Fort Sanxenxo

14 de Agosto , 2020

Una Silgar vacía y silente

Es una asignatura pendiente del periodismo español y me consta que en estos últimos días se están realizando cursillos acelerados para aprobarla.

Me consultan.

_ Tú que eres de la tierra, dime de una vez por todas cuántas equis lleva Sangenjo, porque me han dicho que en gallego fetén son tres, Xanxenxo.

La pregunta viene a cuento de un artículo que está escribiendo y como lo ha visto escrito sin equis, Sangenjo; con una, Sansenxo, y con dos, Sanxenxo, ha pedido asesoría y le han dicho que tres.

Hasta con dos jotas se puede encontrar escrito por ahí delante. Así de versátil es ese Poseidón cristianizado en san Ginés, o lo que haya dado origen a ese topónimo de tanta actualidad.

¿Por qué? Bueno, porque dicen que el Día D de la reaparición de Juan Carlos I se va a producir el 10 de septiembre y que el desembarco tendrá lugar en las playas de Sanxenxo, dentro de una Operación Fortaleza destinada a la limpieza, el brillo y el pulimento de su buen nombre, de tal forma que el arenal de Silgar se convertiría en algo así como la Omaha del sur.

Instalado en Fort Sanxenxo, los disparos de su artillería se dirigirán hacia varios objetivos, como son las gargantas profundas que hablaron, las manos que manipularon y los cerebros que orquestaron. Vamos, que la guerra no ha hecho más que empezar.

A fuer de Garbos y Aracelis intoxicadores de los mensajes para que se equivoquen de playa, y no sea en Silgar, sino en Caneliñas, más acogedora y coqueta, solo falta por saber lo principal. Es decir, si estamos hablando de un plan del Almirantazgo, con su hoja de ruta y las cotas a tomar; o es la expresión de un íntimo deseo que más de uno alberga en su corazoncito monárquico.

Estamos a menos de un mes de averiguar por lo menos si Garbo acierta el Día D.

Medusa se mira al espejo

13 de Agosto , 2020

Medusa horrorizada de sí misma

Para ser 13 de agosto no son mancas las imputaciones que el juez Escalonilla realiza contra la cúpula administrativa y financiera de Podemos.

Agosto, un mes nacido para que no ocurra nada, para que el presidente sestee bajo un pruno y para que la aparición de un marrajo en cualquier playa concurrida dé lugar a una psicosis contra los escualos, deja este año acontecimientos propios de meses menos calurosos.

Tenía que ser así. El año entero es para enmarcar.

Hasta Abel Caballero, que era el referente de la pachorra política, se ha puesto nervioso. Hasta a Echenique le tiemblan las ruedas, Hasta Iglesias creyó oportuno pelarse, sin esperar a remojar sus barbas viendo las del vecino afeitar.

Todo se ha vuelto una oda a los principios consagrados en la Declaración de los Derechos Humanos. Bienaventurados los imputados porque a ellos les protegerá la presunción de inocencia. Bienaventurados los corruptos, porque siempre habrá quien les gane.

Pero Podemos nunca fue de esos. Le iban más los juicios sumarísimos y las ejecuciones inmediatas sin esperar pruebas ni sentencias. Seguramente habrán roto todos los espejos de su sede, porque si hoy se miran en ellos, Medusa y sus cien serpientes les devolverán un reflejo con tal fuerza que ninguno se salva de ser petrificado al instante.

Quede como quede toda esta substancia judicial, va a ser difícil sostener por más tiempo la existencia de la voluntad reformadora, purificadora y honrada que antaño exhibía la organización frente a la casta, porque aunque ya se sabía que los cobros en el extranjero son suficiente delito como para emplumar a quien los practica sin pudor, la malversación y las otras acusaciones que se le investigan tienen la fuerza desengrasante de los limpiahornos, tan grande cuanto mayor es la furia que desatan contra Escalonilla.

Moncho Pernas, el Castelao del Norte

13 de Agosto , 2020

El profesor de Viveiro también gana una veintena de premios periodísticos y hace caricatura

SIENDO HIJO DE José Antonio Pernas Peón, el renovador de la ciudad turística, desde sus primeros años Ramón Pernas Rodríguez (Viveiro, 1917), está en el punto de mira de los vecinos, casi como un personaje público más, al lado de su hermano Jesús.

