Archivo de ‘General’ Category

Los transparentes

Viernes, 10 de Agosto, 2018

Vidriera

La política española vive trufada de escándalos, escandalitos y escandaleras. No se puede dar un paso sin que en medio del filete no salte embutido el máster de Casado, o en su defecto, el enchufe de la mujer de Sánchez, que una vez unidos al chalet de Iglesias componen un sainete molón y retrachero.

No vive don Carlos Arniches para plasmar estos casos en uno de los suyos, como en el que escribe en Lugo, creo que con Joaquín Abati; pero de hacerlo vería que hoy la realidad le hace seria competencia a su fértil imaginación.

Son los nuevos licenciados Vidriera, gentes hábiles para el engaño y la suplantación, tanto o más para ocultar sus embustes y acusar de lo mismo a sus contrarios, pero transparentes como Vidriera. Se les ve a la leguas. Al señorito Sánchez se le busca un máster igualito o muy parecido al que con tanto encono echan en falta en el señorito Casado. Ximo Puig se hace periodista por arte de birlibirloque y Errejón, otro mago del escapismo, hace un presencial estando ausente.

Todos conocemos casos cercanos de universitarios que engañan a sus padres sobre el avance de sus estudios. Un coetáneo de aulas y paisano de origen es tan perfeccionista en sus mentiras que no solo se inventa los aprobados de las asignaturas a las que jamás se presenta, sino también los suspensos, “porque si digo que apruebo todo, no me lo creen”.

El hombre va dejando colgadas varias asignaturas de segundo, de tercero… “porque así me dura más el momio”. Muy profesional.

A Patxi López le sacan el título de ingeniero del que presumía descubriéndole que no había pasado de primero, y creo recordar que el propio Sánchez está mezclado en esa revelación. El licenciado Vidriera se creía de cristal, que siempre es locura simpática; pero los modernos Vidriera solo se creen licenciados y son transparentes.

El odiado sistema

Jueves, 9 de Agosto, 2018

Los que caminan por el medio son potenciales clientes

Ayer se pidió la dimision de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona con motivo de la inseguridad, los manteros, la ruina de los comercios y todo ese follón que ella y gente como ella han propiciado voluntariamente, mantienen a conciencia, y parece ser, pretenden incrementar hasta la destrucción absoluta de la sociedad reduciéndola, como mucho, al zoco, al trueque y al pago con sal.

La dimisión es una anécdota, claro, porque los partidos que la mantienen están encantados de que tal ocurra, y buena parte de los ciudadanos, también, pues han sido ellos los que han colocado al personaje donde se haya.

De poco vale que el mediano y pequeño comercio de la ciudad _ y de todas las ciudades donde el fenómeno se les ha ido de las manos _, muestre su “indignación e impotencia” ante la invasión masiva de manteros que ya no escapan corriendo de la policía porque son más contundentes y numerosos que las supuestas fuerzas del orden.

Si al panorama actual se le añade el efecto llamada que se está produciendo al extenderse la idea de que España es el paraíso de la mantería, es fácil suponer que la ruina del sistema no es ya cuestión de años, sino de horas.

Las autoridades fomentan que se rompa la cadena que forman los ingresos, los impuestos y los servicios públicos. Increíble, pero cierto. Hoy se ha llegado al punto de que el único que es capaz de luchar por su conservación es el ciudadano. Primero, si se niega a colaborar en la voladura y compra al comercio, y después, si medita mejor el sentido de su voto en la ocasión inmediata.

Las autoridades no están para eso. Algún día se sabrá para qué están, pero es de temer que entonces ya sea demasiado tarde, porque la gestión de lo que quede estará en manos de algún inversor extranjero que lo habrá comprado por cuatro perras.

Tragedia en Platerías

Miércoles, 8 de Agosto, 2018

Me temo que no es uno, sino miles

Lo siento. Cuando mis ojos chocan contra la escultura pintarrejeada de Platerías no me reflejan a ese energúmeno de dos patas que, solo o en compañía de otros, ha dedicado sus mejores esfuerzos pictóricos en embadurnar un monumento.

