Archivo de ‘General’ Category

La capital reversible

Jueves, 3 de Agosto, 2017

¿La Cibeles también era reversible?

Protéjanse las napias, porque esta columna huele un poco.

Carmena ha instalado quince urinarios portátiles en la zona centro de Madrid y si tuviésemos que apostar, diríamos que lo ha hecho para dar que hablar en las ingenuas polémicas de las terrazas agosteñas.

Resulta que hasta ahora nadie ha aplaudido la medida y eso que la pestilencia en las zonas de instalación es como alguna leche, condensada.

Por el contrario, las críticas abarcan toda suerte de aspectos. El primero, que siendo Carmena de militancia igualitaria, reparta urinarios sexistas que únicamente pueden usar los hombres, o mujeres con muy buena puntería, ya que el receptáculo es un tubo central a la altura de la cadera de una persona de mediana estatura.

Niños e inválidos también están excluidos. Los pudorosos protestan porque al ser tan abiertos, no se evita que desde los laterales el respetable público pueda admirar las zonas íntimas de la anatomía masculina.

Por criticar, también se les critica que son pocos y que se han puesto en unos sitios y no en otros. En unos, por haberse instalado allí; en otros, por no haberlo hecho.

Pero la crítica más demoledora es cuando se dice de ellos que al no tener un sistema químico adecuado, lo que consiguen es acrecentar la intensidad de las emanaciones. Con lo cual, apaga y vámonos.

Si no los ha instalado para dar que hablar, ¿cuál podría ser el otro fin de estas estructuras? ¿Tapar baches? ¿Estropear las fotografías de los turistas en quince puntos de la ciudad?

Fuentes municipales han destacado que la iniciativa es de carácter reversible. Esto es, que si no funciona, se elimina, porque total es de presupuesto bajo. No sé, no veo a Carlos III demoliendo la Cibeles porque era reversible. Con lo fácil que es enseñar que hay que salir meado de casa.

Burla Negra

Miércoles, 2 de Agosto, 2017

El Burla Negra inicia el abordaje del Morning Star

A más de uno nos gustaría saber qué podría pasarnos si llevamos a cabo un incumplimiento de la ley similar a los que realizan el presidente catalán y sus altos cargos.

Nos gustaría saber si íbamos a recibir de jueces y policías tanta consideración, santa paciencia y miríficas miradas; si es el trato común para con los administrados, o solo con algunos por haber nacido en aquella esquina.

A otros catalanes, pacíficos ellos, también les gustaría saber si los comportamientos violentos, como el asalto al bus de turistas, son los característicos de la independencia, ya que quien los ordena y protagoniza sostiene al gobierno y apuntala los planes soberanistas.

Tenía que acabar así. Un discurso en el que predomina la desobediencia y la burla de las leyes no puede ser el caldo de cultivo donde florezca la justicia, la paz y el orden, sino el caos, la kale borroka y la extorsión.

Si el presidente dice que se hará una pajarita de papel con las resoluciones del TC, ¿cómo esperar que los hijuelos de la CUP no repartan tropelías sin cuento allí donde les plazca? Y mucho menos, ¿cómo no esperar que anuncien su rebeldía si la ley trata de hacerlos responsables?

Pueden estar tranquilos. Para algo han puesto delante de los Mossos a un fulano que alardea de lo mismo, es decir, de imitar al pirata Benito Soto en todas sus relaciones con la legalidad.

El barco que pilota Puigdemont, si es que pilota algo, se ha convertido desde hace tiempo en el Burla Negra, o sea el bergantín brasileño que llamaban El Defensor de Pedro, del que se apodera Soto, el pirata de Pontevedra y con el que intenta independizarse del mundo, robar el tesoro de Sijena y dedicarse a la vida loca sin rendir cuentas.

Benito Soto no lo consigue y su burla negra acaba en la horca. No sugerimos que los paralelismos lleguen tan lejos, pero su burla también es negra.

