Archivo de Mayo, 2005

El voto de Paulov

Domingo, 22 de Mayo, 2005

La publicidad nos ha educado para actuar por impulsos automáticos, que con el uso se convierten en reflejos condicionados como los del perro que produce saliva a la vista de un filete, aunque sólo se trate de su foto. A los políticos les priva el tema porque así son capaces de generar mensajes, estímulos y respuestas por un tubo _ el catódico, pues suelen ser dos o tres por telediario _, sin necesidad de largos y tediosos discursos tras la metafísica, las raíces y el raciocinio.
El proceso intelectual es lento, exige esfuerzos y sus resultados no son imperativos categóricos, sino que están mucho más relacionados con las dudas, con la tolerancia y con la ignorancia. “Sólo sé que no sé nada”. Con esas armas no se puede plantear una estrategia política porque ponte a calcular tú cuándo llegarán los frutos.
Al proceso político se le exige inmediatez, convicción y uniformismo, es decir, propaganda; es decir, filfa; es decir, apariencia. Los partidos no pueden presentar a sus rivales como propietarios de parte de la razón, porque la razón, al cien por cien, está en el bando de quien tiene el uso de la palabra y los otros carecen de ella por completo.
Se trata de evitar que el ciudadano pueda admirar lo social de un partido, lo cultural de otro y lo doctrinal de un tercero. Esa macedonia no hay manera de reflejarla en la urna; de modo que, o estás conmigo, o estás contra mí. Si trasladamos ese maniqueísmo a cualquier otro ámbito humano enseguida obtendremos el absurdo. Si admiras a Platón, olvídate de Kant. Si te gusta Góngora, ignora a Lope. O eres de Bach, o eres de Mozart. Admitamos, como Borges, que la democracia es el abuso de la estadística y que a la hora del voto no cabe más remedio que elegir uno y despreciar a todos los demás; pero admitamos también que una vez salvado ese mal necesario para el que se nos pide el fin de las dudas, el resto del tiempo podamos seguir siendo críticos y procesar ideas al margen de los clichés y los spots paulovianos.

Pasqual show

Sábado, 21 de Mayo, 2005

Es comprensible que el correctísimo pueblo catalán, donde el seny y la cultura se dan la mano, esté buscando en estos momentos un agujero subterráneo, que no sea el del Carmelo, para meter la cabeza y así soportar mejor el bochorno que dos de sus bigotudos políticos les provoca con actuaciones que los hermanos Toneti serían incapaces de imaginar, ni dentro, ni fuera del circo.
Ítem más; como nos sentimos solidarios en el españolismo de estos dos… ¿chiquilicuatres?, sepan que en el resto de España los episodios protagonizados por la pareja en el Reino de los Cielos se han vivido con idéntica vergüenza ajena.
Pero como la visita internacional no ha terminado todavía, tememos que en las próximas horas Efe pueda transmitirnos imágenes de ambos llorando ante el Muro de las Lamentaciones, o que los veamos colgados de una cruz en el Calvario silbando Look on the Bright Side of Life, la canción de Burgon/ Idle/ Palin para La vida de Brian; seguro que la recuerdan.
Visto lo visto, la mujer de Josep Llimona que representa el famoso Desconsol del barcelonés parque de la Ciutadella ha de estar hoy más desconsolada que nunca. Sus lágrimas y abatimiento, su cabeza arrebujada entre los brazos y esa dejadez de músculos que el escultor imprimió a la estatua con singular maestría, forman el símbolo más elocuente del ridículo cometido.
Un colega comentó hace tiempo que los políticos en visita al extranjero sentían la irrefrenable necesidad de encasquetarse los sombreros típicos de cada localidad. Ni el Rey se escapa a ese extraño síndrome del turista complaciente. En su abisal ignorancia, la pareja de marras creyó que hacer lo propio con una corona de espinas sería visto con muy buenos ojos por los hebreos y los cristianos. Y la cagó. Bueno, en realidad sólo abundó sobre una cadena de despropósitos que se pierde en el tiempo. No se les puede sacar de casa.

