Archivo de Noviembre, 2008

Notorios sin placa

Jueves, 20 de Noviembre, 2008

Santa Maravillas, patrona de los notorios sin placa, no tuvo que superar el proceso de los abogados del diablo, que se oponían, por oficio, a cualquier canonización. No le hizo falta porque Juan Pablo II abolió el cuerpo de estos procuradores fiscales en 1983 y ella recibió la santidad veinte años después, de manos del mismo Papa.
El caso es que superó la prueba y subió a los altares. Lo que no superó fue la Mesa del Congreso, que ha de estar formada por gente mucho más rabuda que aquellos abogados del diablo que deambulan por dos novelas de Morris West, la así titulada y Las sandalias del pescador.
Pese a todo ello, la notoriedad de Santa Maravillas ha recibido un impulso propagandístico en el último mes que para sí lo quisiera cualquier ocupante de peana. Ni el instituto entero para la Propagación de la Fe habría podido hacer más en menos tiempo.
Por su notoriedad anterior ya había recibido el apoyo del PP, del PNV, de CiU y del propio Bono para contar con placa en el lugar de su nacimiento. Noble cuna, sin duda. El Congreso. Y muy política también; no en vano Luis Pidal, el padre de Maravillas, fue ministro de Fomento, y como Paco Vázquez, embajador ante el Vaticano.
Pero nada, ni la anterior fama, ni la que ganó en lo que va de noviembre, sumaron la suficiente notoriedad para merecer placa en el Congreso, no fuera a ser que se deslaicificase al instante. Para darle una calle no habría tanto problema. Hoy se las dan hasta a asesinos confesos.
Pero con razón o sin ella para el homenaje, insistimos, Santa Maravillas se hecho a pulso con el título de patrona de los notorios sin placa, o como abogaba don Rufino Sotelo Miñambres, patrona de los Héroes Anónimos, que por fuerza han de muchos más que los Héroes Reconocidos. 

Los enterados

Miércoles, 19 de Noviembre, 2008

El 20-N de este año no es el de 1975, pero se le parece bastante ante la profusión de diarios que llevan a portada la misma noticia: Franco ha muerto, y la misma conclusión: Bueno, pues ahora vendrá la democracia. Se ve que estas cosas llevan su tiempo.
El hombre que lo certificó hace 33 años fue el doctor Vicente Pozuelo Escudero. El que lo hace ahora es Baltasar Garzón Real. Del doctor Pozuelo se dijo sí, que era franquista hasta las cachas, pero nadie le afeó su valía médica. De Garzón ya han escrito que se ha llevado un batacazo profesional. Y no es verdad. La prueba es que sostiene lo mismo que Pozuelo. Algo más tarde, pero lo mismo.
Parece una tontería, pero no lo es. Garzón, en sus ansias infinitas por garantizar la buena vecindad entre los españoles, ha armado un pifostio nacional para acabar dándose por enterado de que efectivamente, Franco había muerto y con él, su régimen. A ver si nos damos todos por enterados.
Y hablando de otro asunto, que éste hiede, no me dirán que no es trascendental la misión encargada a Aído para que dé su enterado sobre el impacto que producen en el género _ ya saben, masculino, femenino y neutro _, los textos legales del Gobierno.
Una vez que pasan por las manos de Aído, ésta se encarga de ponerles el Nihil obstat y entonces los decretos, proyectos de ley o enmiendas, ya pueden seguir el trámite parlamentario.
Así ha ocurrido con Elena Espinosa y sus medidas contra la sequía. Aído las ha mirado por abajo y por arriba, y viendo que en nada atentaban contra los principios fundamentales a los que ha jurado consagrar su vida, emite el enterado con el dictamen del equipo médico habitual sobre la ley: “No tiene impacto en el género”, o sea, Autorizada para Todos los Públicos. Si diese dos litros de agua a los hombres y uno a las mujeres, sería 4 Gravemente peligrosa.

