Archivo de Abril, 2009

Sinde mora

Jueves, 9 de Abril, 2009

 

200904081227171

Buena le espera a la ministra de Cultura durante el tiempo, mucho o poco, que permanezca en el cargo. Sus antecedentes pro-canon, su identificación con la SGAE, con los de la ceja, con los enemigos de los megabytes, con el cine subvencionado, con los Bardem, con los Barroso, con la España de charanga y claqueta han servido para etiquetarla dentro de la categoría “ésta no viene a hacer nada bueno”, desde el primer segundo en el que ZP pronuncia su nombre: “Ministra de Cultura, Ánge…”
Eso piensan un montón de personas que se engloban y abanderan como los internautas. Se supone que si usted navega por internet, también pertenece a ese amplio club, lo cual suena algo exagerado, pero vale. Pues eso, los internautas se han dicho que no van a darle ni cien días de confianza, ni una hora de respiro, ni un minuto de tregua, y ya le está zurrando la badana como si fuese el mismísimo Rubalcaba, que lleva más mili de ministro, que el palo de la bandera.
La van a vigilar, rastrear y perseguir como sospechosa de atracos y colgarán sus fazañas para público escarnio e inmediato desgaste político. Sus carteles de Wanted van a plagar la red. De hecho los internautas ya han deducido connotaciones satánicas en la ministra, pues ahora que se convierte en la Excelentísima Ángeles González Sinde, comprueban que leídas esas siglas al revés… ¡se obtiene SGAE! Como decía Pablo VI, el humo de Satanás se ha colado por entre las rendijas del Gobierno, pero ahora se va a encontrar con una legión de soldados dispuestos a todo, armados con el hisopo de agua bendita. De “Conan el bárbaro” a “El bárbaro canon”. Ya en todas las pantallas.
Uno de esos lugares donde los activistas se reúnen para intercambiar experiencias sobre la ministra se llama “SINDE mocracia”. Esto no ha hecho más que empezar.

Fomento y Deportes

Miércoles, 8 de Abril, 2009

becerra-blancoAdemás de don Nicomedes Pastor, el anterior lucense en Fomento fue don Manuel Becerra Bermúdez, nombrado para tal cargo en uno de los gobiernos de 1872. Lo preside otro político que borda pañuelos con las mismas iniciales que el actual, RZ; que entonces deben traducirse como Ruiz Zorrilla, tan ponderado por Galdós.
En Gracia y Justicia, también como ahora, manda un coruñés, Eugenio Montero Ríos.
Becerra sustituye en Fomento a José Echegaray, que pasa a desempeñar la cartera de Hacienda, que llevaba muy acertadamente un asturiano con temporal domicilio coruñés y que había emitido deuda pública cubierta varias veces en su valor, Servando Ruiz Gómez y González Llanos.
Es decir, que en Lugo hay tradición en ése y en algún otro cargo, pues a Becerra, matemático, masón y deportista, se le recuerda, aunque muy poco, como el Padre de la Gimnasia Española, no por hacer el Cristo en las anillas, sino por lo mucho que escribe y legisla en beneficio del ejercicio físico, que ni se llama deporte, ni está muy bien visto, quizás porque eso de sudar sin necesidad no les parece rentable o propio de hombres serios. Quién les iba a decir los millones que sería capaz de apalear un rapaz llamado Rafael Nadal con una raqueta en la mano.
La crisis que ha convertido a don José Blanco en el segundo lucense al frente de Fomento depara otra novedad, cual es ver al presidente convertido en titular de Deportes, gracias a una rara pirueta acrobática.
Becerra presidió Fomento y Deportes hace casi siglo y medio. A todo hay quien gane.
(Nota: El hecho de haberme referido al señor Blanco, anteayer como Pepiño, ayer como Pepe y hoy, como don José, no está relacionado con su nombramiento; es que somos amigos).