La última boda

Viernes, 20 de Mayo, 2005

Sean cuales sean los siguientes pasos que le aguarden al proyecto ZZ (ZP/Zerolo), un filipino de 27 años con residencia neoyorkina le acaba de arrebatar el protagonismo histórico del 2005, en cuanto a originalidad y liberalismo.
El muchacho responde al nombre de Kevin Nadal y su invento, para decirlo rápido y claro, consiste en haber descubierto el matrimonio consigo mismo. Sin pedir más permisos que los necesarios para invitar a 125 amigos, Kevin se ha declarado amor eterno hasta que la muerte se lo lleve. Como comprobarán, las ventajas de este emparejamiento son múltiples: imposibilidad de crear viudos, ausencia casi garantizada de malos tratos, gananciales libres de pleitos, sincronía del deseo sexual, drástica eliminación de la infidelidad, bajo coste de mantenimiento y compromiso amoroso sin merma de libertad de movimientos.
Kevin es el prototipo del hombre autosuficiente del futuro que se adelanta a los acontecimientos en la ciudad apropiada para ello, Nueva York. Desaparecida la necesidad de la procreación _ de eso ya se encargan otros _, el modelo de felicidad más apreciado no necesita esforzarse por lograr una buena convivencia con un extraño. El sexo no va a ser ningún problema en una ciudad poblada por parejas unipersonales. La única diferencia será que estando en la cama dos personas, en realidad están cuatro. Mejor, así un coito se convierte en una orgía, y una orgía, en una manifestación.
Pero con todo y eso Kevin no ha querido renunciar a la ceremonia, al fiestorro y a los regalitos de convidados. A un dulce no renuncia nadie. De modo que se ha casado con Kevin y juntos se han ido de luna de miel con un montón de revistas pornográficas que figuraban en su lista de bodas. ¿Por qué un soltero no puede disfrutar del día más feliz de las novias?, se pregunta Kevin. Claro, hombre. Si se entera Trujillo te regala un micropiso para los dos.

Carta blanca

Jueves, 19 de Mayo, 2005

Cuando la mayoría parlamentaria dijo que lo único que se podía hablar con ETA era del abandono de las armas, los administrados, bobitos de nos, lo creímos. Cuando, por iniciativa de ZP, los dos partidos de mayor implantación se ponen de acuerdo para debilitar a los etarras y lo consiguen, seguimos creyendo con mayor convicción que nunca en sus palabras. Tras el 11M creímos que acababa una bicha y surgía otra. Después del 14M, ya no nos creemos nada. (Y si les parece que el plural mayestático usado no es el conveniente, da igual; hagan el favor de ponerlo ustedes mismos en singular).
No nos convoquen a más manifestaciones, ni apelen al sentido común de la ciudadanía. No nos vengan con referéndums para reformar la Constitución, ni para aprobar estatutos europeos, ni digan que lo hacen todo por nosotros, ni antepongan ningún nombre colectivo a sus fechorías, ni digan que está en su programa electoral. Hagan lo que les dé la real gana, lo que les salga del pimiento, del capullo o de la punta del nabo. Sean ustedes radicales, amorales o metrosexuales. Sean masones, conmilitones, arrianos, valdenses o priscilianistas. Pónganse rellenos en los labios, en el culo o en los mismísimos. Organicen dos, tres o cuatro mesas de negociación y hablen con la banda a una banda, a tres bandas o arroz a banda. Hablen de Nafarroa y de Francia, del Rosellón, del Franco Condado y de la Marca Hispánica. Digan una cosa y hagan otra. O mejor, cambien cada día el discurso. Nos la refanfinfla. Nos la suda. Nos la metaboliza. (Insisto en lo del plural). Y cuando terminen, nos dicen cómo ha quedado el asunto, si es que alguna vez llegan a algún puerto, y tan contentos. Total, nos vamos a morir todos. Por mi parte (y ahora sí que singularizo), tienen ustedes carta blanca. Ya sé que ni la necesitan, ni me la han pedido, pero para que cuenten con ella a su entera disposición. Eso sí, ni se les ocurra decirlo, porque lo negaré hasta el límite de la tortura, que es poco porque soy de los que aflojan mucho en el potro.