Su Debut social tiene lugar en una gran velada que se celebra el 10 de octubre de 1929 en el Teatro Nemesio para honrar a los viejos marinos, y donde son arengados por el orador sagrado Eugenio Durán.

Un coro infantil canta Barcarola en el mar y el Himno a la vejez, para dar paso a que el niño de 12 años Ramón Pernas recite la poesía A la Vejez del marino, escrita para la ocasión por su maestro, Antonio Alonso Mateo. La música la pone la Orquesta Latorre y los premiados son marineros de Celeiro, Viveiro y San Román de Vilaestrofe.

Pero el destino del niño no es ser rapsoda, sino dibujante, entre otras actividades. Su presentación como tal tiene lugar seis años más tarde, cuando diserta con la autoridad de un adulto en el Círculo de Estudios de la Juventud Católica Masculina, en octubre de 1935. Allí se anuncia que la conferencia la dará el dibujante Moncho, es decir, él.

Poco después, cuando llegue el turbulento 1936, será nombrado secretario del Círculo y su hermano Jesús, bibliotecario.

Es entonces cuando Francisco Leal Insua anuncia a la provincia la existencia de un nuevo artista en Viveiro, que refleja los tipos populares con su fino y enxebre humor, influenciado por Castelao, de quien será amigo en Barcelona.

Es el 1 de marzo de 1936 y apenas quedan cinco meses para la guerra. Leal cuenta que se inicia copiando aguafuertes de Castro Gil para perfeccionar sus condiciones naturales para la plástica.

El periodista afirma que un amigo extranjero ha visto sus primeros trabajos y los define como realistas, pero injertados en un marco decorativo. Leal acusa de partidismo al ayuntamiento porque ayuda a sus afines políticos en perjuicio de Moncho. También critica la indiferencia pueblerina frente al arte.

En Viveiro cayó como cuerno quemado leer que en su Casino se sientan señores “que no tienen otra vida intelectiva que seguir el consejo del banquero, ahogar el seis doble y cantar las cuarenta”.

El dibujante ilustra dos libros de Leal, Horas y Rosal florido, parte de una obra que se va a desparramar en docenas de publicaciones españolas y extranjeras, en el Heraldo de Vivero y en sus chistes semanales de El Progreso, siempre socarrones al estilo de Castelao, Cebreiro o Torres.

También hace cartelismo y suyos son los que anuncian varios años la Semana Santa (ver cromo) o las fiestas, y las del San Froilán en Lugo, con Luis Amat Cayón.

Moncho cultiva la caricatura y durante una temporada en la que es corresponsal del diario lucense, publica entrevistas y dibujos al estilo de Del Arco.

En ese sentido hay que añadir una veintena de premios periodísticos-literarios que gana a lo largo de los años, preferentemente con temas turísticos y pesqueros.

Asimismo, es el autor del pergamino de nombramiento de Franco como alcalde honorario, y la medalla de la ciudad, con la puerta de Carlos I y los símbolos de la pesca y la agricultura, entre otros motivos.

Estudiante de Derecho, de Correos, alumno de la Escuela de San Jorge de Bellas Artes en Barcelona, profesor de alemán y de dibujo en Maestría Industrial, secretario de la Cofradía de Pescadores y en 1963 es nombrado concejal.

Solo expone su obra una vez, cerca ya de su muerte.

A lo loco y sin faldas

12 de Agosto , 2020

La ley Montero en un segundo

Quién le iba a decir a Billy Wilder que sesenta años después de estrenar su delirante Con faldas y a lo loco existiría en España un ministerio que defiende las mismas premisas que sus personajes. No hay hombres y mujeres, hay lo que cada uno quiera ser, sin papeles, sin molestas cirugías. Basta quererlo y aunque hayas nacido sexualmente mujer, si dices que eres Manolo, te conviertes en hombre ipso facto y de cabo a rabo.

Es lo que pasa cuando se elevan a ministras/os personas que apenas han leído más allá que las letras de Alaska y los Pegamoides, sobre todo esa tan bonita que se pregunta a quién le importa etc, etc.

