Archivo de Noviembre, 2009

La Super Bow

Viernes, 20 de Noviembre, 2009

japon3

Perdón por Pearl Harbor

Desde hace unos días todos los analistas de política internacional, y algún que otro desocupado, se plantean tres preguntas fundamentales: Una, ¿se inclinó demasiado Obama ante el emperador del Imperio del Sol Naciente? Dos, ¿hasta qué ángulo del espinazo es admisible una reverencia en una situación así? Y tres, ¿qué es eso del bow wow, que suena a ladrido canino?

A la primera hay que responder que sí. Se ve de lejos que se encorva mucho. Si llega a ser demasiado o no, lo dirán otros factores ajenos al protocolo y cuya naturaleza desconocemos.

Segunda. En cuanto al ángulo debemos ser flexibles. De músculos y de mollera. Los dos protagonistas de un saludo como el de Obama y Akihito deben reverenciarse con el mismo grado de torcedura. O intentarlo. Así nadie protesta.

Lo que ocurre es que Obama está mucho más cachas que Akihito. No le hizo allí delante el spagat al pobre emperador, porque iba de traje; que si no, hasta le baila un aurresku. Menudo es Barack para estas cosas del protocolo. En cualquier caso, de acuerdo con nuestra modesta opinión, si el cariño es sincero, no conviene reprimirlo. Miren el caso del Dúo Pimpinella, qué bien se llevan.

En cuanto a la tercera pregunta, digamos que bow wow es el título que se le ha dado allí al tema. Todos hablan del bow wow de Obama, es decir, de la superreverencia de su presidente. Cosas de USA.

Será difícil que el castellano adopte bow wow en su jerga. Aquí ya no se hacen reverencias, y menos con tanta curvatura, jugándote el tipo, con riesgo de quedar tronchado a la altura de cualquier espacio intercostal. Quite, quite.

Quizás si Akihito viniese cargado de inversiones, más de uno se haría un chichón en la frente contra el suelo de la Zarzuela. Pero los demás no llegamos a un buen bow wow, ni hartos de vino.

¡Todos con Teddy!

Jueves, 19 de Noviembre, 2009

teddy-bautista1238773135925334256

La conga, y de Jalisco; blanco y en botella

Anda Teddy Bautista con gran mosqueo el hombre tras haberse enterado que esta noche pasada, poco después del secuestro, los piratas se reunieron muy contentos en bodas de Camacho, en orgías de ron y qaat, en saraos sin tasa, comilonas y otros juegos que mejor no les narro, por si anda la abuela despierta.

Tan grande estruendo hicieron los bucaneros de marras que hasta Teddy llegaron los ecos de la francachela.

Gritos, risas, cogorzas y melopeas se sucedían horas y horas. Todo era más o menos comprensible después de la cobranza, pero hete aquí que sonó una conga y todos se pusieron a bailarla muy agarrados. ¡La de Jalisco y otras que su iPod contenía!

Es lógico, pensó Bautista; no en vano la conga nace en África, crece en Cuba y se desarrolla en España. Pues que paguen.

Por eso vergüenza debería darles a esos piratas morenos que ni un céntimo han mandado a los actuales propietarios de la conga y de todo cuanto arpegio sobrevuele el espacio sonoro, la Sociedad General de Autores de España que el señor Bautista representa.

Podría aducirse a favor de los piratas que donde ellos bailaron la conga es una tierra ajena a la jurisdicción de la SGAE; pero esta argucia jurídica queda invalidada por la evidencia de que la fiesta fue financiada con capital español. Y ésa es una circunstancia que arrastra la carga de la prueba, como sabe cualquier leguleyo.

Aunque en otras ocasiones pudimos haber criticado al señor Bautista por un desmedido afán recaudatorio, sepa que en este caso, en el de la conga, estamos de su parte, le apoyamos, y mientras no paguen la multa de mil euros, vamos a tener una pésima opinión de los piratas.