Dialogar consigo mismo

Miércoles, 18 de Mayo, 2005

“Nos hemos encontrado un Zapatero tan dialogante, que estamos por reivindicarle también León, Zamora y Salamanca”, dice una viñeta de Esteban que hace rechifla de la pretendida capacidad del presidente para basar su acción política en el talante dialogante imperante.
Aunque ya el refranero nos advierte que aquello de lo que se presume, suele responder con exactitud a lo que se carece, en este caso concreto hay experiencia suficiente para saber que el diálogo al que se refiere ZP sólo se produce frente a interlocutores con los que ya coincide antes de sentarse de charleta. A los demás los desprecia olímpicamente, como haría cualquier tiranuelo con sus opositores cuando no logra tenerlos bajo tumba o bajo llave en las cárceles.
El PP, la AVT, la Iglesia, las asociaciones de padres o enseñantes no afines, los Basta ya y la alcaldía de Salamanca, que son los capacitados para alabar o no el talante de ZP, mantienen serias dudas al respecto. Así no es extraño que el último episodio parlamentario se defina ya como un cisma entre demócratas, un cisma de 192 votos contra 147 que demuestra la falta del diálogo mínimo exigible para dar a la ciudadanía la garantía de unanimidad en tema tan sustancial y sensible.
Esta absurda división inexistente hace un año permitirá que a partir de ahora se observe la botella medio llena, o medio vacía, y que tenga sentido preguntarse quién se rinde. ¿ETA o el Estado español? Y lo que es más grave todavía, saber que el Gobierno prefiere dialogar con los caballeretes de las bombas, antes de hacerlo con los partidos legalmente constituidos.
También presume ZP de haber conseguido un amplio respaldo a su iniciativa, lo cual es rematadamente falso, pues si descontamos los votos del grupo socialista, que es el que la presenta, y los del popular, que la rechaza, las cuentas nos dicen que sólo se han adherido a ella el 8 por ciento de los escaños.

ETA y Eto´o

Martes, 17 de Mayo, 2005

Hoy cualquier imbécil imberbe, armado tan solo con un bote de spray, es capaz de arruinar las calles, casas y monumentos de toda una ciudad, especialmente porque siempre encontrará imitadores dispuestos a dejar testimonio pintarrajeado de la decadencia supina por la que atraviesan los albores del XXI. El niño que acerca el rotulador rojo hasta la pared de su casa, asombrado por la majestuosa inmensidad del blanco, se ha hecho grande, que no mayor, y ahora dispone de toda una ciudad para su antojo sin que nadie se atreva a decirle “nene, caca”, no vaya a ser que se enfade el pobrecito y cuando tenga derecho al voto se lo dé a otro. Esta decadencia coetánea se manifiesta como un caldurrio espeso en el que caben desde los insultos de Eto´o, hasta las amenazas de ETA; desde el vandalismo como íntimo ejercicio de la libertad de expresión por la noche, al desprecio, burla y chirigota ante cualquier atisbo de moral, cultura o educación por el día. Los mass media que pretenden el éxito han rebajado el listón de inquietudes hasta el nivel del diario de Barbie y si te da por pronunciar la palabra Unamuno demasiado alta en una cafetería, corres el riesgo de provocar infartos indiscriminados entre la clientela no avisada. Pero si a quien te refieres es Nietzsche, ten por seguro que se callarán, pensado que has gritado chisss! Es fabuloso. Todavía hay personas que no han leído las obras completas de García Obregón y cuando esperas que el señor Laporta fulmine con una reprimenda ejemplar al tontolín que tiene por jugador, nos pide que lo comprendamos, como se hace con el niño del rotulador rojo, que reparte borrones rupestres por la casa porque no le da más de sí la mollera. Después se preguntarán muy preocupados por saber quién fomenta la violencia en los estadios, o quién pone las bombas en las empresas deudoras. La culpable tiene que ser María San Gil, habida cuenta de lo modosito que se portó Patxi López con las chicas del PCTV y los desprecios que prodigó con ella.