No, porque energúmenos los ha habido siempre y ese tipo, que ni es iconoclasta, ni cáscara amarga, ni furioso, sino simplemente bobo, surge fruto de una elaborada cocción, fruto del “todo vale” y del “yo tengo derecho a”, pero nunca del “yo tengo obligación de”.

Por lo tanto, cuando tropiezo con la foto de Platerías yo veo a mucha gente que trabaja coincienzudamente, no solo para que tales cosas ocurran _ que eso sería el gamberrismo clásico _, sino para que esas acciones tengan un supuesto soporte intelectual que las justifique.

Hace días un periodista pregunta también a unos supuestos músicos por Mozart y uno de ellos responde algo así como que “es un carca que escribe música clásica”, y en vez de ser detenido de inmediato para ser ingresado en una escuela de párvulos hasta que se le borre la cara de ignorante, no solo se reproduce su respuesta, sino que se le deja en libertad para que divulgue sus ideas a más y más gente, convencidos de que ellos son la luz del faro de Alejandría.

Esto nos lo hemos ganado a pulso tras muchos años de esfuerzos emborricadores. No es flor de un día, ni un caso aislado, ni una oveja negra, ni un sabio descarriado. Hay una amplia masa que aprueba el dibujo de Platerías, que lo ríe y que lo aplaude. Una masa que ha pasado por aulas y como la virgen, ha salido de ellas, ni tiznada ni manchada, tal como entró. ¿Cómo, si es la generación mejor preparada de la historia? Milagro. Pregunten en recepción.

Y la peor noticia de todas, el que pinta en Platerías y los que se lo ríen, también votan.

Hay que encararlo

Martes, 7 de Agosto, 2018

¿Patera viene de parto?

Desde hace unos meses proliferan mensajes telefónicos y correos electrónicos que inciden en la misma idea: tal como las concebimos hoy, España y Europa entera desaparecen a pasos agigantados por la unión de dos factores, una tasa de crecimiento demográfico inferior a 2 _ cada dos personas no aportan más que 1,3 a la siguiente generación _, y la invasión pacifica islamista.

Ése es el panorama de coincidencia. A partir de aquí, de acuerdo con la ideología de los autores de los mensajes, se añaden distintas variables, más o menos trágicas, más o menos fundamentadas, como puede ser la indignación por las ayudas que reciben los llegados en pateras y el peligro que corre el sistema de pensiones; las concesiones express de nacionalidad, el mimo que recibe sus prácticas religiosas frente al desprecio por las católicas, etc.

Los catastrofistas no se topan con nadie que les niegue su apocalipsis now, pero incluso bastaría que solo se cumpliesen sus vaticinios en un cincuenta por ciento para comprender que estamos frente a un problema lo suficientemente grave como para no dejárselo en manos de los autores de los mensajes, la mayor parte de las veces, anónimos.

Lo que se reclama no es una política determinada, sino luz y taquígrafos. Que escuchemos a los expertos para saber a dónde nos puede conducir la actual política. Ni Sánchez, ni similares, pueden estar al frente de tan descomunal embrollo sin escuchar antes muchas voces, todas las voces que haga falta, porque no hacerlo es una garantía de suicidio.

Y la verdad es que no vemos al Gobierno nada interesado en ello, enredados en sus pequeñas miserias del día a día, con sus ceses arbitrarios, sus prebendas y su regodeo personal por haber llegado a donde llegaron para no hacer nada una vez que están allí.

El lazo golfista

Lunes, 6 de Agosto, 2018

No confundamos lazos

Los golfistas de medio mundo han escogido el lazo amarillo para simbolizar la solidaridad con su compañero Jarrod Lyle y la lucha contra la leucemia que acaba con su vida. Ayer han jugado con él puesto el torneo de Akron, en Ohio y naturalmente los dos españoles que participan tuvieron que explicar que no hay ningún otro significado en el lazo.

Aunque a Torra le cueste creerlo, los golfistas de todas las nacionalidades han escogido como símbolo de su compañerismo el lazo amarillo porque desconocen por completo que pueda tener otro mensaje, ya que la causa independentista catalana les importa un pimiento y además no pierden el tiempo en tontás.

