Archivo de Octubre, 2006

El patriota repetidor (y II)

Sábado, 21 de Octubre, 2006

Instituir la figura del emigrante por puntos es el invento más genial desde la goma para los calzoncillos.
Una vez que se aplica a los inmigrantes, se extiende a los ciudadanos y acabas teniendo una guardería con tobogán, en vez de una nación, que es lo que tú creías.
Se ganan muchos puntos hablando catalán, pero ninguno si recitas a Kafka en perfecto chino. Kafka no pinta nada aquí, pero por algo habrá salido.
Se ganan muchos puntos si te olvidas del Steaua y cotizas regularmente al Barça. Al fin y cabo gastan los mismos colores y entre Bucarest y l´Hospitalet, tampoco hay tanta diferencia.
Se ganan muchos puntos si dejas de cantar tus absurdas baladas montañesas y te pasas de hoz y coz a Lluís Llach, que está muy bien, pero es compatible.
Se ganan muchos puntos si votas a CiU, o incluso a Convergència; o incluso, en casos desesperados, a Unió. Lo que ya sería la repanocha es que el recién llegado peregrinase a Montserrat con la familia dentro de los tres primeros meses de estancia. Eso da más puntos que el Avecrem en sus buenos tiempos.
Si el emigrante rellena cuanto antes su cartilla de racionamiento nacionalista, antes conseguirá el permiso de residencia, servicios sociales y cuando se muera le estarán esperando en el cielo nueve huríes en bikini diseñado por Custo Barcelona, con una cena servida por Ferrán Adrià y un lote de productos de Puig.
Si por el contrario el emigrante es un badulaque apegado al terruño, que insiste en hablar chino y anima cada domingo al Racing de Pananaribo, no tendrá ningún punto en su cartilla y supenderá en junio y septiembre.
El patriota repetidor sabrá entonces que su desgracia no fue verse en la obligación de abandonar el paisaje que vio al nacer, sino no saber olvidarse de él.
Repetirá, tripitirá, y cuando por fin lo consiga, se morirá.

El patriota repetidor (I)

Viernes, 20 de Octubre, 2006

Se han vuelto locos. Unos cuantos políticos catalanes están para ser llevados de urgencia a una habitación acolchada, con camisa de fuerza y un pirulí de La Habana como máximo entretenimiento durante una buena temporada. El tripartito los ha dejado triturulatos. O es el cambio climático, o es la menopausia, o se trata de algún producto transgénico que se les ha colado en la dieta mediterránea; porque de un pueblo tan culto y con tanta vocación de estado no se puede concebir que exhiba a diario un espectáculo tan lamentable de sus líderes de acción como el que nos ofrece desde que el pujolismo se diluyó sin sucesión por mor de tres aliancistas muy populares.
Y no es que Pujol fuese Solom, pero sí una mente pensante habilitada para ser convidada a merendar en cualquier pérgola sin miedo a hacer el ridículo. Moco de pavo.
Desde entonces el bochorno ha sido creciente. Y lo ha sido en sucesión directamente proporcional a la proximidad de las siguientes elecciones, que caen ahora, el 1-N; el día del Samhain, cuando muertos y vivos disfrutan de una jornada favorable para ponerse en comunicación.
A los políticos catalanes, y a todos por extensión, les vendría de perlas que los muertos les iluminasen ese día con su experiencia, pues las muestras que dan son de estar ellos absolutamente muertos en vida. Y bien saben mis difuntos que hablar así no significa desear ningún mal terrenal a nadie, sino todo lo contrario, como apuntillaba Ricardo Vázquez Prada alguna de sus gotas de tinta en Región.
El disparate final, y el que en definitiva inspira este exabrupto de catalán voluntario, viene precisamente de la mano del supuesto sucesor de Pujol, gran armadanza de videos mafiosos y gran desmesurado en su propio apellido. Dice este señor que los próximos emigrantes de Cataluña, cuando él gobierne, van a funcionar por puntos, como los equipos de fútbol.
Y hasta aquí podemos leer hoy.