Amor libre

Lunes, 16 de Mayo, 2005

Ahora que ZP ya está en su club, ERC comienza a preocuparse por otros detallitos que de acuerdo con su leal saber y entender sobran en España. De entrada hay que felicitarse por el hecho de que ERC se interese tanto por aspectos de la convivencia nacional, pues con ello demuestra que están equivocados quienes piensan que a Carod y compañía les importa un rábano lo que ocurra fuera de los països cataláns. Es falso. Lo van a ver.
Mañana mismo propondrán a la Comisión Constitucional que el 12 de octubre deje de ser la fiesta del Estado Español y el Día de la Hispanidad, por su origen franquista, porque en América suscita recelos y porque a ellos, que son muy mirados para estas cosas, les produce sarpullidos.
La fiesta del Estado Español pasaría al 6 de diciembre, día de la Constitución, y el día de asueto se compensaría el 9 de mayo, Día de Europa. Con este sencillo corrimiento de festividades queda fuera de calendario cualquier referencia a Colón, América, Reyes Católicos, Hispanidad y descubrimiento, que es una forma muy sutil de eliminar el protagonismo de España en aquellos episodios, sea cual sea la verdadera naturaleza del descubrimiento, la información que tenía Isabel o el auténtico origen de Colón.
Como se puede comprobar, ERC demuestra su gran apego por la Constitución que consagra la Monarquía parlamentaria y la indisoluble unidad de la Nación española, que no es moco de pavo.
Otro detalle más. A los republicanos catalanes les suena fatal que el proyecto de Ley Orgánica de Defensa Nacional exija a los soldados que hagan profesión de “amor a España”, cuando ése no es un requisito para entrar en las Fuerzas Armadas. Ellos consideran que con el respeto por los principios constitucionales, los soldados van que chutan y quedan libres para amar otros topónimos. Para que luego digan por ahí que se quieren separar.

La no-boda

Domingo, 15 de Mayo, 2005

De la misma forma que el Sombrerero Loco de Lewis Carroll celebra la fiesta del no-cumpleaños, en las tierras vascas ya se escucha el ruido de cacerolas porque van a celebrar la fiesta de la no-boda con España.
A punto de finalizar el debate en Madrid, la carne ya va camino del asador, en cumplimiento del anuncio gubernamental que a través de López Aguilar nos hizo saber que la iba a poner toda, por si no llegaba. A pesar de esa vaga precisión, todavía desconocemos su cantidad exacta y su precio, aunque se sospecha que una ceremonia así va a necesitar de los mejores solomillos. De acuerdo con lo que se le escucha a Otegi, va a ser mucha, porque el rapaz _ dicho en la primera acepción de la palabra _, ya está redactando la lista de no-bodas para colgar en unos grandes almacenes. También ha determinado cuántas mesas de negociación va a haber, quiénes serán los invitados y el pellizco que se va a llevar cada uno. Precioso. A ver qué nacionalismo es tan gilipollas como para no inventarse un Sabino Arana enloquecido, unos cuantos años de bandidaje, otros de negociación y un futuro de jauja con regalitos. Se lo están poniendo a huevo.
Y sin ir tan lejos, al ciudadano también le están dando motivos sobrados para que se salte las leyes a su gusto y encima se presente como víctima del voraz centralismo madrileño.
Todo se hace para acabar con ETA, pero dando a entender que es ETA quien acaba con todos los demás, imponiendo sus condiciones de negociación y con vara alta en la redacción de las no-capitulaciones matrimoniales. Y mucho cuidado con decir que esa no-boda no debe celebrarse, porque una oposición así sólo puede provenir de la carcunda carlista, o de más lejos todavía. Sólo puede ser defendida por seres todavía ignorantes de la buena nueva, del nuevo orden que se ha instalado y del profeta que lo propicia, san Nicolás de Talantino, patrono de las no-cosas.