Historia de una filtración

Martes, 7 de Abril, 2009

luisRubalcaba convence a ZP para que Elena Salgado se haga cargo de la Vicepresidencia de Economía en lugar de Solbes. José Luis se lo filtra a Chaves, y le añade que él deja la Junta andaluza y también va de vice.
Minutos más tarde, Chaves se lo filtra a Luis Pizarro con estas palabras:
_Cucha Luis, que vamos a ser colegas. Tú ya eres vice del PSOE andaluz, y yo seré er vice de Autonomías.
Pizarro se entera por la misma filtración que en el paquete de defenestrados se incluye su adorada Maleni Álvarez, a quien él tenía por la mejor ministra de Fomento de la historia, y cuya cartera pasaba al lucense Blanco. Galicia, 1; Andalucía, 0. Mal resultado para el clan de Alcalá.
Luis lo comenta con su mujer, Elena Ruiz Márquez, la frustrada asesora de la Diputación de Cádiz, pero no por ello menos influyente dentro del poderoso clan socialista de Alcalá de los Gazules, cuya última generación ocupa ya puestos de relevancia, como son los casos de Bibiana Aído y de su propio hijo, Javier Pizarro.
Conocedora de la crisis, Elena Ruiz Márquez se la filtra a su hermano, Juan José, que también lleva en la pomada lo suyo y que está en muy buena relación con un puñado de periodistas, especialmente desde la Expo del 92, que ya ha llovido.
Juan José Ruiz Márquez se la filtra al periodista de la Ser, Antonio Yélamo, y de ahí al cosmos. Al éter, para ser más correctos.
El clan de Alcalá y la Quinta de Bibiana, como se denomina ya a esos yogurines socialistas de Cádiz, le han filtrado la crisis al presidente sin que él estuviese de acuerdo.
En este nuevo Waterguei, Garganta Profunda podría hacerse llamar Tragaderas Insaciables. Parece lo mismo, pero no lo es.
Naturalmente, todo lo anterior se lo puedo contar a ustedes porque me lo han filtrado.

Tras el frío, la crisis

Lunes, 6 de Abril, 2009

e_090405_141777501

Un titular de hoy dice: “Zapatero recupera la amistad de los EE.UU. tras cinco años de frialdad”. Si se lee muy deprisa parece un avance diplomático de primer orden; algo así como la caída del muro de Berlín, o aquel acercamiento hacia Oriente que llamaron la política del ping-pong porque Nixon logró que el equipo norteamericano de tenis de mesa hiciese una gira por China.
Estamos hechos unos machotes. Releemos: “…tras cinco años de frialdad”. Es decir, mantuvimos una guerra fría de cinco años con Washington y no nos hemos enterado. Durante este lustro los agentes del CNI, antes CESID, y los de la CIA no se hablaron. Menos mal que la astuta política internacional desplegada durante todo este tiempo ha fundido el hielo y hoy volvemos a poner los pies sobre la mesa. En este caso sería más correcto decir los zapatos. ¿También volvemos a Irak? No, no; a Afganistán.
Este fastuoso anuncio coincide con otros titulares sobre una inminente crisis de Gobierno. Le han chafado al presidente la exclusiva y ya se asegura que salen dos y entran tres, o algo así. Esperemos confirmación, porque el presidente ni ha querido decir ni mu por dos razones. Primero, por ser su costumbre en las crisis y en casi todo lo demás no decir nada; y segundo, porque estaba en el extranjero cerca de Obama.
Menuda impresión se iba a llevar Barack si escucha a su amigo español explicarse a la prensa:
_Pues sí, sale Pedro, porque es el que llevaba la economía. Y como digo yo, para llevarla como la llevaba él, bien se puede encargar Elena. También se va Maleni porque está rentabilizada. Para arreglar desaguisados, en Obras y Tierras entran Pepiño y Manolo. Si el anterior Gobierno, descontado el retoque de Bermejo y el mes de permiso maternal de Carme, me duró un año, malo será que éste…

