Archivo de Junio, 2008

Una Heineken, por favor

Sábado, 7 de Junio, 2008

La principal cervecera española es holandesa. Se llama Heineken y en su grupo figuran, entre otras, las marcas Cruzcampo, Buckler y El Águila. La empresa se ha hecho eco del llamamiento de Hazte Oír en contra del programa de la Sexta, Salvados por la Iglesia, y dando un paso al frente, como hacen los voluntarios de la misiones arriesgadas, ha decidido retirar su publicidad para que Buenafuente y su insufrible Follonero les tomen el pelo a los cristianos y se burlen a gusto de sus creencias, pero sin su dinero.
A eso se le llama tener las ideas claras y los pies en el suelo, pues aun a sabiendas de que la medida les puede costar alguna deserción de consumidores adoctrinados en el escarnio, apostó por ser la primera marca que se desentiende de esa panda de chiquilicuatres con ínfulas de revolucionarios que se ríen de cuanto ignoran.
Ánimo y a aguantar el tirón, porque otros muchos se harán forofos de la botella verde.
Algo de todo esto tenía que saber un hombre que permaneció secuestrado durante años por las milicias de Beirut y que dijo al ser liberado: Me vendría bien una Heineken.
Parece ser que la cerveza elaborada desde 1864 por Gerald Adriaan Heineken, y sus sucesores, claro, se lleva bien con la libertad; porque por muchas vueltas que le dé a la cabeza el Follonero y por muy gracioso que se tenga su amigo Andreu, el ideario inspirador de Salvados por la Iglesia no responde a ninguna bandera de inspiración democrática, sino a los turbios intereses de los nuevos totalitarios que han decidido arrasar con la institución más veterana de Occidente, denostando sus valores, la tradición, el símbolo y el conocimiento, para ponerse ellos, que son más chulos que las antiguas pesetas. Pues eso, pesetas de Heineken, ni una.

Ya es oficial

Viernes, 6 de Junio, 2008

Hace tiempo que la política lingüística de las comunidades donde el castellano comparte oficialidad con otro idioma ha rebasado claramente los límites del sentido común y vaga a sus anchas por los campos inciertos de la desilustración, el cesarismo y la antinomia en aras de vaya usted a saber qué estupendo futuro monolingüe.
Quienes así actúan tienen la potestas, evidentemente, pero no tienen la autoritas, que los romanos distinguían con tanta claridad como razón. La primera está relacionada con la fuerza y la imposición. La segunda, con el convencimiento y la persuasión. Un gobernante dotado sólo con potestas será un tirano. Un gobernante con autoritas será un líder.
Esto es así desde los tiempos de Carracuca y lo seguirá siendo mientras no logren desactivar en el hombre su capacidad de raciocinio que lo distingue de otros bípedos.
Si además de contradecir estos básicos rudimentos de gobernación, sus decisiones se ven acompañadas de coacciones, amenazas o bravuconadas de grupúsculos afines, ya no quedan dudas de que nos encontramos ante un indeseable ejercicio de abuso caprichoso.
El director general de Air Berlin ha saltado ante la complacencia general que observa a su alrededor para decir en frase corta y contundente: “Hoy el castellano no es una lengua oficial” que habrá removido en sus tumbas a don Gonzalo de Berceo y a don Miguel de Cervantes, por citar tan solo a dos de los perjudicados.
Si a partir de ahora El Quijote hay que estudiarlo en el apartado de lenguas extranjeras y hay que mandar los niños a academias donde reciban educación suplementaria en castellano para que se desenvuelvan con soltura por toda la península, alguien debería colocarse unas hermosas orejas de burro.

