Archivo de Mayo, 2008

Zumo camarada

Miércoles, 21 de Mayo, 2008

Conozco las capturas de Thierry, del ex alcalde de Andoain y de los otros tres semovientes con delectación impropia de un ser humano. Lo siento por todos los que se la cogen con papel de fumar, pero a este menda, bien por inusuales, bien por compensatorias, cosas así le causan una profunda satisfacción; por lo menos, de golpe. Algo así como un zumo camarada, que era el máximo reconocimiento con que el que acostumbraba a calificar Arturo Fernández de la Vega todo aquello que era de su agrado, vayan ustedes a saber por qué.
Arturo acaba de dejarnos solos con nuestras miserias, con nuestros continuos titulares sobre las amenazas, extorsiones, algaradas, chantajes, chulerías, desprecios, bombazos, asesinatos, cínicos acuerdos de parlamentarios y demás comportamientos rufianescos, a los que algunos dedican toda su vida, quizá porque son incapaces de darle mayor provecho.
Una noticia de esa entidad contrarresta en parte el mal causado y sirve para romper el goteo usual de todo aquello que deciden poner en los periódicos los administradores de la violencia.
Por qué cae ahora Thierry y no a lo largo de los veinticinco años anteriores en los que se le suponen importantes responsabilidades dentro de la banda, es una pregunta que puede dar pie a ciertas suspicacias de gatos escarmentados. Han sido tantas las idas y venidas, las valoraciones, legalizaciones, prebendas y humillaciones cometidas en torno a los pistoleros que nadie se resiste ya a mirar debajo de la alfombra por si allí se ha escondido el polvo que parece barrido a conciencia. No es vocación de malpensado. Es la fuerza de la costumbre.
¿Nos pusimos las pilas o bajaron la guardia? ¿Hubo un soplo? ¿Molesta Thierry?
Seguramente Arturo ya sabe todas las respuestas.

Encauzando

Martes, 20 de Mayo, 2008

La primavera horribilis del PP está dejando al descubierto más corrientes subterráneas de las convenientes en cualquier sistema fluvial. Quizá sea un delta, una albufera, un arrozal.
Para un partido, que ha de ser un todo en sus partes dispersas, la capilaridad de las zonas superiores ha de estar limitada por el umbral de lo inundable, pues de lo contrario se anega y no le permite cumplir sus cometidos; en este caso, labores de oposición. Todo el esfuerzo se centra en nadar para no verse arrastrado por las aguas.
Desde que finalizó el recuento de votos en marzo se veía venir que la corriente marianista, es decir, la oficial hasta el momento, no llegaría pimpante a junio; pero de esas sospechas a esta realidad media la misma distancia que del río Sequillo al Amazonas. Sin apartarnos de su cauce ya se habla de líneas duras, líneas blandas y terceras vías. A su alrededor fluye la aznarista, que, por lo que se ve, es una corriente alterna. Un Guadiana de bigotes.
Por meandros que se cruzan, sumergen y superponen discurren la esperancista y la gallardonista, nunca declaradas y siempre presentidas. Para que luego digan que el Manzanares es un aprendiz de río.
Sangilismo, ratismo, mayororejismo califican torrenteras de gran, mediano o pequeño caudal. Cualquier apellido tiene hoy detrás un topónimo acuático. Al menos eso percibe el espectador maravillado ante tamaño despliegue de riqueza hídrica e ideológica.
El fraguismo, a diferencia del gollismo, el peronismo, el maoismo o el leninismo, se encuentra atrapado en sí mismo, como un pantano. Mucha agua, pero sin corriente. Posiblemente ése sea también el futuro inmediato del castrismo.
El PP representa hoy por hoy el paradigma de la democracia. A una corriente por cabeza. 