Casi seguro que ni siquiera les felicitaremos las pascuas. Así no se puede ir por el mundo.

Indulto (y II)

Miércoles, 18 de Noviembre, 2009

escudos2

Boabdil, antes y después de indultar

En los estertores del Reino de Granada, Boabdil fue derrotado y capturado en la batalla del arroyo de Martín González, cerca de Lucena. Posiblemente esa derrota es la que le reprocha su madre días más tarde, cuando rompe a llorar como una mujer.

Protagonistas directos de la victoria fueron dos Fernández de Córdoba que obtienen por ello el derecho a exhibir en su escudo la figura de Boabdil con una cadena al cuello, símbolo de sus glorias.

Entregado al rey Fernando, Boabdil es hábilmente liberado mediante el recurso de un indulto inter reges. De modo que lloroso, pero vivo, consume sus últimos años en África, dicen que preso de una imborrable nostalgia. Vamos, que se había quedado encadenado a Granada.

La historia de Boabdil y los Fernández de Córdoba corre pareja en cinco municipios malagueños, cuyos escudos heráldicos mostraban la imagen del Boabdil encadenado. Hace algún tiempo, esa historia se interrumpió en tres de ellos, Sedella, Canillas de Aceituno y Archez, pues decidieron indultar al prisionero, que así no sólo vuelve a ser el gerifalte de Granada, sino que preside el escudo, como si fuese él el vencedor en Lucena.

Sayalonga, otro de los pueblos afectados, no tiene alcalde, condenado por delito urbanístico, y no está para plantearse estas memeces y Comares rechaza cualquier tipo de modificación. En los tres primeros se armaron de Photoshop y en tres patadas le borraron la cadena al personaje gracias un sutil sincretismo de política correcta.

Lo próximo puede ser borrarle la quijada a Caín y dibujar en su lugar un martillo de feria, de ésos que pitan si aporreas la cabeza de alguien con ellos. Abel les quedará muy agradecido, aunque la crisma se la hubiese partido su hermano de igual forma.

Si quieren otro escudo, píntenlo; pero no la mona.

Indulto (I)

Martes, 17 de Noviembre, 2009

Alakrana

La palabra del día es indulto. Lo es por dos motivos principales. Uno tiene que ver con el Alakrana; el otro, con la Alhambra. La primera mitad hoy, y Granada, mañana.

Pues bien, el caso es que se oyen sesudas opiniones según las cuales el Gobierno sólo habría podido garantizar la devolución de los dos piratas detenidos a la banda terrorista en la que militan _ tal como asegura un portavoz suyo _, en el caso de que ya hubiese decidido utilizar el recurso del indulto para salir del embrollo.

Desde Madrid se les habría dicho algo así:

_Ustedes no se preocupen. Sea cual sea la decisión del poder judicial sobre el habeas corpus de cada uno de sus compañeros en nuestro poder, aquí está el poder ejecutivo para indultarlos al instante. En un santiamén serán retrotransportados a sus condiciones anteriores al secuestro… al presunto secuestro y quedarán libres de polvo y paja ante la justicia española. Como lo son ustedes mismos, ya que ni siquiera los hemos detenido. Créannos, se han hecho tantas tonterías en torno a su caso, que una más no se va a notar. Suyo afectísimo, el Gobierno de España.

Tales conjeturas se habrían derivado de la imposibilidad cuasi matemática de acceder a las exigencias acuciantes de los terroristas sin cometer un gran quebranto de ley y de Estado. Es por ello que en el horizonte de los despropósitos sólo se atisbe un indulto claudicante y bochornoso. Y a decir amén, que hay vidas humanas en juego.

Lo que puede venir después de todo eso tiene todos los boletos para llevarnos inmediatamente a una nueva situación insostenible. En el Índico, o mucho más acá.

En fin, tampoco esperaba nadie que el conflicto terminase como en las películas, con el triunfo del héroe honrado, los villanos en la cárcel y boda de los protas en El Escorial. No, no llevaba pintas de eso.