Sexo, palos y cintas de video

Jueves, 19 de Octubre, 2006

No sé si Teresa Comas de Carod estará o no envenenada por las pócimas de ERC, pero a fuer de ser sincera la señora se destapó en campaña con una demostración de muy mala leche, peor educación y graves deficiencias sobre sus conceptos democráticos. Hijos de puta llamó a los del PP. ¡Ahora que van a legalizar la profesión! Pobrecilla, hay que entenderla. Su marido se examina el día 1-N, y si por un casual suspende las oposiciones y pierde su condición de bisagra, ¡menudo desastre! ¡Con lo que se quiere en casa a Cataluña!
No es la única que está que trina. En casa de Saura también se han puesto de los nervios y no encontraron mejor remedio para calmarse que una buena ración de sexo. Relaja un montón. De modo que se han ido a una fábrica de condones para hacer un pedido de varios miles con un eslogan que ponga “Fóllate a la derecha”. Ustedes perdonarán el lenguaje, pero esto es lo que hay. Son términos de alta política en consonancia con la categoría del debate y los elevados sentimientos en juego.
Otros utilizan métodos más expeditivos y lo arreglan con cuatro mamporros, cinco leches y seis zurriagazos a discreción. Con lo bonito que resulta apelar directamente a la Santa Inquisición como hace Moraleda, para que todos vean sin atisbo de dudas que en España se mantienen hábitos, capirotes y sambenitos, que si antes sirvieron para defender la fe, la pureza de sangre y la monarquía, hoy sirven para todo lo contrario, y hasta parece cosa de progres y redomados demócratas.
La señora de Carod, los folladores de Saura, los hostiferantes de Martorell, los reventadores de Granada y los inquisidores de Moraleda, todos apuntan al PP. Carajo. Esto empieza a ser sospechoso. ¿Será cosa del pensamiento único? ¿O la táctica hitleriana de acusar a los judíos de todos los males? ¿Será la conspiración de los necios o el despotismo sin ilustración? Sea lo que sea, cualquier cosa menos una democracia.

Puro Groucho

Miércoles, 18 de Octubre, 2006

Decía Groucho que el secreto del éxito es la honestidad. “Si puedes evitarla, está hecho”. A la vista de lo que nos cuentan a diario sobre la gobernación, la administración de lo público, sus presupuestos, repartos y componendas, el magisterio de Julius Henry Marx, que tal era su verdadero nombre, no sólo permanece vigente, sino que cada día alcanza cotas más altas e infecta instancias que parecían preservadas de la sentencia marxista. Aunque si lo parecían, era simplemente por la ingenuidad de quien se niega a reconocer que Groucho, además de gracia, tiene toda la razón.
De vez en cuando surgen personajes cuya actuación se escapa desesperadamente de la ignominia, personajes que luchan por contradecir al humorista, quizás porque su concepto de éxito se eleve unos cuantos centímetros sobre el percentil y eso les permita resistir a los cantos de sirena.
Es posible que algún lector haya observado en los últimos tiempos que dentro de la política un gran número de conductas contracorriente, inspiradas por la honradez y la negativa a comulgar con ruedas de molino, coinciden en dos notas distintivas, son vascos y provienen de las filas del PSE/PSOE. Naturalmente estamos pensando en Rosa Díez, Gotzone Mora, Redondo Terreros, Maite Pagazaurtundua y Enrique Múgica, como los más destacados o conocidos.
En este sentido, la crucifixión a la que está siendo sometido Múgica es el punto culminante de un proceso vergonzante de persecución y venganza que ha impuesto ZP y su entramado parlamentario. Los idus de marzo en los que se acabó con César no eran menos canallas que este octubre rojo de conspiraciones cainitas.
Es de suponer que si la disidencia dentro del partido no es mayor, no se debe a que no existan otras muchas personas que estiman la honradez por encima del éxito, sino a que nadie como los vascos para percibir el tufillo a cisma. Ahora bien, mientras las encuestas sigan siendo optimistas, ¿quién le pone el cascabel al gato?