La dictamadura

Martes, 1 de Agosto, 2017

Éste es el sorprendente texto que le aparece a Maduro. Van a rodar cabezas.

Nada impide que un venezolano salte todo el día de colegio a otro, votando en cada uno de ellos.

Otros pueden registrar un doble voto con todas las bendiciones.

Cuando Maduro votó y quiso registralo en el llamado Carnet de la Patria _ un instrumento de control a través del móvil _, en su pantalla apareció un texto que dice: “La persona no existe o el carné fue anulado”.

Esos tres detalles sobre la calidad de la votación celebrada en Venezuela para elegir los miembros de la Asamblea Constituyente _ Prostituyente en la jerga opositora _, abren las puertas para cuestionar la legitimidad técnica de dichas urnas. La legitimidad democrática jamás la tuvo, pero eso va a depender de la cantidad de países que reconozcan el resultado. España ya ha anunciado que no lo hará, por lo burdo de todo el proceso.

De ahí que el 41 por ciento de participación que defiende el Gobierno y el 12 por ciento del que habla la oposición pueden dar finalmente una cifra menor de ocho millones de votantes.

Y por encima de esas consideraciones, hay quince cadáveres más para sumar a las víctimas que se arrastran en los tres últimos meses, desde que toma cuerpo este autogolpe de Estado llamado Constituyente.

El regimen totalitario y dictatorial de Venezuela cubre una nueva etapa para consolidarse como dictamadura sin ningún género de dudas, con el apoyo de otros países del mismo corte, como Irán, que ven coincidencia en la miseria y el sometimiento de su pueblo de Maduro, con el suyo propio.

Voces como las de Garzón, que desde España aplauden el enroque del poder único, nos advierten de los peligros que para un sistema de libertades representan ciertos lobos con piel de cordero que se infiltran en la sociedad haciéndose pasar por la quintaesencia democrática, cuando en realidad solo admiten una política, la suya.

¿Y si…?

Lunes, 31 de Julio, 2017

Picasso era profeta

Hacer un seguimiento sobre la llamada cuestión territorial es de traca y sirve para confirmar que el dicho “dos españoles, tres opiniones” se queda corto y es imposible de representar con guarismos arábigos. Solo en una de las corrientes del socialismo leemos hoy como noticias posturas tan encontradas y contradictorias que no tienen cabida en un único programa de gobierno.

No la tienen porque son el blanco y su contrario, el fas y el nefas, el mucho abarca y el poco aprieta, al mismo tiempo y con un abundante escalado de tonos y matices. Son el “nunca fuimos nacionalistas”, el “país de países”, el federalismo, la plurinacionalidad, la independencia y “la asimetría estructural”, que suena como el enunciado de una nueva propuesta culinaria.

Cuando nos pregunten en el extranjero de dónde somos, diremos orgullosos que hemos nacido “en una de las asimetrías estructurales más bonitas de Europa”. No tiene nombre, porque eso de decir España es algo que está muy mal visto, de modo que en vez de españoles, somos asimétricos, como ya demostró Picasso.

Pensando en estas cosas y en la abundancia de propuestas que se suceden sin solución de continuidad desde que se inventó la España de las autonomías _ fíjense qué disparate _, imagino que existe una oficina donde trabajan diez o doce funcionarios encargados de inventarse todos los días varias definiciones de España, como si fuesen recetas del gazpacho. Allí van los partidos y piden: “Me das dos de federalismo, una de municipios y otra de provincias”. Las pagan y se las llevan.

La oficina se llama “¿Y si…”, y no tiene nada que ver con el ISIS Estado Islámico, aunque también destruye lo suyo.

Hablemos claro. El plurinacionalismo me parece una horterada; el país de países, una gilipollez, y la asimetría estructural, una cagada. Así que por mí, sigan ustedes inventando.