Todos en pelotas

Lunes, 16 de Noviembre, 2009

t12profesorasvtrgrander

Sin duda alguna, las profesoras cántabras que posaron desnudas para un calendario solidario con la infancia forman un grupo de enseñantas. Salta a la vista. Lo de educadoras es otro cantar.

Ellas lo tienen claro. No lo han hecho para lucrarse, ni para lucir el palmito, sino para que unos niños tengan futuro. El razonamiento es impecable. Si se le garantiza el futuro a un niño depauperado cada vez que a una licenciada en Geografía le da por enseñar una teta, es cosa digna de ser meditada.

Podría lograrse el mismo ritmo de eficacia que alcanzó san Gonzalo, cuando hundía naves normadas a golpe de padrenuestros. Una oración, un barco a pique. Una teta, un niño salvado. Siendo así, debería incluirse en todas las facultades un cursillo obligatorio de burlesque, porque efectos tan milagrosos no deben dejarse al albur de que se les ocurra a un grupo de enseñadoras que van por libre. Eso tiene que ser oficial, y remunerado, por supuesto.

Por ejemplo. Durante todo el año se van celebrando las eliminatorias provinciales entre las profesoras participantes en busca de las 12 que mayores garantías ofrezcan para conseguir una buena acogida del calendario. Se vende en todas partes y se saca un pastón que redime de la miseria a más de cuatro. Las llamaríamos Miss Profes.

Las falleras de Xátiva también han decidido encuerarse este año en otro calendario. Sus motivos carecen de la altura de miras de los anteriores desnudos. Ellas lo hacen simplemente para financiar su falla. Esas cosas se llevan en el alma, y si la falla nos pide que nos desnudemos, ¡ni se duda!

La eficacia de la desnudez es tal, que se teme la aparición en breve del calendario de las ministras, destinado a rebajar el déficit público. No se lo pierdan. Incluye también las fotos de los ministros, por imperativo legal.

Campeón de vocación

Domingo, 15 de Noviembre, 2009

Zapatero-se-parte_de_risa[1][1]

La satisfacción del deber cumplido

En Economía estamos a la cola de Europa, en Educación estamos a la cola del universo mundo. En Idiomas, peces; en Derecho no somos ejemplares y la Religión la suspendemos fijo. Deberían darnos el premio fin de carrera.

Quizás merezcamos un notable en burbuja inmobiliaria, porque lo es; un sobresaliente en Corrupciones de segundo grado y una Matrícula de Honor en Gimnasia.

Esta última nota es demostrable, habida cuenta de la cantidad de campeones mundiales que florecen por kilómetro cuadrado. Aquí queremos ser campeones de todo, ya sea de taekwondo, del Festival de Viña del Mar, campeones de la tortilla más grande, o de los huevos más entortillados, pero siempre campeones de lo que sea.

Por ejemplo, como ya somos campeones en crecimiento del paro, ZP les ha prometido a los sindicatos mayor representación institucional. Han sido buenos y se lo merecen. Sin ellos calladitos en sus casas no habríamos llegado a este punto de paz social.

Pero la culpa no la tiene ZP, ni Bush, ni Madoff; a pesar de lo mucho que cada uno haya podido colaborar. La auténtica culpa de obtener hoy tan malas notas es por entero de don Quijote, que fue el campeón más inútil de la historia mundial. Y sabido es que don Quijote nos ha influido mucho, posiblemente más de la cuenta.

Alonso Quijano no es deportista, por supuesto, pero comparte con ellos una nota común, cual es el intenso deseo de ser el mayor en todo lo que se le cruza por la cabeza; ya sea el mayor desfacedor de entuertos, o el mejor cortador de jamón ibérico a la pata anclada.

Con lo bien que nos vendría no ser campeones en nada y más equilibrados en todo. Pero nada, seguimos empeñados en la Premier League.