Eso lo dice hasta Puigdemont. Podrán engañarse de puertas adentro porque tienen la tele y porque hay lugares donde se les permite sembrar espacios públicos de cruces y lazos, pero si asomasen la nariz un metro más allá se darían cuenta de la tremenda soledad en la que viven, por mucho que Guardiola se vista de amarillo Piolín, desde la calvorota hasta el pizarrín.

Su lazo amarillo, no el de los golfistas, es un insulto a la inteligencia que requiere una mezcla de fanatismo, cretinez e ignorancia para portarlo. Girauta se ha dado cuenta hace unos días que de Tarradellas a hoy no ha habido un presidente de la Generalidad en sus cabales. Nunca es tarde para caer del burro.

Creo que en los medios catalanes indepen estos días no se hablará mucho del torneo de Akron. Es una nueva prueba, inocente y desinteresada, de que su causa se diluye en la indiferencia nada más traspasar los Pirineos, por mucho que la justicia alemana vea o deje de ver rebelión en la conducta del expresidente. No se engañen. Ésa es otra batalla. La solidaridad popular, la que cuenta para causas como la suya, se mueve para luchar contra la leucemia, no para librar a Pujol de la cárcel.

Un nuevo soporte

Domingo, 5 de Agosto, 2018

Sin ángulos muertos

Hace años, a los presentadores de los telediarios se les prohibía hacer spots publicitarios. Entendía TvE que estaba en juego la credibilidad de la casa porque el espectador podía dedudir que quien es capaz de decir: “ESE lava limpio, limpio limpísimo”, te puede meter la mayor trola sin inmutarse.

Hasta este viernes, la sala de prensa de Moncloa era como los telediarios clásicos, información a secas y nada de publicidad. Bueno, al menos en apariencia, porque cada uno de los que allí comparece mete su spot como puede, con morcillas embutidas en los decretos ley.

Pero hete aquí que este nuevo Gobierno tan poco paritario, o su estilista, o la segunda dama, o Tezanos desde el CIS, han decidido que la sala estaba desaprovechada y ya que su titular iba a hacer el balance de sus fabulosos primeros 60 días de gobernación, le quedaría de perlas un plasma con fotos alusivas. Dicho y hecho.

Por si se les hubiesen pasado, los periodistas presentes tuvieron ante sus ojos algunos pasajes de los dos meses como si se tratase de las 24 horas en la vida de una mujer, de Stefan Zweig, pero en plan macho alfa.

Para nuestro gusto faltó la foto del concierto de The Killers, que daría al personaje ese toque tan humano y tan natural de una pareja cualquiera que una noche agarra el Falcon y sale de conciertuqui para desintoxicar. No todo va a ser trabajo.

Por lo demás, la idea nos parece ideal de la muerte, pues con ella se abre el paso a otras muchas iniciativas que está ahí, en el cajón, esperando que alguien las desarrolle; como por ejemplo que los presentadores de TvE lleven las mismas gafas de sol que el presidente en el avión, que suenen The Killers en vez de la sintonía de El Tiempo, que el CIS patrocine Masterchef, que Narbona vaya a Operación Triunfo, o que Pedro Duque nos desee felices sueños desde Robledo de Chavela.

Hace años, a los presentadores de los telediarios se les prohibía hacer spots publicitarios. Entendía TvE que estaba en juego la credibilidad de la casa porque el espectador podía dedudir que quien es capaz de decir: “ESE lava limpio, limpio limpísimo”, te puede meter la mayor trola sin inmutarse.

Hasta este viernes, la sala de prensa de Moncloa era como los telediarios clásicos, información a secas y nada de publicidad. Bueno, al menos en apariencia, porque cada uno de los que allí comparece mete su spot como puede, con morcillas embutidas en los decretos ley.

Pero hete aquí que este nuevo Gobierno tan poco paritario, o su estilista, o la segunda dama, o Tezanos desde el CIS, han decidido que la sala estaba desaprovechada y ya que su titular iba a hacer el balance de sus fabulosos primeros 60 días de gobernación, le quedaría de perlas un plasma con fotos alusivas. Dicho y hecho.

Por si se les hubiesen pasado, los periodistas presentes tuvieron ante sus ojos algunos pasajes de los dos meses como si se tratase de las 24 horas en la vida de una mujer, de Stefan Zweig, pero en plan macho alfa.