Tarde en Contamina

Lunes, 19 de Mayo, 2008

Contamina es una pequeña villa zaragozana, capital del ayuntamiento del mismo nombre, que se extiende como una barra de catorce kilómetros cuadrados entre Cetina y Alhama de Aragón. El censo oficial le concede 61 habitantes, el real desciende hasta 52 y los vecinos que la habitan durante todo el año son 22.
Allí estuvimos esta semana para presentar una novela que la tiene como escenario y como protagonista. Era un deber de obligado sentimiento después de haber elegido a sus vecinos para que secuestrasen a Cela y le hiciesen pasar una semana de forzada inmersión en sus inquietudes y aspiraciones. ¿Cuántas personas acudirán a la convocatoria? Nos preguntábamos intrigados horas antes del acto. Ni siquiera el alcalde, que tenía mucho interés en asistir, podría hacerlo por encontrarse de viaje. Finalmente salimos de dudas. ¡Hasta 25 vecinos se dieron cita en la Biblioteca para oír hablar de Cela y de su villa! ¡Tres más del cómputo real! ¡Si se celebra en Madrid tendría que venir gente de fuera para igualar el porcentaje!
Gente encantadora, simpática e ilusionada en conocer qué tipo de aventuras protagonizaban sin haberlo deseado. Algunos, como Jesús, ya habían leído la novela y me presentaba a los vecinos, no por sus nombres reales, sino por el que supuestamente les correspondía en la novela: “Este señor es don Rufino… Ven, te voy a presentar a doña Clotilde…” Cela no estaba.
En determinado momento la actualidad se coló en el acto literario y hubo una alusión al guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón, asesinado en Legutiano. “Le conocíamos bien _ me dice el teniente de alcalde _. Estuvo dos años destinado en Alhama de Aragón y claro, venía con frecuencia. A él sí que lo secuestraron”.
La realidad, una vez más, supera a la ficción.

Compañeros de viaje

Domingo, 18 de Mayo, 2008

A cualquier lector de periódicos tiene que sorprenderle la indignación del ministro de Interior ante la moción aprobada por el parlamento vasco, según la cual es el Estado el que tortura a los etarras y no los etarras quienes torturan al Estado.
Por lo visto y escuchado en los cuatro años precedentes, el Estado estaba obligado a verse arrastrado ante la magnimidad de ETA para ponerse a su nivel y de ese modo poder hablar de tú a tú sobre temas que a todos conciernen, pues sólo así era posible alcanzar la paz, dichosa palabra corrompida hasta los límites de la putrefacción. Se preguntarán esos lectores de periódicos, con al menos cinco años de experiencia, cómo es posible que el mismo ministro de Interior que hace muy poco tiempo defendía la necesidad de verse las caras con asesinos profesionales, diga hoy que un parlamento democráticamente constituido, como es el de Vitoria, no pueda insultar al Estado, al Gobierno, a la Guardia Civil y a la población representada por ellos, cuando en realidad todo ese ejercicio dialéctico de mentiras e ignominias es mucho menos grave que el protagonizado por esos extorsionadores haciéndonos pasar a los ciudadanos que nos tenemos por pacíficos por una canalla asesina dispuesta a la negociación en oscuros callejones frecuentados por la mafia. los chorizos y los golfos apandadores.
El parlamento vasco está en su papel. Representa la mezquindad y le va muy bien. Son la alimañas de las alimañas. Son los ejecutores de la extorsión, el crimen, la venganza, las amenazas, el robo con escalo, la nocturnidad, el allanamiento de morada y el secuestro. Pero usted, colaborador necesario, calle la boca y no se haga la víctima propiciatoria porque lo que ha demostrado es ser el compañero de viaje, el tonto útil sobre el que Franco nos previno tantas veces.

Muleiro al paredón

Sábado, 17 de Mayo, 2008

Cuando en un chiste van un alemán, un inglés, un francés y un gallego, normalmente los tres primeros son tontos del capirote y el gallego resulta más listo que el inventor de la telefonía sin hilos. Quizá esta circunstancia mueva a Ángela Merkel, Gordon Braun y a Nicolás Sakozy para llevar ante los tribunales internacionales de La Haya a todo aquél que pretenda animar una simpática reunión de amigos con una historieta de estas características. Y qué decir si el chiste comienza: Iban un moro, un indio, un gitano y un gallego… Entonces no basta La Haya, entonces hay que recurrir a Nürenbeng. La bobada viene a cuento porque el BNG se ha puesto judicialmente farruco contra un tal Muleiro que lleva años ganándose los garbanzos en Argentina gracias a contar chascarrillos, chistes y ocurrencias de gallegos, sin que sepamos muy bien a qué gallegos se refiere Muleiro, pues de todos es conocido que los argentinos son muy dados a tener por gallegos cualquier espécimen humano que haya nacido de Pirineos abajo y de Gibraltar arriba. En fin, respetemos la precisión geográfica y pensemos que Muleiro sólo se carcajea de los nacidos entre el Padornelo y Fisterra que son los que le preocupan al BNG, porque el resto de la humanidad se la trae al pairo. Bueno ¿y qué? El gallego de Muleiro es torpe, burro, bruto, desilustrado y zampabollos; vamos, como el yanki. ¿Debemos meterlo en la cárcel por eso? ¿Debemos meter en la cárcel a cada Muleiro que cuente un chiste sobre esos alemanes que van en un avión y en caso de accidente, en vez del paracaídas, cogen la bolsa del mareo y se tiran?
Sé uno buenísimo de dos polacos borrachos, pero me van a permitir que me lo calle, no vaya a ser que la embajada…