El hijo del lazarillo

Domingo, 5 de Abril, 2009

noel0-21

Lo que no consiguen estropear los líderes mundiales, vienen los antiglobalización, antisistema, antiOtan o antiBolonia y lo rematan. Hasta ahora sólo pasaban a la historia aquellos descubrimientos, ideas o especulaciones que suponían alguna aportación o alguna mejora en positivo para el género humano, pero desde el Cojo Manteca y otros socios, el pensamiento que goza de mejor prensa y al que nadie osa criticar es el de los que proponen cargarse lo que sea, un plan de actuación que está al alcance de cualquier niño destetado, como es fácil deducir.
Sin embargo hacen club con sólo nombrarse. Por ejemplo, toda la vida ha habido antitaurinos, pero quien se proclamaba con ese título mejor que nadie, Eugenio Noel, no dejó tras de si una sucesión de plazas de toros chamuscadas, sino una colección de libros altamente valiosos, raros y olvidados. Antitaurinos como Eugenio Noel tendrán siempre partidarios, incluso entre los taurinos.
Noel, que era hijo de un lazarillo de ciego, fue atacado varias veces por defensores de la fiesta nacional y cuenta Gómez de la Serna que en una ocasión llegaron a raparle su melena, dejándole sólo una ridícula coleta que sin duda quería recordar la de los toreros.
Que ningún antitaurino o antiloquesea de hoy espere una gran novela de su biografía. Basta verlos una y otra vez en sus constantes rifirrafes con las policías de medio mundo para advertir dos cosas, que son muy jóvenes y lo jóvenes que son.
Nos tienen que explicar claro y despacio qué mérito tiene incendiar un hotel en Estrasburgo porque por allí andan los jefes de Estado y de Gobierno. Ellos dicen que están en contra; así, en general.
Bueno ¿y qué? Noel también lo estaba, dejó unos libros preciosos y encima fue él el atacado.

Michelle y Sonsoles

Sábado, 4 de Abril, 2009

04-02-obama_5821944621

Como habrán advertido, en estos tiempos de relativismo el estricto protocolo de antaño ha dado paso a un protocolo depende, y donde antes había un regla rígida y sin alternativas, hoy vale casi todo, de forma que a nadie le extrañaría demasiado compartir la mesa de una cena de sociedad con un tipo en chándal y zapatillas deportivas. Es más. Posiblemente el del chándal se convirtiese en la estrella de la noche.
La cumbre de Londres ha servido, entre otras cosas, para mostrarnos en toda su extensión el arco de posibilidades, el que va desde Sonsoles Espinosa, que ni apareció por allí, hasta Michelle Omaba, que no sólo se presentó con su espléndida humanidad y sus brillantes trajes monocolores de Isabel Toledo, sino que también le plantificó a la reina Isabel II un abrazo tan cariñoso como heterodoxo.
Los antiguos alumnos de Carlos García-Calvo sabemos que eso de medirle el perímetro corporal a la reina es una operación que está reservada a Felipe de Edimburgo y a su ilustre sastra, cada vez que hay que renovar el vestuario de la monarca.
Pero Michelle sabe de protocolo lo justito, lo que pudieron enseñarle la última tarde antes del viaje, como hizo Jordi Sevilla con los econocimiento económicos de ZP. Cómo serán de grandes sus carencias que la tesis de graduación de la señora Obama en Princeton se titula “Negros educados y la comunidad negra”. ¡Dos veces la palabra negro en una frase de seis!
La diferencia entre Michelle y Sonsoles, entre la que se acerca a la reina hasta achucharla y la que ni viaja, radica en que la sureña de Chicago es la primera dama de los Estados Unidos y como tal tiene un papel protocolario que cumplir, mientras que Sonsoles es la esposa del presidente del Gobierno español y se puede escaquear cuando no le gusta el plan. Se nota que la cumbre no le hacía mucha gracia.

Viene el Cefe

Viernes, 3 de Abril, 2009

solbes

La cumbre ha parido y nuestra primera reacción, tras conocer la buena nueva, ha sido acordarnos de Samaniego y de su parto de los montes. Recuerden: “Después que con bramidos espantosos / infundieron pavor a los mortales, / estos montes, que al mundo estremecieron, / un ratoncillo fue lo que parieron”.
No, no puede ser. Si se repasan con atención los acuerdos, cualquiera puede advertir que en la gran mayoría de ellos hay muchas honduras y mucha costa rica. Otra cosa será hasta donde se lleven, o hasta dónde se puedan llevar.
En los aspectos más tangibles sobresalen esos cinco billones de dólares con los que dicen que se acaba todo. Al conocer los niveles de inversión que se están realizando día a día en un solo punto de la tierra, como es Dubai, cuesta trabajo creer que todo radique en esa cifra, que por grande que parezca, no lo es tanto en términos absolutos. Alguna familia arreglará su cesta de la compra, pero todas…
Es curioso que otra de las soluciones pase por crear el Cefe, o sea, el Consejo de Estabilidad Financiera Española, que vigilará el comportamiento de las entidades financieras, pondrá multas y comunicará al Banco de España y al Fondo Monetario Internacional quién estuvo bien, quién estuvo mal.
Es de suponer que cuando hayamos salido de ésta y venga una nueva crisis, fundarán otro organismo que a su vez vigile el comportamiento del Cefe, algo así como el Policefe de modo que siempre nos quede el recurso de pensar que no nos vigilamos lo suficiente.
Ni paraísos fiscales, ni secretos bancarios. Esperemos que las claves de las tarjetas sigan siendo secretas.
Cinco billones y el Cefe. Vaya birria de crisis. Eso casi lo paga Dubai por un día de trabajo.
Vigilen a dónde va ese dinero, que aquí ya nadie se fía.