Orwell/Reid

Martes, 18 de Noviembre, 2008

Acuciados por la polémica, los corresponsales extranjeros en Cataluña se ven obligados a ratificar lo que su colega Michael Reid escribe en un medio de la competencia, The Economist.
Su tarea es ver y contar, pero ahora les ha tocado hacerlo para medios que no son los suyos, que es donde les pagan.
Que sí, que Michel Reid no es ningún piernas, ni ningún vendido. Que llegó, vio, habló y escribió con profesionalidad, rigor y criterio. Y si algún gobernante catalán se ha picado con lo que Reid escribe, se debe fundamentalmente a que es verdad. Les llama paletos y lo son.
Sólo un paleto de boina muy calada, viene a decir Reid, es capaz de arrojar por la borda la tercera lengua más hablada del mundo _ pongamos que 500 millones de personas _, y sustituirla a todos los niveles por otra que será muy suya, pero que tirando de largo, sólo sirve para comunicarse con 10 millones. Eso, por mucho pringue con el que se aderece, es muy difícil de vender a nadie que no sea igual de paleto.
El amor por el catalán nada tiene que ver en todo ello, precisamente porque quien ama un idioma, ama todos. Esto tiene que ver con odio y sentimientos mezquinos, con nostalgias de dictadura y con prácticas policiales que se ejecutan, no contra los delincuentes, sino contra los hasta ahora honrados ciudadanos. Por eso Reid se pregunta cómo una sociedad tan pujante como la catalana ha podido caer en tamaño desatino. Y trata de darse respuestas.
Él se extraña de que sus conclusiones hayan causado tanto revuelo, porque las ha leído en la prensa española docenas de veces. Quizás tuvo que venir Reid como un paracaidista _ sin vinculación con España, fue elegido por saber español _, para que muchos lo vean como una verdad objetiva. Paletos que somos.

A mandar

Lunes, 17 de Noviembre, 2008

Todo aquel que no cante los éxitos de ZP en la cumbre de Washington, o quienes no lo consideren un éxito diplomático español, corren el peligro de verse incursos en un proceso público por desafección a la patria, lindante con el delito de traición. De los trámites se encarga Sopena, que desde hace tiempo se ha erigido en el sumo hierofante turiferario de presidencia.
A esos extremos llega el culto que está recibiendo la personalidad del actual jefe de Gobierno, cuya imagen tratan de asimilar al progresismo, a la cordura y al modelo ideal de la buena administración. Los fieles que adoctrina Sopena no toleran que al jefe se le afeen sus gestos y decisiones.
Si desde las alturas se ordena que la presencia española en Washington sea considerada con la misma relevancia y el mismo respeto que la toma de Granada, sea. Cantemos juntos el salmo “Loor al presidente español, que está hecho un sol”, y dejemos de especular sobre el precio que le ha costado la silla.
¡Qué manía la de andar preguntando siempre los precios! La silla salió por la cantidad en la que suelen salir estas cosas. Alta.
Las sospechas las enciende Le Fígaro cuando escribe la supuesta frase que ZP pronuncia ante Sarkozy: “Te daré todo lo que me pidas”, que de ser cierta, está plagiada de Emmanuelle, cuando la protagonista termina aquel cursillo de educación sexual que se fue a hacer al Viet Nam.
Otros creen saber que la frase no fue exactamente ésa, sino que el presidente le dijo: “Pide por esa boquita”, a lo que Nicolás respondió: “Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos”, con un marcado acento francés.
En cualquier caso, sepa el padre Sopena que todos los vecinos hemos valorado en muy alto grado la presencia de nuestro conductor en la cumbre. ¡Y qué barata salió!

Ahora son sinónimos

Domingo, 16 de Noviembre, 2008

La Academia de la Lengua Vasca, o Euskaltzaindia, emitió hace años un desapasionado informe sobre el significado de Euskal Herria y sus diferencias con el término Euskadi. Entendían los señores académicos que bajo la primera denominación se engloban territorios en los que se reconocen rasgos culturales comunes, pertenecientes a dos comunidades autónomas dentro de España y a otro estado, que es Francia. Por su parte, como Euskadi se define tan sólo a una de esas comunidades españolas, también llamada País Vasco, antes Vascongadas y antes Vasconia.
Ante el presente caso de los futbolistas que han sido hábilmente aconsejados con el fin de que reclamen el primero de esos nombres para su selección autonómica, Ibarretxe no ha sido capaz de citar el informe de su Real Academia, ni de decirles que se llamarán así cuando un día Francia y España dejen de ser lo que son y exista esa división administrativa.
No, ni mucho menos. Les ha dicho que para él, para sus íntimas entendederas, Euskal Herria y Euskadi son la misma cosa y en consecuencia, se apresten a jugar contra Irán con la mente puesta en su particular sinónimo.
De paso, el presidente podría haber firmado también el decreto de disolución de la Real Academia de la Lengua Vasca, porque a la vista de la nula atención que les merecen sus informes a unos y a otros, con la desaparición del organismo se ahorrarían un pastón en estos tiempos de crisis, y además no incurrirían en contradicciones con sus sabios más preclaros que sin duda ocupan los sillones de la docta institución.
Eso de tener una academia propia es motivo de profundo orgullo, pero si el presidente es el primero en tomarse a chirigota lo que la academia determina, no se extrañen que desde fuera tampoco les tomen en serio.