La realidad ficticia

Viernes, 16 de Mayo, 2008

A los bocazas, a los Vestringes, a los consejeros áulicos, a los que cobran, a los que sin cobrar prefieren barrabases a nazarenos, a los que rasgan vestiduras ya jubiladas, a los que tocan de oído, a los que sueñan con gulags de vecindario, a los que trapichean con los estados de Derecho, a los que eligen trabucaires para hablar de lo que sea, a los que llevan el golpismo en la sangre, a los que se ríen del dolor ajeno si intuyen en él una ganancia; a todos ellos les va a costar olvidarse del informe de la Interpol que certifica los trasiegos de dineros de Chávez a las FARC y de éstas a Correa; nuevas pruebas de negocios de sangre y delincuencia enmascarados de afán revolucionario que se burlan del pueblo al que veneran mientras refuerzan a diario los débiles cimientos de conflictos inexistentes.
Lo negarán sin mover un músculo de la cara y es posible que acudan a nuevos funerales. Dirán incluso con tono compungido que es hora de encontrar las soluciones, aunque ya se sepa que son ellos, y no otros, los causantes de cualquier desaguisado.
Qué cinismo tan absoluto se precisa para clamar por el fin de un conflicto que uno mismo azuza y subvenciona, ya sea en una selva, o a las puertas de un cuartel bombardeado. Ellos siempre cuentan con el coro de esas voces ganadas por la causa. El conflicto se arrastra de año en año. ¡Qué difícil arreglo tiene esto! Hay que esforzarse para darle una salida. Luchemos todos juntos y yo el primero. A mí me va a tener siempre a su lado. Que se enteren los violentos que somos una piña, piña colada. Apuesten por la paz, se atreven a decir los muy falaces. Lo mismo que el atracador con su pistola repite ante el pardillo acorralado. Usted es el culpable de este robo. Afloje la cartera y al instante la pesadilla sale pitando.

España es diferente

Jueves, 15 de Mayo, 2008

Ahora que existe un ministerio de igualdad se están preparando una serie de materias para que tenga contenido y continente. Por ejemplo las diferencias que se añaden a la calificación del delito según el sexo de quien lo cometa y el de su víctima, que es un principio jurídico reconocido de antiguo por el saber popular, pues todos habíamos oído decir que “manos blancas no ofenden”, aunque te claven una estaca de madera en el pecho como al conde transilvano. Es más, creo que ni duele.
Ya se ha logrado que todos seamos casi iguales ante la ley y existen muchas posibilidades de que se avance en este terreno para que también lo seamos ante el espejo.
Asimismo, gracias al arduo esfuerzo de los diputados, se ha conseguido evitar que todos los españoles “puedan acceder a la función pública y participar en los correspondientes concursos para la provisión de puestos de trabajo en condiciones de igualdad, sin que el conocimiento de la lengua cooficial en las Comunidades Autónomas sea un mérito determinante por sí sólo”. Si por error, fallo informático en el sistema o casualidad, se hubiese aprobado lo que se sugiere en el anterior párrafo, se habría perdido el espíritu del eslogan por el que se nos reconoce desde los tiempos del boom turístico: España es diferente, y es que Fraga ya sabía en esa época que el género humano se divide en dos: los españoles y los otros.
¿En qué cabeza cabe que un idioma oficial en todo el territorio sea realmente oficial y resuelva problemas de comunicación sin cuento a todos los ciudadanos? ¿Dónde queda la capacidad de cada territorio a joder la marrana?
Me decía ayer un murciano de amplia trayectoria en militancia cultural e izquierdista: “Aquí estamos asustados”. Le creí a pies juntillas.

El acercamiento

Miércoles, 14 de Mayo, 2008

Una cosa es pactar con otro partido y otra muy distinta, asumir sus planteamientos como propios. Porque sí, es cierto que hubo acuerdos PP-PNV, pero ¿podríamos deducir de ello que los vascos aceptaron los principios ideológicos del partido fundado por Manuel Fraga? Pues no, y en la dirección inversa, tampoco.
El mismo razonamiento podría establecerse en las relaciones PSOE-ERC, BNG-PSOE, PP-CC, o las que ustedes tengan a bien imaginar. Por lo tanto, María San Gil, o quienes así lo consideren, están plenamente autorizados para desear que su partido se preserve de influencias contaminantes, sin que por ello se contradigan con las experiencias pactistas de sus respectivas formaciones, pues de lo contrario, al cabo de tres décadas de ejercicio democrático, todos los partidos acabarían asumiendo el ideario de los contrarios, formando así un magma común que los haría inútiles y prescindibles.
¿A cuento de qué debe hacerse simpático un partido a los ojos de los otros? ¿Para pactar? Ridículo, absurdo e infumable.
Díganle ustedes a IU, PNV o a cualquier otra formación que haya bajado el porcentaje de votos que se acerquen a la tesis de los populares, que han subido, y verán qué ataque de risoterapia les da.
Y hablando de todo un poco, ETA ha vuelto a matar. Eso sí que es fidelidad a los principios fundamentales del movimiento. Mis ideas van a misa, y al que no las asuma lo borraremos de la faz de la tierra. María San Gil comía en un restaurante al lado del concejal Gregorio Ordóñez cuando la banda de etarras decidió unilateralmente que este hombre no merecía seguir viviendo. Y no es que sea estrictamente necesario pasar por el trago de esta mujer para huir de los xenófobos como de la peste, pero en su caso resulta muy comprensible que cuando oye hablar de acercamiento a María se le erice la piel y le den temblores.