El GAL reversible

Martes, 17 de Octubre, 2006

Hace cuatro días, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega pronunció hasta ocho veces la palabra ley y sus derivados para referirse a los requisitos exigibles a Batasuna en su afán por participar en las instituciones españolas, que ya son ganas de meterse en cubiles tan denostados.
La insistencia de la vicepresidenta en utilizar esa figura retórica de dicción tenía una finalidad esclarecedora y contundente, lograr que nadie dudase de que todo respondería al imperio del ordenamiento vigente.
La frase, por si no la recuerdan, fue la siguiente: “Cualquier organización política para ser legal debe cumplir la Ley, someterse a la Ley. Sólo se puede hacer política desde la Ley y con la Ley. Ya lo saben, de la Ley, todo, fuera de la Ley, nada. Ley de Partidos Políticos”.
En circunstancias normales, cualquier lector avezado habría visto cierta reiteración innecesaria en esa construcción gramatical, pero no fue así porque en la actual coyuntura cualquier alusión a la ley ha de repetirse por lo menos ocho veces para que te la crean. De hecho han pasado cuatro días desde entonces y el fiscal general del Estado ha colado otra idea que ya no tiene la contundencia de la anterior, sino que relativiza la ley de acuerdo con los procesos políticos y el fin último de “no acudir a un solo funeral más”, que en efecto es fin loable, siempre que para conseguirlo, como bien dice la vicepresidenta, se respete y se haga cumplir la ley. De lo contrario alguien podría pensar que los GAL también pusieron su granito de arena para acabar con los funerales, aunque fuese a base de provocar otros, y ésos son caminos andados.
Si antes fue la conculcación de la ley con un exceso de atribuciones para cometer acciones desalmadas, ahora parece que se prepara el terreno para cambiar la dirección de los abusos y que los perjudicados sean otros.
Y todo con ocho menciones a la ley.

El marciano

Lunes, 16 de Octubre, 2006

La inesperada visita de un marciano despistado al que se le estropea el platillo y cae en el patio de casa me obliga a realizar un ejercicio de síntesis para atender su demanda de información.
Mira, marciano _ le digo después de las presentaciones de rigor _, lo vas a entender enseguida. Una organización política española quiere dejar de serlo _ española, no política _, pero como es ilegal, la van a legalizar para que así, desde dentro, pueda irse fuera, porque si está fuera, nunca podría marcharse de un sitio donde no está, según comentó el presidente en un corrillo con los periodistas, como quien comenta el tiempo que hace. ¿Capicci? Como estos señores han estado matando gente desde hace casi medio siglo y ahora llevan tres sin hacerlo, el Gobierno está muy contento, tanto que les va a dar todo lo que pidan mediante un sistema que se llama proceso de paz. Gracias a eso nos hemos enterado no sólo de que estábamos en guerra, sino de que la hemos perdido, lo cual es perfectamente lógico porque éramos los malos, los que actuábamos de acuerdo con la ley _ casi siempre _, y los que dedicábamos mayores presupuestos a la mejora de los territorios que esos señores se quieren llevar consigo. Como uno de ellos se puso en huelga de hambre, aunque comía a escondidas, al Gobierno le entró una cagarrutia y le prometió que iba a salir más recio que una escopeta y encima, con tipito. Todo lo cual lo van a debatir el 25 de octubre en el Parlamento Europeo. Si para entonces ETA dice que no va a volver a matar, y que lo suyo es irreversible, nos explicarán a cambio lo del chivatazo, lo del ácido bórico, la mochila de Vallecas y el Skoda Fabia.
El marciano me miró con esa cara que ponen los marcianos cuando están en la luna y me dijo en correcto idioma telepático que no entendía nada y que salía pitando en busca de un taller. Ésa debe ser la Alianza de las Civilizaciones, porque al igual que el marciano, yo también estaba en la luna.