El invento funciona como el mecanismo de los botijos, aunque ahora están buscando palabrejas para que la ministra pueda contarlo en una conferencia y parezca algo serio. De momento, todo se reduce a decir que quien desee ser hombre, se le darán los papeles correspondientes para que lo sea, y si mujer, ídem del lienzo.

De esa forma, el día de mañana los servicios de mujeres podrán verse poblados de voyeurs camuflados; las cárceles, de violadores y los conventos, de señores curas.

El feminismo, o al menos el feminismo que no ha perdido la cabeza, ya le ha dicho a Montero que nones, que eso no es ni por el forro lo que figura en el frontispicio de sus aspiraciones. ¡Ah! Y que dimita.

A la ministra de Igualdad le viene el cargo ancho, como una túnica de Demis Roussos a una lombriz, y ella trata de rellenar sus abundantes holguras con ocurrencias como esta, que sale de la misma cabeza de Billy Wilder y que a él le sirve para hacer una película desternillante, pero a ella, no una gestión brillante.

Como dice al final Lemmon:

_ No me comprendes, Osgood. Soy un hombre.

_ Bueno, nadie es perfecto.

Paulino Suárez, a la sombra de Negrín

12 de Agosto , 2020

Al médico de Taboada, amigo y confidente del fisiólogo, se le atribuyen delicadas misiones políticas en Francia

TANTO ÉL COMO su hermano Dimas y su primo, el renombrado Xan de Forcados, siguen la vocación médica de su padre, Ramón Suárez y Camba. Nos referimos a Paulino Francisco Javier Suárez Suárez (Taboada, 1884). Curiosamente, él y Xan de Forcados nacen (1884) y mueren (1970) el mismo año.

La familia la completa su madre, Concepción Suárez Somoza. Residen en Nogueira de Asma, dentro de la parroquia de Santiago de Cicillón, de donde Paulino saldrá para estudiar en Santiago y en la Universidad Central de Madrid, donde se licencia en 1908 y se doctora en 1918.

Consigue una plaza de de médico de los mineros de Peñarroya (Córdoba) y en 1913 Xan de Forcados le aconseja solicitar una pensión de la Junta para la Ampliación de Estudios, con destino en la Universidad de Estrasburgo, donde estudia Química y Botánica Práctica, y se especializa en Bacteriología e Inmunidad.

Luego se instala en Munich para trabajar en el laboratorio de análisis químicos de Bender y Hobein. Estudia la relación entre la alimentación por maíz y la aparición de la pelagra, en el Instituto de Química Fisiológica y Patológica del profesor Hofminster, con el que también trabaja su primo.

La Gran Guerra le lleva a investigar los procesos de purificación del agua y las epidemias, pero el propio año 1914 debe regresar a España, donde solicita una nueva pensión de la JAE en el Instituto para la Investigación de Enfermedades Infecciosas de Berna, en la que estará hasta 1917. Sus colaboraciones con Kolle y Tomarkin, dan como fruto un trabajo sobre la aparición de precipitinas en los animales vacunados y en el hombre.

Cuando regresa a Madrid lee su tesis de doctor, Contribución al estudio de la etiología de la pelagra, y poco después es nombrado director del Laboratorio de Bacteriología y Serología de la Residencia de Estudiantes, donde coincide con Negrín, Medinaveitia, Ranedo, Calandre y sobre todo, Pío del Río Hortega y Pittaluga. De 1927 a 1934 será auxiliar de la cátedra de Fisiología de Negrín.

En esos años solicita el aprovechamiento de las aguas del río Sobrado, en Cicillón, para un molino.

En 1932 es nombrado director adjunto de la Residencia de Estudiantes, al frente de la cual está Alberto Jiménez Fraud. Suárez lleva a cabo una labor de tutoría y suele hacerse cargo de los alumnos gallegos. Durante la república es consejero de Sanidad y representa a España en foros internacionales.

Al ser soltero y tener su domicilio en la Residencia, incrementa su contacto con Negrín, y según Giral, durante la guerra este le encomienda delicadas misiones políticas en Francia de carácter reservado.

También interviene a favor de José Castillejo que los republicanos quieren fusilar por connivencia con la derecha.