Telma y Luisa

Martes, 13 de Mayo, 2008

El duque de Montpensier, casado con Luisa Fernanda, hermana de la reina Isabel II, hizo todo lo posible para que los medios se fijasen en él y favoreciesen su pretensión de derrocar a la cuñada. También quería descabalgarla el infante don Enrique de Borbón _ hermano del rey consorte, a la sazón Paquito Natillas _, que a pesar de ser infante y ser Borbón, había salido republicanote el tío; algo así como si el hijo de don Nicolás Salmerón nos sale monarquicote.
La historia les había reservado a ambos un final de traca y estampido, pues por aquello del honor, el buen nombre y la limpieza, se citaron los dos conspiradores en un claro de Carabanchel, campo de tiro le dicen, para darse pistoletazos. Don Enrique disparó al aire; Montpensier, al pecho del caballero. El Borbón transmutó a cadáver, el duque, a rufián pendenciero. Imposibilitados los dos para aspirar a trono alguno.
La prensa, al menos parte de ella, aplicó el principio de lo feo que era el duelo y dijo sin mucho convencimiento que a don Enrique se le había disparado un arma cuando la bruñía a fondo. Vamos, que era tonto; pero a Montpensier lo juzgaron y sin decir dijeron que el asesino del hermano del rey no daba bien coronado.
De estas disputas de hermanos llegamos a estas otras. Y si aquellas eran chuscas por sus afanes espurios, las de hoy causan asombro por lo que tienen de bobas, pues quien aduce carencia de privilegios para ser privilegiada, o rige mal, o está mal aconsejada.
No quiere ser noticia la hermana de la princesa y de momento ya ha conseguido que su caso sea materia de estudio en Derecho y en Ciencias de la Información.
Lo suyo no va a ser un reportaje sobre lo bien que motoreaba; lo suyo van a ser varias tesis, dos tomos del Aranzadi y de las Siete Partidas, la octava.

Manual agrícola

Lunes, 12 de Mayo, 2008

Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso. Eso dice el refranero, aunque no parece muy seguro que este año lo refrende también el calendario político.
Porque en efecto, si hablamos del PP, el mes de marzo fue ventoso y calamitoso. Soplaron malos aires y se llevaron por delante la cosecha que durante cuatro años el partido ocupa y estercola. Se recogen más patatas que la campaña anterior, es cierto; pero los señoritos de la finca prefirieron que siguiese de capataz el que ya estaba. Ellos son muy dueños de tomarse esas licencias.
Más tarde, en abril, le cayeron chuzos de punta y las aguas arrastraron a dos de los más sonados agrimensores, el Tío Acebes y el Tío Zaplana, culpables al parecer de la escasez del tubérculo. Hubo levantamientos de las patas de atrás, coces y codazos. La regla refranera se cumplía a la perfección, y mayo _ prólogo de junio como bien se sabe _, debería lucir ya en todo su esplendor florido y en su hermosura galana.
Mas no parece que tal ocurra, pues basta escuchar a la Seño María, la que ara, trilla y recolecta en el País Vasco, para percibir una total falta de acuerdo sobre el abono que ha de utilizarse, dejándose a la duda si rociar la planta con fosfatos nacionalistas en experimentación, o regarla a la manera tradicional, con agua clara de la fuente y mantillo.
Por si fuera corto el disenso alcanzado, oyen en la cuadrilla que el Rey se rinde a ZZ y aconseja sin rebozo que ése es el mejor insecticida contra escarabajos, plagas y epidemias. Da lo mismo que lleve lindane a manta, que es un hexaclorociclohexano muy prohibido por sus malas consecuencias. Él lo dice tan campante y que atiendan sus consejas.
Ya lo prevé en otra parte el refranero: Para puta y guiso de patatas, prefiero verme beata.