pensiones, sólo acertaremos diciendo que en efecto, existen fondas, albergues y posadas.

Amén…tir

Jueves, 4 de Febrero, 2010

Zapatero reza

¡Daos fraternalmente la paz!

La verdad es que el presidente podría haber adelantado unas horas su viaje a los Estados Unidos y así llegaría a tiempo para asistir al despertar de la marmota cuyo nombre _ Punxsutawney Phil _, se aprende a pronunciar en el mismo plazo que se necesita para saber economía, dos tardes.

La fe de ZP en la precisión de la marmota y en la eficacia de la oración tienen que rondar los mismos parámetros. Por el contrario, su conocimiento es mucho más científico que todas esas patrañas. Él es de la escuela keynesiana; cejas para hoy, hambre para mañana.

Pero si Obama está pendiente del roedor esciuromorfo, o si acude al Desayuno, él no debe perderse la ocasión de propiciar una conjunción planetaria de ésas que mandan llover en La Habana. Aunque después no le devuelva la visita a la cumbre de Madrid. Total, ya se sabe que las órbitas de los planetas son inescrutables. O como ya empieza a decir tras esta experiencia religiosa, el Señor escribe recto con renglones torcidos.

_Hola, Barack _ le dijo ayer al encontrarse ambos _. Por San Blas, la cigüeña verás _ añadió para certificar que él también relaciona meteorología y animales; ciencia y creencia.

_Hola, amigo español _ le contestó Obama _. ¿De qué va a tratar tu homilía del Desayuno?

_Te va a encantar. Arranca con citas del Génesis, de cuando Dios separa la luz de las tinieblas. Luego comento que crea los planetas… y aquí hago un paralelismo entre tú y yo.

El norteamericano da un respingo e inquiere asustado:

_¿Acaso tú la luz y yo las tinieblas, por aquello de la piel?

_¡No, hombre! _ le tranquiliza ZP _ ¡Tú Júpiter y yo Venus! ¡Tú más grande que yo, claro; que para algo tienes un PIB que te lo pisas!

El Xacobama

Miércoles, 3 de Febrero, 2010

E21F4164[2]

Cumplimentado el Xacobeo…

Para un presidente de Gobierno no tiene que ser plato de buen gusto peregrinar a una cumbre como la de Davos y decir allí que el país al que representa es serio y cumplidor. Suena como las excusas de las madres cuando hablan de sus nenes con fama de trastos:

_Mi Pedrito es muy serio y cumplidor.

Pero, señora; si su Pedrito se ha saltado las clases cuatro millones de veces, ocupa el puesto 60 en independencia del poder judicial, el 46 en favoritismo de los funcionarios públicos, el 49 en despilfarro; se carga cuatro provincias y crea siete veguerías de motu proprio… su Pedrito puede ser hasta simpatiquísimo, pero de serio y cumplidor tiene lo que una ballena de esbelta.

La imagen de ZP peregrino de Washington para asistir al Desayuno Nacional de la Oración mientras aquí se celebra el funeral por el soldado muerto en Afganistán no es una desgraciada casualidad de horarios, sino la fiel demostración de esa seriedad de la que hoy carecemos.

No es serio tener el mismo número de ministros que de ministras, como si la gobernación se hubiese de regir por las mismas reglas que una granja de pollos a los que se sexa nada más nacer. Y a partir de ahí puede pasar cualquier cosa sin que a nadie se le caigan los palos del tambanillo. Llevamos seis años en los que no ha faltado un día sin su episodio colorista y retrechero.

Ora son veguerías, ora tendencias zoofílicas que se inculcan a estudiantado. El caso es atiborrarse de estupideces para que en medio de todas ellas se pueda colar cualquier disparate y no desentone. La cosa podría haber funcionado ad aeternum si no se hubiese colado por medio la maldita crisis.

Pero aún queda una posibilidad. Peregrinemos hacia donde el sol se oculta y hagamos el Xacobama con esclavina, bordón, concha y calabaza. Ultreia et sus eia.

Había una vez…

Martes, 2 de Febrero, 2010

Profesor1964_jpg[1]

Profesor trasnochado dirigiéndose a sus alumnos

Han sido muchos años buscando las causas del fracaso escolar, la crisis de autoridad de los profesores y el carácter virginal con el que un elevado porcentaje de alumnos atraviesa el sistema educativo español, esto es, sin romperlo, ni mancharlo.

Han sido muchos años, pero gracias al actual titular del ramo empezamos a descubrir nuestros errores y cómo solucionarlos. En primer lugar, dice el señor Gabilondo, debe desaparecer esa imagen trasnochada de las aulas como lugares donde un señor habla y muchos escuchan. Aunque el ministro no ha profundizado en las reformas, es de suponer que tenderán a conseguir una reunión de cotorras, en la que el catedrático emérito de Literatura Comparada aguanta estoicamente las ocurrencias del personal durante una hora, finalizada la cual, recoge su cartera y se larga a preparar la clase siguiente; es decir, a tomarse un par de aspirinas para aguantar la cefalea.

_¿En tu clase todavía habla el catedrático? ¡Qué trasnochados estáis!

Abunda el señor ministro en una idea que seguramente le vino a las entendederas mientras veía la reposición de Mary Poppins, ya que mantiene muy convencido que las clases han de ser amenas y divertidas. Recuerden que la niñera mágica recomienda utilizar un poco de azúcar para tragar “esa píldora que os dan”.

Bueno, pues en las cátedras, igual. La Trigonometría puede ser una materia árida, pero si el profesor se hace acompañar de dos marionetas con aspecto de hormigas a las que llama Seno y Coseno, puede dar por seguro que captará la atención de los educandos y le tendrán un respecto enorme.

Unamuno, que dijo aquello de “éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote”, se vería hoy obligado a cambiar templo por circo y sacerdote por payaso.

De viuditos y jubilados

Lunes, 1 de Febrero, 2010

viudo22[1]

Trasnochado viudo de los de antes

Aclara el Gobierno que la prolongación de la edad laboral, además de estar abierta a futuras excepciones, según los sectores a los que se aplique, no tiene su origen en la crisis económica, sino en la nueva estructura demográfica española, cada vez con mayores expectativas de vida, pero también con mayor paro y menos cotizaciones. Así es.

Eso ya nos lo explicaron hace años y los que podían se buscaron planes de pensiones porque interpretaron que lo que se les estaba diciendo con todas las letras era un sálvese quien pueda.

De modo que estos nuevos anuncios ya no asustan a nadie. En todo caso, indignan cuando se comprueba que toda la carga del gasto recae sobre los de siempre, cuando no se anuncia ni la más mínima medida de contención que afecte al despilfarro, o que reduzca el déficit público; y cuando se observa que los privilegios de la clase política permanecen intactos porque ya se encarga la población de trabajar dos años más.

También se va a prescindir, por ejemplo, de las pensiones vitalicias de viudedad, en los casos donde la convivencia haya sido corta y no haya derivado en hijos. Si se muere tu pareja a los tres meses de la boda sólo eres viudito.

A todo ello se le añade una gota de modernismo que ha pasado desapercibida entre todas las novedades, pues no deja de ser curioso que se aproveche este momento para declarar “trasnochado” el concepto tradicional de “muerte del sostén de la familia”. Vamos, que si de los dos miembros de la pareja sólo ingresa uno y se muere, el superviviente que no proteste, porque los dos estaban trasnochados.

Y lo más importante, que nada de lo avanzado debe interpretarse como malas noticias, pues ya dice Corbacho que los socialistas a veces hacen cosas que parecen contradictorias, pero luego ya se ve que no.