Díjolo Pla

Sábado, 14 de Noviembre, 2009

Josep-Pla[1]

Pla, como si estuviese vivo

Se cumplen este año los sesenta de la publicación del Viaje a pie, de Josep Pla, reeditado por los Libreros Españoles en 1979; es decir, treinta años después de su salida de imprenta y treinta años antes de hoy mismo. Muchas felicidades.

El libro aconseja a quienes se consideren emprendedores, y a los que no, aquello que se indica en su título, un interminable a viaje a pie, pausado para no cansar y sin la ayuda de aviones, para no perder de vista el ras de la tierra que se pisa.

En ese libro de payeses y contradicciones, Pla aprovecha para ser el primer catalán en darse cuenta del peligro que conlleva mezclar los conceptos de patria, fútbol y política. Léanlo. Sobre estos párrafos suyos no parece que hayan pasado sesenta años:

_A veces surge en el pueblo uno de esos locos de tipo activo y emprendedor que tanto abundan en nuestro país, el cual les dice (a los payeses): “¡Hemos de hacer fútbol!” Y entonces surge una pasión frenética por el fútbol. Al año, o aproximadamente después de hablar de fútbol día y noche, todo se viene abajo y el fútbol desaparece. Otro año, el loco de tipo emprendedor es de tipo ciclista (…) El año que les digan: hay que andar a gatas… no le quede a usted duda: andarán a gatas noche y día.

Pese a tan desolador panorama ¡en 1949 y sin tele! Pla ofrece una escapatoria. Como es domingo, vamos a seguir copiándolo y cumplir así el precepto del descanso:

_En esos pueblos tan susceptibles ante cualquier novedad o tontería, tan fáciles de mover en uno u otro sentido, hay sin embargo una cosa salvadora: el espíritu de contradicción siempre latente. Por el mero hecho de que unos se inclinen hacia una cosa, aparecen otros que se mueven sin cesar en el sentido opuesto.

Ya lo dice Pla, por un lado Laporta, y por el otro, los que le dan con Laporta en las narices.

Tupido velo

Viernes, 13 de Noviembre, 2009

velo1

En este mundo tan tecnificado como complejo, sorprende la dificultad que entraña legislar sobre algunos asuntos de aparente sencillez. Uno de ellos es el uso de pañuelos en la cabeza de la mujer; según se trate de velos islamistas, católicos o laicos.

Ahora mismo somos incapaces de recordar cuál es el exacto criterio de las cruciales medidas adoptadas, ni cuáles se pretenden adoptar en breve. Sabemos, eso sí, que la mujer no podrá fotografiarse para figurar en el DNI con el hiyab, o pañuelo, puesto (R. D. 1586/2009).

Pero por otra parte se sabe también que unos bachilleres leridanos protestan porque a dos compañeras musulmanas se les permite llevar el velo en clase, mientras que a ellos se les prohíben los gorros. Ignoramos si se refieren a las barretinas, a los gorros polares o a las bragas militares, pero en cualquier caso, reivindican su derecho a ser caballeros cubiertos, privilegio de no menguada importancia en su día, por el poder y el postín que denotaba serlo.

No acaba ahí el desconcierto. Poco dice la ley si la usuaria de velo por motivos religiosos podrá llevarlo también mientras asiste al cursillo en pro de la buena masturbación. Quizás, tratándose de ese tema, puede despojarse de él para un mayor despendole. O por el contrario, está dispensada de ir. Por lo menos, a las prácticas.

Si además del velo, asomasen tras él dos trenzas judías a la altura de las orejas y colgase de su pecho un crucifijo realizado con madera de los olivos del Huerto, ¿podría la niña ir a clase de Química? ¿Podría ser amiga de las hijas del presi? ¿Cuándo un velo deja de serlo y se convierte en pañuelo de chulapa? ¿Un camiseta negra con Satanás en el pecho es un símbolo religioso o sólo una mamarrachada?

Todavía queda mucho por legislar y mucha casa por barrer.