Para nuestro gusto faltó la foto del concierto de The Killers, que daría al personaje ese toque tan humano y tan natural de una pareja cualquiera que una noche agarra el Falcon y sale de conciertuqui para desintoxicar. No todo va a ser trabajo.

Por lo demás, la idea nos parece ideal de la muerte, pues con ella se abre el paso a otras muchas iniciativas que está ahí, en el cajón, esperando que alguien las desarrolle; como por ejemplo que los presentadores de TvE lleven las mismas gafas de sol que el presidente en el avión, que suenen The Killers en vez de la sintonía de El Tiempo, que el CIS patrocine Masterchef, que Narbona vaya a Operación Triunfo, o que Pedro Duque nos desee felices sueños desde Robledo de Chavela.

El plan pis

Sábado, 4 de Agosto, 2018

Objetivos alcanzados

Si ahora voy yo y digo que no sabemos reaccionar a la agresión de unos manteros contra un turista norteamericano en plena plaza de Catalunya, me empiezan a caer encima epítetos de toda clase que incluirían, por supuesto, los de racista, supremacista, imperialista, capitalista, negrero, proyankee y otros que ahora no se me ocurren.

De modo que voy y lo digo. Y añado, eso es lo mínimo que va a venir si no se recupera la necesidad de la ley para garantizar la convivencia. Como dice Graciano Palomo, ahí lo dejo.

De Barcelona llegan esta mañana noticias transformadas en orines, botellón, vómitos, manteros y enfrentamientos. Nada que ver en apariencia con el pretendido golpe de Estado que fraguan con insistencia los organismos estatales allí establecidos, como la Generalidad, pero solo en apariencia.

Cierto que la carta de presentación de la alcaldesa Colau fue una señorita abierta de piernas meando en la vía pública de una ciudad; cierto que esa imagen fue un golpe a la retinas de sus votantes que jamás podían sospechar hasta qué profundas simas había caído la oferta política.

Entonces, ¿qué era aquello? ¿Una llamada de atención? ¿Un happening al viejo estilo de los sesenta? ¿Una tontá? No. Era el programa político de la candidata. Si me votáis, en poco tiempo convertiré Barcelona en el urinario más grande de Europa, porque además confío que a mi favor juegue toda una política de desobediencia, de expulsión de empresas y de chupar del bote que llevarán a cabo los organismos autonómicos.

Para la perfecta culminación de mis planes_ suponía la alcaldesa en ciernes _, debemos tener en cuenta que en la Moncloa siempre podemos poner un panoli que lo autorice, lo financie y se ría en las fotos. Difícil, pero es factible, y que encima gane el CIS.

Se han vuelto tarumbas

Viernes, 3 de Agosto, 2018

Viernes, prepárate para lo que te viene encima

Manda Sánchez, o Calvo manda, que hagamos paritaria la obra de Cervantes; o sea, que así como nos referimos a Don Quijote cuando la nombramos ante las amistades, en casa, o en los crucigramas, añadamos …y doña Dulcinea, de tal forma que se equilibren las fuerzas y el título resultante de la novela sea El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha y la no menos Ingeniosa doña Dulcinea del Toboso que tanto monta, monta tanto.

A partir de ahí ya podemos hablar de igualdad, y si a la pregunta de un crucigrama, “famosa novela cervantina” solo le corresponde una respuesta de siete casillas, sepan ustedes que el crucigramista, además de serlo, peca de machismo por olvidarse de la protagonista imaginaria.

Da igual que Cervantes haya centrado en el hidalgo el quid de la historia que nos quiso contar y que los demás personajes sean secundarios por voluntad expresa de su creador. Es orden del Gobierno que los elevemos de rango por bien de la igualdad. ¿Cabe mayor patochada ágrafa?

Diga el Gobierno también que menos hablar de La Regenta, doña Ana Ozores, y más de don Fermín de Pas, el magistral provisor de Vetusta, que igualdad no es solo elevar la mujer a donde está el hombre, sino al hombre donde se haya la mujer. Igualdad para mosqueteros y mosqueteras, para Pantaleón, Pantaleona, los visitadores y las visitadoras, que nazca Tirana Banderillas y Lisístrato; que el lobo estepario sea esteparia y que suba de rango la señora de los anillos, aunque para encontrarla haya que devorar antes 200 páginas.