De bichos y chancletas

Domingo, 30 de Julio, 2017

Entrando a matar

En Baleares se han cargado los toros. O lo intentan. Vaya por Dios. A partir de ahora solo se podrán asesinar langostas para hacer la caldereta menorquina, conejos para sacarles la sangre y cocinar el arròs brut, y lechones para la porcella.

Sí, ya sé, una cosa es matar para comer y otra, el espectáculo. Pero resulta que si no comemos langosta o conejo, no pasa nada. Siguen viviendo tan felices, pero si no hay corridas, ni lechones asados, no habrá toros bravos, ni cerdos, porque nadie los va a criar para que se mueran de viejos y hacerle después un entierro de primera, con sus caballitos blancos y sus caballitos negros.

No pasa nada si uno está en contra de la fiesta de los toros. Estupendo. Yo también estoy en contra de los botellones, porque en ellos no se muere el toro, sino el tonto. Otros habrá que estén en contra de las rotondas. Cada uno que esté en contra de lo que le parezca, pero sepa el de las rotondas que sustituirlas por un cruce es mucho más peligroso; sepa el de los botellones que se ha cargado la economía de cientos de familias chinas, y sepa el antitaurino, que no solo se ha cargado la fiesta, sino también a todos los toros bravos, hablando propiamente.

Ayer vi un reportaje en un programa muy ecologista en el que se mostraba lo encantados que estaban en un sitio porque criaban lechuzas para acabar con los topillos. Pero, hombre, ¿les preguntaron ustedes a los topillos si estaban encantados de muliplicar por veinte la población de lechuzas para ser comidos por ellas?

Sí, una lechuza es más bonita que un topillo, vuela sin hacer ruido y tiene una cara como una manzana partida en dos, pero bajo el punto de vista del Código Penal, es tan bicho como el toro.

¿Y que me dicen de las velutinas? Sin ir más lejos, El Progreso publicó este viernes la foto de un niño arreándole un chancletazo a una. Al instante me vino a la mente la imagen de José Tomás.

Ectoplastas

Sábado, 29 de Julio, 2017

Tope de vía muerta

No fue un choque de trenes, sino un cercanías que no vio los topes del final de la vía.

Así es, la mañana de este viernes se abrió con un accidente ferroviario que parecía redactado en clave política.

Con todos los respetos para los trenes de cercanías, pero no hay mejor imagen para describir el proceso que la de uno de ellos chocando con los topes de una estación por no darse cuenta que se acaba la vía. Creía ser de largo recorrido, pero solo era de cercanías. Qué chiste más malo.

Con todos los respectos para quienes conducen el proceso, pero son ustedes unos plastas insoportables. Ni siquiera son capaces de presentar sus aspiraciones con la mínima simpatía necesaria para que quienes tenemos mucho que decir a la hora de concedérsela las veamos con ojos favorables.

Claro, como se atribuyen unas propiedades que no tienen, los demás les importamos un pito. Pues han de saber que en Galicia, quienes desplazan las lindes de su finca para hacerla mayor, al morir se quedan atrapados como fantasmas en pena hasta que reparan la tierra robada. En su caso serían ectoplastas sufrientes.

Son ustedes unos arrogantes mentirosos que pretenden otorgarse legalidad mediante la utilización de trucos de feria que se descubren desde la última fila. Escopetas trampeadas que no pasan la ITV más benevolente y decretos que parecen copiados de los más torpes déspotas de la historia.

Y todo aderezado de manipulaciones, tergiversaciones y falacias. Muchas falacias repetidas por los altavoces oficiales con la aspiración de que calen y se conviertan en verdades irrefutables, pero solo convencen a los sueltos de tripa, a los débiles de mollera, a los que desean lo peor para España y a los que no les conocen ni por el forro, como Yoko Ono y asimilados.