Exiliado con Negrín durante la guerra, pasa una breve estancia en Oxford, donde se encontraba Fraud que le invita, y marcha a México. De allí se traslada a Cuba. Tiempo después regresa a Oxford en una ocasión como albacea testamentario de Pío del Río-Hortega junto a Severo Ochoa.

En La Habana encuentra ocupación en el Instituto Bioquímico y en 1943 participa como relator por Cuba en la I Reunión de Profesores Universitarios Españoles, que presiden Gustavo Pittaluga, María Zambrano y Félix Montiel, y en la que participan gallegos como Rubia Barcia, Alejandro Otero, Vázquez Gayoso, Jaso Roldán y Francisco Giral.

Al principio de los sesenta regresa de forma discreta a su casa natal de Nogueira de Asma, donde vive sus últimos días como médico hasta fallecer en 1970.

Araceli Herrero, a voz dos primeiros días das Letras Galegas

11 de Agosto , 2020

A estudosa de Pimentel, Cunqueiro e Pardo Bazán tamén deixa unha premiada obra poética

A VIDA TEN estas cousas. Da man de Ricardo Carballo Calero, Araceli Herrero Figueroa (Lugo, 1948) foi protagonista das primeiras celebracións do Día das Letras Galegas ao longo da década dos sesenta, tanto en Fingoi como na universidade de Santiago, onde o profesor sempre conta coa súa voz de rapsoda para o acto central.

Agora, en 2020, cando esa festa está dedicada a Carballo e ela sería unhas das voces máis autorizadas para falar do seu profesor, Araceli cae vítima da pandemia malia a súa denodada loita contra a enfermidade.

Lili, o seu nome amical, era filla do odontólogo Cipriano Herrero Prieto _ fillo a súa vez de José Herrero Lobejón _, e de María Figueroa Mosteiro, pertencente a outra coñecida familia lucense.

O seu nacemento coincide co da Escola Agrícola de Barreiros, que é a orixe do Colexio Fingoi, o centro onde coincidirá con Carballo e onde formará definitivamente a súa vocación literaria.

A primeira intervención de Araceli fóra das obrigadas actuacións no escenario colexial que tanto propiciaba don Ricardo, é o 13 de decembro de 1963 no Círculo das Artes, onde participa no ciclo ao redor da exposición Cen anos de Literatura Galega sendo alumna de sexto curso. Recita poemas de Rosalía de Castro na compaña do futuro sindicalista e concelleiro coruñés _ un dos 23 do Ferrol _, Rafael Bárez Vázquez, que estuda o bachalerato en Lugo.

Nese acto, Arcadio López Casanova adianta algún verso do libro Palabra de honor e tamén pode escoitarse a Celso Emilio Ferreiro.

O Preu no Instituto e os primeiros anos na Universidade van ser dunha gran actividade. En marzo de 1965 gana os III xogos florais Minerva en lingua galega cunha triloxía presentada baixo o lema Liliana.

O mesmo fallo premia no segundo lugar a triloxía Murmurios, que asina Fernando Ónega, daquela alumno do Instituto masculino e do Eijo Garay lucense, e no terceiro, a titulada Pimpinela, da irmá de Araceli, María del Carmen, alumna de Fingoi, que seguramente lembra nese nome o seu papel da obra Os vellos non deben de namorarse que ambas as dúas representan en Lugo ás ordes de Carballo.

Ese mesmo mes de 1965 ten lugar a homenaxe a Luis Pimentel no paraninfo da Cidade Cultural, con Carballo oficiando de sumo sacerdote, e con María del Carmen de Cabo, a muller de Antonio Cillero, e Antonio Penedo como os seus grandes rapsodas.

Neste acto Araceli xa figura na banda dos autores, con obra propia como os outros poetas que interveñen: García-Bodaño, Bernardiño Graña, López Casanova, García Cotarelo e Manuel María.

É o anuncio das futuras publicacións de Araceli, Luis Pimentel. Obra inédita, o no recopilada (Ed Celta, 1981) e Obra completa (Galaxia, 2009), o traballo e a recompilación máis salientable do autor lugués.