La mordida sueca

Jueves, 12 de Noviembre, 2009

hobyo

Del uno al otro confín…

La teoría que defiende la negociación y la diplomacia contra el crimen por encima de cualquier acción de fuerza dinamita todas las bases vigentes de la legalidad.

Entre otros efectos perniciosos, con ella se extiende la especie de conceder a los criminales la posibilidad de ser considerados interlocutores válidos para negociar con instituciones y particulares de honrada apariencia.

Siendo así, no se extrañe si una noche denuncia un robo, y en vez de enviarle a su casa un coche de la Policía, aparece un taxi llevando atrás a un mediador. O a un cónsul, si el ladrón es extranjero. O al Botijero, si la víctima, o sea usted, es española.

_Vamos a ver. ¿Cuánto le han robado?

_Mil euros y una cafetera.

_Si le consigo 50 euros y un chocolatito, ¿nos olvidamos del asunto? ¿Hace?

Y usted acepta porque lleva media hora con el churro en el aire y está deseando mojarlo.

Estupendo. Nos hemos cargado la Justicia, o para ser más exacto, las instituciones judiciales y en su lugar hemos puesto la bonita ley del más bestia. Como por desgracia el fenómeno no fue nunca nuevo, muchas instituciones y particulares han optado por imitar a los suecos cuando se hacen los ídem. Callar la boca y mirar para otro lado.

Estamos bajo una influenza mucho peor que la gripe A, la mordida sueca. Dicen que cada año los japoneses pagan puntualmente la cuota y así se garantizan que a sus barcos no les pase nada malo en doce meses. Ya saben cómo se ponen los japoneses si no tienen su pescado habitual.

Ante este estado de cosas y a falta de Eliot Ness, fue el intocable Garzón quien se enfrentó a la mafia, a los japoneses y a los suecos. Por lo que se intuye, tiene más perdida la batalla que el Madrid en Alcorcón

Ben Wa ya

Miércoles, 11 de Noviembre, 2009

FLIYER-1

La paja pa quien la trabaja

Aviso a navegantes. Si usted observa delante que alguna delegada sindical de UGT entorna los ojos, se muerde los labios, o cruza las piernas, no crea que se está derritiendo por sus huesos. Seguramente es porque asistió el pasado lunes al congreso de la Federación Andaluza de Servicios de este sindicato, donde Olvido Aguilera repartió a cada asistente un maletín con un par de bolas Ben Wa, y las está probando.

Las bolas Ben Wa, como su nombre indica, sirven para la autoestimulación sexual; o sea, para ofrecer la respuesta adecuada al grito ¡vengua marcha pal cuerpo!

Llamadas también bolas chinas, bolas de geisha o campanillas birmanas, esas pelotillas son un objeto de uso íntimo que ni se desgastan por mucho que se agiten, ni es necesario recargar con las siempre incómodas pilas o baterías. El propio cuerpo se encarga de activarlas y ellas, agradecidas, activan el cuerpo. Por eso resulta maravilloso que la UGT andaluza haya pensado en las bolas como regalo para sus enlaces sindicales reunidas en congreso. ¿Se dice enlaces, o se dice salidas?

Si a esa encomiable iniciativa unimos los cursillos “El placer está en tu mano” que se organizan en Extremadura en pos de iniciar a los chicos de 15 a 17 años en el arte de la masturbación, comprendemos los ímprobos esfuerzos que las autoridades están realizando a favor de nuestros pecados, en concreto, de los solitarios.

Creemos acertar si decimos que el 0 por ciento de los lectores han recibido cursillos a sus 17 años para realizar con corrección la manipulación a la que se refieren los extremeños, pero tampoco tendría nada de extraño que hoy sea obligatorio asistir a uno de ellos, como consecuencia de la gilipollez generalizada que provoca entre la población la estulticia de sus actuales dirigentes. En cuanto a Olvido Aguilera, la genio de las bolas; aléjense, que salpica.