35 años de Alfonso

Viernes, 28 de Julio, 2017

Haciendo a España irreconocible

Dicen que la intención es cargarse a Alfonso Guerra como presidente ejecutivo de la Fundación Pablo Iglesias y sustituirle por José Félix Tezanos, antiguo guerrista de pro y actual sanchista de contra.

Ya de por sí resulta difícil comprender cómo se puede haber sido guerrista y ser hoy sanchista, como muy bien podría explicárnoslo Paco Vázquez. Sobre el papel son dos apellidos incompatibles dentro del socialismo español y solo desde un descomunal descenso del listón se puede pasar de Alfonso a Pedro, que es algo así como bajar de Mahler a King África, de Quevedo a Monedero, o de La Clave a First Dates.

Dirán ustedes, son los tiempos y Pedro está mucho más en consonancia con la rampante vulgaridad. Cierto. Ahí le has zurrado.

Los propios guerristas se dieron por muertos y finiquitados en el 2015. Solo individualidades como el propio Tezanos o Escudero supieron ver la necesidad de reconvertirse en sanchistas para sobrevivir. Es muy fuerte, pero es así.

Habían logrado superar la navegación a través del oleaje en el mar de Zapatero, pero no estaban preparados para la siguiente carta náutica. Por si el finiquito no estuviese firmado de antemano, el apoyo a Susana Díaz, la menos dañina de las opciones, acabó por hundir al capitán del guerrismo y lo previsto es que este próximo lunes sea ejecutado por elevación, llevándolo a ser presidente de honor de la Pablo Iglesias. Sic transit gloria mundi.

El próximo octubre se cumplirán los treinta y cinco años del momento en el que Alfonso Guerra pronuncia una de sus frases más recordadas. Fue tras la primer victoria del PSOE cuando va y dice: “Vamos a poner a España que no la va a reconocer ni la madre que la parió”.

Poco podía sospechar don Alfonso que 35 años más tarde, a quien no reconoce su madre es al PSOE.

Yoko y Bianca

Jueves, 27 de Julio, 2017

Yoko y Bianca (en distintos años, ojo)

Discrepo de quienes la critican. Yo creo que Yoko Ono está perfectamente a la altura del proceso independentista. Una especialista en desuniones y en sembrar cizaña no puede perderse el espectáculo de los Puigdemones, porque está en su salsa. Es como decir que el arroz no pega con la paella.

Cuando Ono desaparezca de la faz de la Tierra, quiera el cielo que tarde, salvo que se meta monja o escriba el Bushidö mejorado, el balance que dejará Yoko de su paso por el planeta va a ser bastante exiguo. Y no es que nadie le exija una gran obra, o una aportación trascendente, no. Es que ella sí se lo cree. En casa hemos sido siempre mucho más de Bianca Jagger.

En fin, que le va el proceso como anillo al dedo. No tanto a Silvio Rodríguez, que es un poeta estupendo y un cantor sensible, aunque sea para ensalzar un régimen enemigo de los votos y las urnas que sí reclama aquí. Es magnífico el carajal que se montan algunos en cuanto tienen que analizar los acontecimientos dentro o fuera de su país.

Es como cuando oímos a Maduro recomendando todo digno que nadie intervenga en sus asuntos de Venezuela. Son los cortijos particulares.

Otros cuya presencia en la lista de apoyos es sencillamente fabulosa son los futbolistas Hristo Stoichkov, que se hizo millonario jugando en España, y Éric Cantona, cuya carrera deportiva se ha desarrollado en países donde un referéndum como el que se pretende está prohibido.

Es curioso que todos ellos y el resto de los que se incluyen en la lista de ilustres favorables al referéndum insulten con el mayor descaro y la más grande ignorancia a todos los españoles, nos traten de invasores en Cataluña, se muestren partidarios de que nos roben y les importe un pimiento saltarse las leyes reconocidas por sus propios países.

Vengan después a reclamar solidaridades las Rigobertas y demás hierbas.