O 6 de marzo de 1966 El Progreso publica na primeira plana unha fotografía de Araceli, alumna xa en Santiago, porque vén de gañar o Premio Nacional e a flor natural de poesía galega nos xogos florais universitarios celebrados en Santiago. Fernández Riego, José Inchausti e Jaime Pomar son os vencedores en castelán, vasco e catalán, respectivamente.

Como deciamos, os anos 1966 e 1967, Araceli será a palabra nas celebracións dos días das Letras Galegas. Xa neste último ano anúnciase para o seguinte a súa voda co enxeñeiro de Camiños Humberto Vázquez.

A pioneira no ensino en galego e catedrática de Didáctica da Lingua e Literatura deixa tamén estudos sobre Cunqueiro, a Pardo Bazán e Cotarelo Valledor, entre outros, así como unha obra poética prácticamente inédita que debería deixar de estalo.

Mientras duermes

11 de Agosto , 2020

Tosar, en el papel de Pablo

Antes de marchar de vacaciones, el presidente mantuvo un intenso despacho con su segunda, Carmen Calvo. El espíritu de lo que Sánchez le dijo está condensado en esta frase:

_Me voy tres semanas de vacaciones. Te dejo el poder. Tú me lo conservas, Calvo.

A lo que ella contestó escueta:

_ Claro.

La coalición gubernamental es tan interesada, tan ficticia y tan traicionera, que unas cuantas noches pasadas fuera de la Moncloa explican por qué Sánchez dijo aquello de que no podría dormir con Iglesias al lado, pero al revés. Ahora no puede dormir si no lo tiene bien cerca y por eso se despierta sobresaltado en Lanzarote, con un sudor frío que le recorre la frente y le cae hacia esos carrillos borrascosos tan suyos:

_ ¿Qué estará haciendo Pablo?

Y su mujer, que ya lo conoce, lo calma con la frase habitual del verano.

_ Tranqui, Pedro; que dejaste a Calvo.

_ Claro, Bego. Muchas gracias. Ya estoy mucho mejor. ¿Estará el Falcon listo para despegar?

_¡Flaps en posición, mi capitán!

Pero ni así pega ojo.

Muchos palacios y mucho avión, pero para eso más le valía quedarse en Moncloa. Enchufas el acondicionado, pides tus vídeos del confinamiento y te aberronchas al poder como parra al emparrado.

Bueno, ha tenido que volar a Lanzarote y mañana se irá a Doñana. De la Mareta a Marismillas. No le bastaba un palacio y tuvo que instalarse en dos. Encima para dormir mal, como la princesa del guisante.

La próxima vez, si hay ocasión, te llevas a Pablo, a Irene y a los churumbeles. Así no corres peligro de que te birle el poder, ni te violente mientras duermes, como hace aquel personaje de Luis Tosar que se esconde debajo de la cama de la chica para cloroformizarla y violarla a altas horas de la madrugada.

España, caso aparte

10 de Agosto , 2020

Los desalojados de Tenerife

Las noticias nos ponen delante de una realidad tozuda. Somos el lugar donde se registran los peores resultados del covid-19, o casi. Al fracaso inicial hay que unir el fracaso actual, y el mundo comienza a mirarnos como bichos raros.

Hay causas comunes a todos los países y otras que son propias, todo ello en uno de los sistemas de salud más efectivos y generalizados del mundo.

Con el presidente del Gobierno de vacaciones y un estúpido debate sobre la monarquía como piedra angular de las preocupaciones, la imagen de nueva normalidad que se transmite es la de la avestruz a la que le basta desviar la mirada para sentirse a salvo del peligro inmediato. Así de miserable es el presente.

Clara Menéndez, uno de los epidemiólogos que solicitan una auditoría independiente sobre la situación española, ha expresado una imagen aterradora sobre lo que ocurre: “La gestión actual de la pandemia es un auténtico caos. Hemos perdido el mando. El timón ya no lo lleva nadie; para mí es un barco que está completamente a la deriva”.

Pero no nos conformemos con echar balones hacia la administración y hacia la política que la inspira. En los sumandos negativos hay que reservar un espacio muy especial a la irresponsabilidad, ignorancia o deformidad de numerosos particulares cuyo comportamiento es claramente delictivo y descerebrado.