Políticamente nefasto

Domingo, 15 de Octubre, 2006

La cruz que cuelga del cuello de Nadia Eweida es del tamaño de una uña y los travesaños que la forman son de la misma longitud. En la fotografía que se ha distribuido de Nadia y de su collar no se distingue ninguna figura crucificada en ella, ni está clavada la cartela del INRI. Nadia dice que es una cruz cristiana, pero podría decir con similar fundamento que es un homenaje al signo matemático de la suma, y si consultamos el catálogo de símbolos, señales y signos que José Manuel Lechado reunió para Espasa, nos salen no menos de un centenar de cruces idénticas, desde la que señala la entrada a un botiquín, al glifo central de la simbología alquímica.
Bueno, pues Nadia Eweida ha tenido que abandonar su puesto de trabajo porque la compañía a la que pertenece, la Britihs Airways, considera de muy mal tono que sus empleados luzcan símbolos religiosos, no vaya a ser que Al Qaeda se fije en la crucecita de Nadia y reviente un avión en pleno vuelo.
Estos conflictos modernos que nos pretenden colar como manifestaciones de un espíritu sublime llamado “lo políticamente correcto”, se revelan cada día con mayor nitidez como la prueba de la desorientación, el confusionismo y la intolerancia de un mundo que presume de saberlo todo, de no tener fronteras y de admitirlo todo. Del confusionismo se valen quienes saben fomentarlo para sacar tajada haciéndonos dudar si el malvado es quien pone la bomba o quien salta por los aires. De la desorientación nacen estúpidas polémicas sobre moros y cristianos, o la cruz de Nadia. De la intolerancia rebrotan los fascismos y se justifican algaradas, agresiones, imposiciones y exclusiones.
En muy breve espacio de tiempo han conseguido que salir en defensa de la libertad esté tan mal visto y sea tan arriesgado como en la Alemania nazi, que reclamar la ley sea ilegal y que denunciar a los criminales sea poner chinitas al paso alegre de la paz.

Día de cine

Sábado, 14 de Octubre, 2006

Un millón de hogares catalanes dedicarán 55 minutos del día de hoy, festividad de santa Teresa de Jesús, a la contemplación. No será una contemplación mística al gusto de la abulense, pero quienes conocen el contenido del DVD que repartirá hoy CiU con los periódicos catalanes aseguran que producirá arrebatos y levitaciones de más de un metro, que no está nada mal para la época.
El guión de la película, ya lo saben, resume las andanzas, inventos y mixtificaciones del tripartito formado por los señores Maragall, Carod y Saura, que hacen el papel de los ángeles de Charlie, pero en plan mafioso patoso, y de Montilla, que hace el papel de Charlie, pero en maquiavélico a la sombra. Todo ello en correcto catalán y sin subtítulos. Hay alguna que otra acusación por utilizar imágenes protegidas con copyright, pero ése no es el meollo.
A poco que los catalanes hayan seguido la actualidad de estos últimos años a través de algún medio no contaminado por el pesebre, tampoco es cosa de que esperen imágenes impactantes porque la producción es de bajo presupuesto, aunque quizás al verlas todas juntas consigan llevarles la emoción a sus corazones.
Así, el episodio del Carmel convertirá a muchos espectadores en carmelitas contemplativos, en línea con el espíritu reformista de la santa, y la sugestiva escena de la corona de espinas servirá para que descubran hasta qué punto de zafiedad descendieron sus representantes.
Confidencialcat, que ése es el título de esta nueva versión de propaganda política, presenta a Maragall como un personaje falto de autoridad; a ERC, como la banda de los traidores; a Montilla como el urdidor; a Saura, sin aprecio ni desprecio y al PP como invisible, lo cual no se sabe si es bueno o muy malo. Dirá CiU que el PP, como ellos, no son tripartito y ahí se le abona la opinión.
Como ven, los estrenos cinematográficos de hoy prometen.