La plaga

Miércoles, 26 de Julio, 2017

Virus de contenido

Se recibe con asombro la lluvia de inmundicia moral que cae sobre una chica de madre famosa y padre torero, porque al llegar a su mayoría de edad hemos descubierto que es corta de mandíbula, característica que debe ser de suma gravedad en el mundo de quienes lo son un poco más arriba, los cortos de mollera.

El auténtico asombro sería que esa bazofia no aflorase, pues supondría confirmar que en España no existen merluzos asilvestrados de supina ignorancia e infinito salvajismo que pintan las paredes, orinan donde sea cuando les aprieta la vejiga, revientan papeleras, derriban santos, desean la muerte a quien les viene en gana, convocan referéndums y anuncian que su arco de triunfo será el sitio por donde se pase la ley, porque pa chulo, mi pirulo.

Ése sí que sería motivo de gran asombro y estupor para todos. Ahora bien, que a la niña se la ponga a caer de un burro, con la excusa de que la madre ejerce de verdulera, o sin ella, entra dentro de los guiones más previsibles que puedan darse en una sociedad despellejaperros dotada de redes sociales que actúan como fieles espejos de la realidad, pues colocados los individuos enfrente, éstos devuelven y difunden su imagen multiplicada por mil, y quien zopenco se asoma al cristal, zopenca se rebota su triste figura.

Es lo que tiene la tecnología. Seguramente hoy existe el mismo porcentaje de tontos que hace veinte años, e incluso menor, pero mientras antes los podíamos disimular porque solo opinaban en las barras de los bares, en sus casas o contra el cuello de sus camisas, hoy les han dado un teclado y un ratón, y no veas cómo se lanzan los muy Sénecas.

Dado que esto avanza que es una barbaridad, es de esperar que más pronto que tarde existan antivirus detectores de cenutrios que nos liberen de la plaga. Censura, sí señor, y de la buena.

La sisa

Miércoles, 26 de Julio, 2017

¿A cómo dice que está el pollo?

Malas noticias para el proceso catalán desde todos los frentes. Y encima hoy, va el calendario y pone en este día a Santiago Apóstol, patrón de España, de Galicia y de Caracas.

Si en el interior las encuestas dicen que bajan los apoyos a la independencia, en el exterior Romeva presenta un flojo balance de su gestión. Cero países figuran en el haber de la causa. Romeva, el ministro de Exteriores catalán, presenta una tarjeta limpia de anotaciones. Cero apoyos. ¿Ni siquiera el Vaticano, por aquello de las Bienaventuranzas y los necesitados? No, ni el Vaticano, ni Corea del Norte, ni Aruba, que no es estado, pero tiene una ciudad llamada Barcelona.

A Romeva deberían nombrarlo ministro de Muy Exteriores.

Después está el tema de los cuartos, que es el nudo gordiano de la cuestión desde que la pela es la pela.

Hace unas cuantas décadas, en toda España se hacían las cuentas de la plaza, que consistía apuntar los gastos diarios en unas libretas editadas para tal fin. Tanto si se tenía servicio, como si no, a esa libreta iban a parar todos y cada uno de los céntimos que salían del bolsillo familiar, y allí aparecían consignados los 0,05 del perejil, la peseta de la harina y las dos de la sardina, de tal forma que sumadas con tino y acierto, si habían salido diez para la plaza y se habían gastado 7, tenía que haber 3 de vuelta, salvo sisas comedidas.

A la Generalitat le han mandado hacer las cuentas de la plaza. Tantos euros por un lado, tantos por el otro, y cero para el referéndum, que no estamos para gastos inútiles.

¡Qué vergüenza! Mira que desconfiar de la honradez de unos señores tan serios y tan comprometidos con el servicio público. ¡Cómo se puede pensar que quieren detraer ni un céntimo para su beneficio!

Pues no se sabe por qué, pero Rajoy desconfia. ¡Ay, Señor, Señor! ¡Cómo se ha puesto la plaza! ¡Y el servicio!