Cantantes sordos

Jueves, 5 de Junio, 2008

Paco Ibáñez canta al lobito bueno, la bruja hermosa y el pirata honrado porque una vez soñó el mundo al revés. Hoy sería prácticamente imposible que le volviese a ocurrir, tal es la confusión que existe entre el revés y el derecho. Y si no, que se lo pregunten a Víctor y a Ana, que aun no saben muy bien qué hacer con el dinero cobrado, porque ellos, trabajar trabajaron. Mucha confusión, ya decimos.
La presidenta del Constitucional se corroe también entre gordísimas dudas por saber si estará actuando del derecho o del revés.
De Coslada ni hablemos. Ésos sí que tenían claro donde está cada cosa.
Chiquilicuatre a Eurovisión, ERC al Congreso, y Raúl fuera de la selección. ¿Para qué quieres soñar un mundo al revés si lo ves todos los días en los titulares?
Para mediados de junio se anuncia otra de estas genialidades de última hornada. Batasuna va a poner contra las cuerdas al Gobierno revelando el contenido de las negociaciones de Loyola, cuando en las películas es la policía la que consigue pruebas incriminatorias contra los delincuentes y gracias a ellas, los trincan. Tranquilos, no les creeremos.
Padres y profesores acosados por menores; médicos y enfermeras, por pacientes, si se les puede llamar así. Hasta los carteristas son hoy víctimas de constantes robos y cualquier día los bomberos se van a subir a los árboles y tendremos que ir con una escalera para bajarlos.
Lo del lobito bueno y el príncipe malo pierde impacto si lo comparamos con el mundo al revés que existe fuera de los sueños. Quizá sea reflejo de una excesiva igualdad de oportunidades, o de cualquier otro desajuste histórico; pero aun así, Ana y Víctor deberían devolver el 0,7 de Toledo, y ya los siguientes millones cobrarlos libres de Tercer Mundo.

Cada nuevo botón

Miércoles, 4 de Junio, 2008

Para los regalos de cumpleaños suelen ser muy socorridos los aparatos de última tecnología, aquellos que incorporan nuevas funciones y nuevas posibilidades de ejecutarlas, cada vez con gestos más sencillos: con la voz, echándole el aliento al ordenador, guiñándole un ojo…
Los odio.
Con todos mis respetos, pero los odio. Uno es así de bruto y cada año más.
_¿Y usted cómo llegó a cumplir 116 años?
_Pues ya ve, un poquito cada día.
Tecnología, poquito a poquito.
Aunque después acabas cayendo, que es lo peor.
Para los de pizarrín de piedra, salivazo y codo, la tecnología ya ha saciado con suficiencia las más altas aspiraciones personales jamás imaginadas.
Socialmente debe seguir su camino, de acuerdo; hay que fomentar la investigación por lo de las enfermedades y todo eso, ¿pero no podría guardarse algo más de respeto hacia los trogloditas que carecemos de dotación genética para adaptarse a las nuevas tecnologías? Pregunto.
Hoy, cuando es muy fácil que cualquier causa adquiera carácter universal, los afectados por esa carencia biológica sólo necesitarían unas cuantas firmas para organizar una asociación de perjudicados, algo así como la International Hartevale (Hartos de Tecnología, Vacíos de Letra), a la que cualquier fabricante debería consultar antes de incorporar un nuevo botón al móvil, o al salpicadero de las duchas de los hoteles. Y obtener su visado, of course.
Confieso que estos síntomas de insuficiencia tecnológica comencé a sentirlos hace treinta años, con la llegada de las primeras pantallas de trabajo. Al cabo de un año de usarlas a diario, se me habían corregido defectos de la vista, cuando al resto de colegas se les agravaban. Aquí hay algo raro, pensé.

Crochet al rostro

Martes, 3 de Junio, 2008

La moción ética que recorre los ayuntamientos vascos es una especie de referéndum municipal donde se tensan las cuerdas políticas para ilegalizar a los violentos.
Es decir, una completa utopía, pues si damos por sentado que una consulta democrática sólo tiene validez cuando se produce con los requisitos necesarios para votar en libertad, precisamente sin violencia; la moción naufraga en su propia contradicción, agarrada al madero de las buenas intenciones.
Se trata de averiguar quién está libre de sangre, y en todo caso, quién está dispuesto a jugar limpio. Como si no se supiese de antemano. Estamos ante una tontada de confesionario con el No matarás.
De momento la moción pierde en más consistorios de los que la apoyan, hostia mediante que el concejal socialista Vicente Itxaso recibió de parte de un energúmeno al que la prensa le concede una filiación política y todo.
Se nota que los partidarios de la violencia son auténticos partidarios.
_Toma _ le dijeron al pobre Vicente segundos antes de partirle la cara_. Para ti y para todos los que como tú administráis la violencia como os conviene; menos ahora, que es cuando me conviene a mí.
Y vuelta a empezar.
En esas condiciones, ni siquiera una votación municipal puede verse libre de la coacción, de la amenaza y de los crochet de izquierda. Por lo tanto, su valor democrático deja mucho que desear. Empezando porque no se explica cómo pueden ocupar cargos públicos quienes se han declarado a favor del asesinato como método justo y razonable para imponer sus ensoñaciones. Como si los demás no las tuviésemos, o eso fuese legal.
Nota: Al periodista le parece sumamente gratificante que el agresor haya amenazado al medio que reproduzca su rostro. Aún hay quinto poder. 