Con la boca pequeña

Viernes, 13 de Octubre, 2006

Es imposible identificar la sociedad catalana con un grupo de energúmenos vociferantes por muy trufada de dirigentes, cargos o simpatizantes políticos que estuviese la caterva. Sería el mismo error que se comete al identificar un grupo de gamberros futboleros con los ciudadanos del lugar donde actúan. Un centenar de tontos útiles se consiguen en cualquier parte y para cualquier bandera.
La cara amarga de ese linchamiento es la que se atisba debajo de las condenas, a cada cual más sutil y refinada, como si dejasen entrever la rabia por no poder aplaudirla abiertamente porque queda feo y fascista.
La primera, por la representatividad de quien la expresa es la de ZP, que considera fatales las coacciones, pero se apresura para añadir que él se encuentra cómodo en Cataluña. ¿Debemos entender que la culpa no es de los agresores, sino de los agredidos? Es decir, ¿que allí sólo pegan a los que se lo merecen?
Otra, la de Puigcercós diciendo que no es para tanto, que a él lo insultan en Madrid. Ésta es de las que se enmarcan y se cuelgan en el dormitorio. A Piqué le corresponde ahora repartir sopapos en Logroño, “porque a él le pegan en Barcelona”.
La salida de Durán tampoco es manca. Les dice a los violentos que son bobos, porque actuando así dan votos al PP. Si no se los diera, podrían zurrarles la badana hasta hacerse callo. Montilla pide respeto para los agredidos, “porque también son catalanes”. ¿Qué pasaría si fuesen naturales de las antípodas neozelandesas? ¿Susto o muerte?
El puyazo lo pone López Forn, el convocante de la manifestación, gran animador de las camisetas de Rubianes y actualmente expulsado del PSC. Para este simpático mozuelo, la violencia está justificada cuando con ella se hace un servicio a la sociedad. ¿Franco también, o ése no entra en el baremo?
En fin, una maravilla.

Sosiego y tragaderas

Jueves, 12 de Octubre, 2006

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha realizado un llamamiento a la moderación, la calma y la serenidad en el debate. Lo hace en nombre del Gobierno y se agradece. Estamos tan poco acostumbrados a las intervenciones sensatas en el ámbito político que al escuchar esas palabras y la condena de un acto violento por parte de casi todos, nos parece algo sobrenatural, como si se nos apareciese un querubín del segundo coro con trompeta, alas y filacteria.
Ya ve que no se pide gran cosa. Un ángel del segundo nivel. Como muy bien dice la vicepresidenta, a todos nos corresponde evitar la crispación, pero no un día esporádico después de que se haya reventado un acto político en Barcelona, sino los 365 del año. Y reconozca usted que en ese ejercicio, el gobierno de ZP se distingue, por encima de cualquier otra consideración, como una máquina perfectamente engrasada para crispar.
El presidente, y en consecuencia, su equipo, todavía no ha descubierto que fue nombrado para serlo de todos los españoles y ese aspecto es prioritario sobre los logros específicos que desee alcanzar, y no al revés, como viene actuando en esta maquiavélica legislatura. No vale ni siquiera cuando se interpretan las mayorías absolutas como cartas blancas para hacer y deshacer sin mayores encomendaciones. Eso no le gusta a ningún pueblo, y menos al español, que somos de natural rabudos.
El llamamiento a la calma es oportuno y necesario, pero sus destinatarios principales no están lejos de la persona que lo emite. Mientras se considere la muerte un valor político, las amenazas una opinión y la ley un adorno molesto, olvídense de tener el sosiego entre sus objetivos más preciados, porque entonces al ciudadano sólo le queda concluir que le están dando ruedas de molino y que debe tragarlas abriendo la boca con mucha calma y sin un vasito de agua para acompañar.