Hologramas

Sábado, 15 de Noviembre, 2008

Una señora se ha divorciado porque su marido le ha puesto unos cuernos virtuales, algo muy difícil de entender en el siglo XX, pero absolutamente propio del XXI, donde la realidad está siendo sustituida por la virtualidad a pasos agigantados.
Para que lo entiendan los de ambos siglos, aclaremos que el marido de esta prójima se lo hizo con una meretriz que no existe, que no tiene ni carne ni huesos; ni bultos ni huecos, tal como se entendía un cuerpo humano capacitado para poner los cuernos a nadie.
Sin embargo, hoy esas circunstancias no son óbice de nada. Tanto te la pueden pegar con una gachí, como con un país, con una selección de fútbol o con un peliculón. Todo virtual, etéreo e inexistente.
La señora ligera de cascos no tiene edad, sino pixeles. El país no existe. Lo definen unos tíos y ya está. La selección de engreídos tuercebotas maleducados, tampoco. Ni siquiera saben cómo se llama, ni qué territorios ocupa, ni qué Hacienda les paga. No saben nada porque son virtuales, y a saber lo que piensa en la actualidad un ser virtual.
Tal como preguntaban en Enredo, ¿se estará riendo a mandíbula batiente la pilingui virtual que ocasionó el divorcio? ¿Le habrá puesto un disco duro su cliente corpóreo? ¿Logrará un segundo matrimonio la intrépida dama coronada?
Y lo que más nos importa, ¿hasta cuándo los asuntos virtuales tendrán más predicamento político que los reales?
A la mayoría de los seres humanos, el hecho de que exista Euskal Herria, o la Manga del Mar Menor, nos la trae bastante floja, la verdad. Que jueguen al fútbol o dejen de jugar, también. Incluso si se quieren llamar Selección del Séptimo Cielo lo veríamos con indiferencia. Pero de ahí a que nos dejemos engañar por entelequias virtuales… estamos escarmentados desde que murió la mamá de Bambi.

Suerte. maestros

Sábado, 15 de Noviembre, 2008

Las primeras noticias sobre los discursos a debatir en la cumbre nos presentan dos mensajes abiertamente opuestos. En las próximas horas se confirmará si han chocado, fundido, o anulado, y seguimos a la espera de nuevas medidas en sucesivas reuniones.
El de ZP se titula socialdemócrata, con mayor intervencionismo en el sistema financiero, más Estado y menos mercado. El de Bush sigue siendo el capitalista, con reformas que lo perfeccionen y que garanticen el mantenimiento del libre mercado sin grandes mermas. Faltan otros muchos por exponer y sobre todo, por substanciar.
El público afectado no se va a convencer por las etiquetas, sino por la eficacia de las medidas, de modo que se aguarda un fin de semana apasionante.
Sería un grave error pensar de antemano que de la cumbre van a salir dos grupos, el de los ganadores y el de los otros. Si alguien pierde, que sea el que expone sus habilidades políticas, nunca los ciudadanos a los que representa. Como mala cumbre pasará a la historia si ocurre todo lo contrario.
Ya nos advierten, y somos conscientes de ello, que no será la panacea de nada y que se necesitará más trabajo y más reuniones. De acuerdo, pero arréglenselas como sea para que cuando acabe, podamos oír una voz unánime de esperanza y sensatez que nos haga sentir orgullo de nuestra clase dirigente porque ha sabido estar a la altura de las circunstancias.
Hacemos votos para que así lo repitamos el próximo lunes, por mucho que el escepticismo juegue en contra del optimismo.
En cualquier caso, no parece la mejor estrategia de éxito ir allá echando las culpas al adversario político e intentar salir de rositas como si se perteneciese a otro planeta.

Sin muertos

Jueves, 13 de Noviembre, 2008

Una de las consecuencias de la escasa altura dialéctica en los gobernantes es el incremento en el consumo de bastoncillos para los oídos. Siempre necesitas tener uno cerca, porque como no das crédito a lo que escuchas, crees que se te han taponado y hurgas en ellos como un poseso.
En esta ocasión, a pesar de los bastoncillos, no logré confirmar si había oído lo que había oído a la ministra de Fomento, o todo se debía a la dureza que se adquiere con la edad. Recurro a la red y allí estaba, colgada de Radio Nacional para satisfacción mía y de otros presuntos sordos.
Pero no, no me habían fallado ni el estribo, ni el yunque, ni el martillo. Ciertamente Magdalena Álvarez había achacado a un diputado de la oposición que hablase del número de muertos registrados en una carretera para justificar su peligrosidad, porque ella misma era huérfana de padre por culpa de un accidente de tráfico; que es como si el ministro de Sanidad rechaza hablar de un brote epidémico porque tiene a un cuñado en observación.
La señora ministra fue víctima colateral de un terrible accidente de tráfico que la dejó sin padre. Absolutamente lamentable; pero a todos nos basta echar una superficial mirada alrededor para toparnos con cincuenta casos similares. Claro que son dramas humanos, señora Álvarez; pero su memoria también sirve para reclamar el arreglo de las carreteras, para extremar la prudencia, incrementar la vigilancia y luchar contra esa especie de honrados ciudadanos que en cuanto suben a un coche se convierten en asesinos potenciales.
No escamotee los muertos, señora ministra. A su padre no le gustaría. Él hubiera preferido verla crecer desde esos tiernos siete años en los que la dejó. Verla triunfar, y asistir a su toma de posesión como ministra de Fomento, para mejorar vías y caminos.