Antes de la batalla

Lunes, 2 de Junio, 2008

La profusión de micrófonos encendidos por metro cuadrado en locales normalmente frecuentados por personajes de interés público da como resultado una abundante colección de indiscreciones técnicas que reciben el nombre de pilladas y que siempre vienen a demostrar que el personaje habla y piensa de distinta manera cuando sabe que hay un micrófono abierto, o cuando cree que no lo hay. A Séneca nunca le pasó, y por eso la historia le respeta tanto. Siempre decía lo que pensaba, o por lo menos, no tenemos pruebas para sospechar lo contrario.
Como diría Jorge Javier cuando era el dueño de las siestas españolas, los últimos en ser pillados han sido Z y Lara, que no son los protagonistas de El Doctor Zhivago; sino los presidentes del Gobierno y de Planeta, respectivamente.
Gracias al descuido pudimos enterarnos que la gran estrategia para enfrentarse a la nueva situación económica consiste en rebajarle la categoría semántica. Como si para sobrevivir al diluvio universal bastase con llamarle chirimiri, cuando en realidad lo que salvó a Noé fue tener una información precisa de lo que le venía encima, mientras que el resto, los que creyeron que eran cuatro gotas, se ahogaron.
De la misma forma que un pollo nunca se convertirá en una buena gallina por mucho que lo repinten, tampoco la crisis dejará de producir sus efectos por mucho que se le niegue el nombre.
Infundir optimismo a la población es un ejercicio muy saludable que practican los generales antes de las batallas. Se llama arenga. Pero a ningún estratega se le ocurriría decir en esos momentos a sus soldados que van a vivir una soleada tarde de playa con la familia, porque entonces, en lugar de coger el cetme y aprestarse a la lucha, sus tropas tomarían la cestita de mimbre del oso Yogui y les zurrarían la badana a placer.

Perro ya come perro

Domingo, 1 de Junio, 2008

Si hace años un político lleva a un periodista ante los tribunales por asuntos relacionados con los contenidos de sus comentarios, sería imposible encontrar a tres colegas dispuestos a negarle la libertad de expresión, por mucho que el periodista se hubiese pasado a la hora de utilizarla.
El episodio sería visto como antinatura, y por ello se decía con frase cruda y gremialista que “perro no come perro”, ya que se estuviera de acuerdo o no con el colega, cualquier intento de justificar la censura acabaría volviéndose contra ellos.
Ese planteamiento ha pasado a mejor vida, de tal forma que hoy es posible ver a un informador en apuros judiciales y a tres compañeros de profesión azuzando a los perros para que le roan las entrañas, a él, a su jefe y todos cuantos trabajan en ese medio. Ya nadie podrá acusar de gremialismo a la profesión. Ahora lo que hay es una lucha política tan descarada entre los informadores como entre los que se tienen como profesionales de ella.
Incluso peor, pues sabido es que una vez abandonados los ámbitos de la confrontación, los mítines o la tribuna de parlamentarios, la mayoría de los políticos se relacionan con toda normalidad entre ellos, sabedores de su condición de colegas, pero no creo que Isabel Durán y María Antonia Iglesias se hayan ido juntas de copas la noche del sábado. El papelón que se prestaron a representar esta última, Sopena y Ekaizer, convertidos en fiscales del pueblo, supera con mucho las desavenencias entre Losantos y Gallardón, porque si éstas entran dentro de la lógica jurídica, lo suyo rebosa y se desparrama hacia oficios de chekista para los que el título de informadores profesionales no los habilita en ningún caso.
Si ellos se encontraron cómodos en ese papel, sabe Dios lo que serán capaces de hacer en un futuro.