Hijos de la viuda

Sábado, 14 de Mayo, 2005

Dice Ricardo de la Cierva que ZP es masón, o cerca le anda. César Vidal mantiene una impresión similar. Al ministro Alonso y a otros miembros o consejeros del entorno presidencial les ocurre tres cuartos de lo propio. No es nada extraño ni novedoso en la política española, como no lo es que en otros momentos históricos quienes sobrevuelen el poder pertenezcan a otras sociedades de cuño católico muy aficionadas también al secretismo, a las sinecuras y al poder.
Que el presidente de un Gobierno pertenezca, se inspire o se aconseje por cualquier grupo de obediencia distinta a la del partido por el que se presenta, es casi una norma de obligado cumplimiento en todos los países del mundo y ZP no iba a ser una excepción rayana con la virginidad. Si Bush es illuminati, si pertenece a la American Skull and Bones society (Calavera y Huesos), si las Familias Negras se reparten Europa, si Chávez está en la onda rosacruciana, si en Francia mandan los mandiles o si el Vaticano está infiltrado o no, ya no constituyen únicamente cuchicheos de tertulianos a la violeta, sino que son tesis que han saltado a los libros, donde comienza a hablarse del tema con la naturalidad de un tratado botánico, aunque eso sí, todavía con el regusto de quien está penetrando en los pasadizos subterráneos de la historia, en el submundo de las conspiraciones y del secreto, que por desconocido, admite imaginar planes y contubernios que hacen las delicias de Dan Brown y de sus lectores.
Los familiares del capitán De Lora Castañeda, un militar masón coetáneo del abuelo de ZP, dan testimonio actual del intento de Franco por ingresar en la masonería. Dicen que la oposición de su padre le costó la vida y en buena parte marcó el carácter de los gobiernos de Franco cuando éste alcanzó el poder. No es para caerse de la silla, pues encaja a la perfección con el animus mejorandi de esa época. Y por lo que se ve, de ésta también.

Dudas razonables

Viernes, 13 de Mayo, 2005

Aunque el debate se prolonga a la próxima semana con las propuestas y las votaciones, al ciudadano y a la ciudadana, esos señores de los que tanto hablan en las tribunas, les encantaría saber ya si la nación está en estado, si nació el Estado, o en qué estado está la nación. Más que nada, para ir calculando las previsiones del veraneo.
Como siempre ocurre en estos casos, el diagnóstico varía mogollón según la fuente a la que se acuda y en este caso, el arco de posibilidades se abre desde la previsión de que van a ocurrir insensateces sin cuento, a la que nos coloca al frente de la civilización, no ya la occidental, sino la mundial o intergaláctica. En el medio, los conformistas: “Virgencita, que no quedemos como estamos”.
A pesar de que buena parte del debate dedicó especial atención al negocio de los terroristas, es ahí donde aparecen las primeras dudas sobre cómo queda el patio. El presidente quiere diálogo a toda costa, pero sin hacer concesiones políticas, y al saberlo, la duda se agranda, porque una de dos, o las concesiones son de otra índole, o el diálogo se limita a lamentar la mala suerte de Ezquerro fallando el penalty contra el Betis.
Supongamos que ZP está en el primero de los supuestos. ¿Cuáles son las concesiones? ¿Un mini-piso en Alonsotegi a cada miembro del comando? ¿O en Comillas, como Otegi? Quizás sean de tipo judicial: “Ala, ala; a ser buenos y nos olvidamos de Hipercor”. O de tipo eclesiástico: “Me ha dicho un tal Blázquez que no hay problema, que estáis todos perdonados con cuatro padrenuestros y la asistencia un año a la romería de la Virgen de la Guía”. O de tipo fiscal: “Si dejáis las armas, estáis exentos de IRPF durante tres ejercicios”. O escolar: “Por cada kilo de titadyn que entreguéis, os convalidan una asignatura de la ESO, de la LOE, o de lo que salga”.
En fin, que no sabemos muy bien cómo ha quedado el estado del Estado. Debimos perdernos algo.