Seis vituperios seis

Miércoles, 12 de Noviembre, 2008

Será por la humedad ambiente o por la crisis, pero el caso es que la recolecta de insultos ha dejado en las cestas una buena cosecha. Y todo durante una sola jornada. Veamos seis de ellos:
-The Economist describe a Jordi Pujol como un cacique, lo cual ha enfadado mucho al gobierno catalán. Tanto que exige al periódico inglés que rectifique. Quiere que le llamen sólo corifeo.
-Santiago Carrillo cree que Losantos, Moa y Vidal son despreciables, aunque el epíteto va directamente dirigido a este último por su libro “Paracuellos-Katyn”, donde dice aportar pruebas de su implicación en la matanza. Es decir, lo que Carrillo desprecia son las pruebas.
-A Javier Sardá le parece casposo que Pilar Urbano entreviste a la Reina. Exacto, lo que mola es entrevistar a Pozí y a Yola Berrocal 69 veces al año.
-Marisabel Rodríguez, ex-mujer de Hugo Chávez, insiste en acusarlo de violencia, persecución y hostigamiento contra ella, y de machismo, corrupción y mesianismo contra los venezolanos; lo cual pone de manifiesto que resulta mucho más fácil separarse de un marido que de un dictador.
-Repetimos protagonista, esta vez a la inversa. César Vidal dice de la ministra Chacón que “ni es hombre, ni tiene honor”. La primera parte es una descripción. El insulto viene en la segunda.
-En su último libro, el escritor argentino Juan José Sebreli ofrece otra muestra de vituperio descriptivo. En él califica de idiota político al Che, de quien añade haber sido sólo un aventurero y un líder egocéntrico. Sebreli rechaza que se trate de ningún insulto hacia Ernesto Guevara, sino de una descripción, que es lo que se suele argumentar cuando todavía quieres hacer más daño.
_Es usted un oligarca casposo y despreciable, pero no se moleste porque no le insulto, le describo.

Oxforvisión

Martes, 11 de Noviembre, 2008

Se acercan las fechas navideñas y con ellas, toda esa catarata de cursilerías a las que nos tienen acostumbrados en los últimos tiempos. ¿Habrá algo más cursi que un ayuntamiento que prohíba la palabra Navidad? Sí, el de Oxford lo ha conseguido, porque no sólo la prohíbe, sino que intenta sustituirla por una rotunda memez como es llamarla el Festival de las Luces de Invierno, que es como si al Ramadán le llaman la Dieta Diurna de las Barriguitas Vacías.
Y todo eso en Oxford, donde se supone que sus habitantes han de tener dos dedos y medio de frente, aunque sólo sea por ósmosis universitaria. Pues no señor, allí se ha perpetrado la gansada; entre el colegio donde dio clases Lewis Carroll y el colegio donde enseñó Tolkien. Vamos, que Alicia y Frodo se han liado para aderezar una ensalada pazguata en el país de las maravillas.
Cómo será el pitorreo de enorme que hasta los portavoces de las comunidades musulmana y judía han salido al paso de tan ocurrentes chiripitifláuticos para interesarse por los días que llevaban sin tomar la pastilla y para mostrar su molestia por el hecho de compartir una comunidad en manos de personajes con tan pocas luces, por mucho que al festival ese de marras se las cuelguen del arbolito.
La iniciativa oxfortina está en la línea caótica tan en boga, desde que se ha descubierto que la ignorancia puede ser igual de rentable que el conocimiento; apoyándose en lo cual, defienden que con cuatro payasadas mal pespunteadas se puede hacer la competencia con ventaja a la Filosofía, a la Literatura, a la Historia y a la Oratoria juntas. ¡Y encima, en Oxford!
Chiquilicuatre fue un adelantado de su tiempo. Dentro de unos años no es que gane Eurovisión. ¡Gana las oposiciones a Notarías! Y usted que lo vea. Merry Christmas.