Cuestión de protocolo

Jueves, 2 de Abril, 2009

e_090401_220426361En la fotografía oficial todos los líderes del G-20 posan formales y uniformes. Se les supone colocados en los puestos donde los vemos después de haber practicado con ellos un riguroso protocolo de acuerdo con su relevancia, veteranía o representación.
En el ejército nos alineaban por estatura y en clase, por orden alfabético. Los conductores exigentes suelen distribuir a los pasajeros que llevan de paquete fijándose en su peso estimado en arrobas y sentándolos a izquierda y derecha, para que el coche no circule desequilibrado. En los aviones el orden se establece según el poder adquisitivo. Delante, en business class, los que lo tienen más grande; y detrás, en tourist, los que lo tienen más pequeño. Las empresas presumen de fichar a los más listos, aunque todos sabemos que los más listos tradicionales son los abogados del Estado.
El protocolo es el método que permite hacer una foto de familia de un grupo de jefes de Gobierno sin necesidad de fijarse en la altura, el apellido, la gordura, la cartera o la inteligencia de cada uno de ellos. Lo que ocurre es que una vez cumplimentada la foto, los personajes que aparecen en ella comienzan a estirar el cuello, precisamente para pillar más cacho en las fotografías restantes.
En Londres se dan cita los pesos pesados actuales de este oficio. Sarkozy, Obama, la imprescindible Alemania y la emergente China. Para contrarrestar el tirón natural del norteamericano, el francés se presenta desde el arranque formando el eje franco-alemán y apostando por medidas efectivas que impidan la reflexión más repetida entre los ciudadanos, siempre que se convoca una cumbre de este estilo: “Al final acabaremos pagando la crisis los de siempre, nosotros”.
No está mal intentarlo, pero van a necesitar que se imponga un nuevo y meticuloso protocolo para cobrárnoslo con justicia.

Quiroga y Uriarte

Miércoles, 1 de Abril, 2009

arantxa1

La ortodoxia vaticana va a estar mejor representada por la presidenta del Parlamento vasco, doña Arancha Quiroga, que por el obispo de San Sebastián, monseñor Juan María Uriarte. Si esto no es una revolución en toda regla, que baje san Ignacio de Loyola y lo vea.
Viene a ser como si Albert Boadella se convirtiese mañana en el conseller de Cultura i Mitjans de Comunicació, y Melendi, en el abad de Montserrat.
O no. Mejor como cuando Rouco era arzobispo de Santiago y Toñi Vicente vendía las vieiras más gordas de Galicia a precio de berberecho.
Quiroga, o sea, la presidenta del Parlamento vasco, no Quiroga Palacios, es un mujer hecha y muy derecha, a la que un día llamaron la niña de los ojos de Aznar; lo cual nos recuerda tremendamente a la Chacón para con los de ZP. Las dos caperucitas van bien encaminadas. Una en el legislativo y otra en el ejecutivo, pero bien.
De Quiroga es admirable su férrea voluntad de ir contra corriente en un terreno inhóspito, no tanto por el terreno en si, como por algunos de sus paisanos que decidieron hacer de aquella tierra un saloon con un sheriff amañado.
Casos así, como los que arrostran Arancha Quiroga, Juana de Arco, o Madame Curie, son equiparables a los de Misiones, pero sin salir de casa. Durante años doña Arancha tuvo que sentirse como esa Caperucita atravesando el bosque del lobo. Parece ser que encontró la salida. Loado sea el Señor.
Sin embargo, el papel de Uriarte diciendo lo mucho que sufre porque los familiares de los presos vascos tienen que desplazarse un porrón de kilómetros a través del bosque para visitar a sus seres queridos, qué quieren que les diga, no parece una causa que levante demasiados entusiasmos.
Especialmente a Caperucita.