La igualdad _ esa igualdad _, es lo chachi y lo sublime. El resto, filfa. Ni sabemos lo que es.

Difícil ejercicio nos queda por delante cuando le toque el turno de igualación a la novela de Defoe, Robinson Crusoe. Una sugerencia, que Viernes pase a llamarse Dominga y listo.

La guerra tiene prórroga

Jueves, 2 de Agosto, 2018

El Mausoleo por antonomasia

Esta cruzada que algunos cargos públicos han emprendido contra Franco, contra sus despojos y contra los despojos de su familia está perfectamente anunciada en el refranero español cuando ridiculiza la valentía de los soldados que en tiempos de la Reconquista solo son capaces de propinar una gran lanzada al moro muerto.

Franco no solo está muerto, sino que sus restos superan con mucho el tiempo máximo estimado de momificación, o sea el período que permanecen los cuerpos de los reyes en el pudridero de San Lorenzo del Escorial, esto es, alrededor de unos treinta años.

Por lo tanto las posibilidades de que pueda removerse en su tumba son prácticamente las mismas de que lo haga el sátrapa Mausolo, un tipo que vivió tres siglos antes de Cristo y al que en Halicarnaso le construyen un monumento funerario que no se lo salta un galgo. Cómo sería la cosa que le llamaron Mausoleo, y a partir de entonces todas las tumbas suntuosas son mausoleos.

Parece ser que quienes sacan de su monumento al bueno de Mausolo son los ladrones, o sea, los famosos saqueadores de tumbas que tantas novelas han inspirado y de seguir así, lo que te rondaré, morena.

Los de la cruzada, es decir, los que tienen a Franco cruzado, quieren evitar a toda costa que ese saqueo se produzca, siendo ellos los que pasen a la historia como los autores de la gran lanzada al moro muerto, a pesar de que nadie hasta ahora lo haya hecho con esos méritos. Caso distinto es el del Cid, que estando él muerto, da gran lanzada al moro vivo, pero no nos metamos en heroicidades, que están mal vistas.

Lo que mola son estas otras pijotadas y que los followers te pongan un like cuando cuelgues el post de la foto con la lanzada, porque el follower de hoy es el votante del mañana.

El error Flynn

Miércoles, 1 de Agosto, 2018

La primera piedra

Al crecimiento anual y continuo de la media de los coeficientes de inteligencia se le llama efecto Flynn. Me acabo de enterar, no se crean que lo sabía y lo callé hasta ahora mismo.

Con este nombre se rinde homenaje al investigador neozelandés James R. Flynn, que lo estudia y lo certifica.

Bueno, pues ahora resulta que en unos países el efecto Flynn se ha detenido, e incluso, en otros ha comenzado a recular. Consecuencia, que en vez de ir para listos, vamos para tontos.

A pesar de su carácter negativo me ha satisfecho mucho la lectura de esta noticia, porque viene a corroborar la impresión que al respecto mantengo desde que el XX dobló la esquina, coincidente con la de otros, convencidos también de que aquí no cabe un tonto más.

Si la mera impresión tiene una demostración científica debería ser motivo suficiente para que tomemos cartas en el asunto, no vaya a ser que acabe este siglo y se nombre rector de la Complutense a alguien con el perfil de Lina Morgan en La Tonta del Bote, aquella ingenua astracanada de Pilar Millán Astray que hoy merecería el título de políticamente incorrecta, por el personaje _ mujer y tonta _, por Pilar _ hermana del fundador de la Legión y de Radio Nacional _, y por el efecto Flynn hacia abajo, que nos vuelve turulatos.

En mi modestísima opinión, todo empieza con Waldo de los Ríos, aquel brillante compositor argentino con residencia española al que se le ocurre hacer versiones pop de los clásicos e inventa Mozartmanía.

Ése fue el pistoletazo de salida para que muchos pensasen de golpe que se podía hacer de todo, como por ejemplo reducir Mozart a nivel de Torrebruno.

Como antecedente histórico también cabe citarse la Biblia en verso, del ínclito cura catalán José María Carulla.