Estos son tres titulares significativos: 1.- Sesenta y dos personas organizan una quedada en una playa de Tenerife con el fin de propagar el virus. 2.- Un médico denuncia a jóvenes que tratan de contagiar al mayor número de personas posible escupiendo y tocando los vasos, las botellas y las superficies. Y 3.- El grupo musical Les Castizos escupe alcohol a su audiencia. Después piden perdón.

Y tú me lo preguntas. Pandemia eres tú.

José Castiñeira, el más excelso Lugo musical

10 de Agosto , 2020

La Schola Cantorum y las otras corales dirigidas por el sacerdote de Outeiro de Rei alcanzan gran virtuosismo y fama fuera de la ciudad

TODO EN ÉL era musical, armonioso y equilibrado. Quienes lo conocieron solo pueden hablar de un estado de ánimo de José Castiñeira Pardo (Outeiro de Rei, 1928), el que proporciona la bondad, la placidez y la alegría, compartido por su hermano Manuel María, que pese a su aspecto más adusto, fue un sacerdote de similares características, que sin duda hay que atribuir a la influencia de una familia en la que ellos fueron dos de ocho hermanos.

José Castiñeira nace el 23 de febrero en la parroquia de San Cibrao de Aspai y a los 13 años ingresa en el Seminario Diocesano de Lugo, del que llegará a ser rector durante la década de 1971 a 1981.

En él cursa Latín y Humanidades antes de que el obispo Balanzá propicie su traslado a Roma en dos etapas para estudiar Filosofía y en el Pontificio Instituto de Música Sagrada, donde va a tener profesores tan eminentes como el benedictino Eugene-Alexandre Cardine, especialista en canto gregoriano y considerado el renovador de los conocimientos sobre el mismo; el compositor de música sacra Lorenzo Perosi, miembro de la llamada Giovane Scuola (Joven Escuela), que forma con celebridades como Mascagni, Puccini o Leoncavallo; Higinio Anglés, Doménico Bartolucci, y el conocido músico español Ignacio Prieto.

Al margen de la enseñanza musical, Castiñeira guarda un especial recuerdo del jesuita Paolo Dezza, profesor de Metafísica, confesor de Pablo VI y Juan Pablo II y Papa Negro años después.

Castiñeira reside en el Colegio Español, al frente del que se encuentra Jaime Flores, futuro obispo de Huesca. Su presencia en Roma le da oportunidad de participar como ayudante o monaguillo del Papa Pío XII, una experiencia que quedará en su memoria de forma endeleble. “Aínda me parece estar vendo a Súa Santidade, que impresionaba coa presenza beatífica de seriedade, sabiduría e ata de misterio”, declaró años más tarde a Manuel Rodríguez López en una entrevista.

Tras siete años en la capital italiana, al tiempo que se licencia en Canto Gregoriano y en Composición Sacra, obtiene la licenciatura en Teología, para regresar a Lugo como canónigo y Prefecto de Música en 1960, en una vuelta obligada por una enfermedad.

Su actividad en la ciudad es intensa y desbordante. Como autor firma un centenar de obras de entre las que se suele destacar varias misas, salves, salmos, un magnificat, panxoliñas de Nadal y la colección de Melodías populares, así como su condición de pionero a la hora de componer música sacra en gallego a raíz del Concilio Vaticano II. De sus misas, cuatro utilizan el gallego.

También se encarga de todo lo relacionado con la adecuación musical en la diócesis conforme a la normativa conciliar.

El año 1981 emprende la reorganización del Orfeón Lucense fundado por Montes. Es primer maestro y director de la Escuela de Canto de la Diputación Provincial, rebautizada con su nombre tras su fallecimiento en 1989. Dirige el coro de la catedral, da clases de Música en el Seminario y de Filosofía en el colegio de las Josefinas; y reorganiza la Schola Cantorum, que alcanza un gran nivel y una fama extraordinaria que le impide atender todas las ofertas que recibe para actuar en distintas localidades. Además crea y dirige la Coral del Círculo das Artes y la Polifónica de Lugo durante unos años.

Dos de los nombres a su lado dan idea de la altura alcanzada por la formación: Xosé Luis Foxo y Carlos Villanueva Abelairas. Su sobrino, el también sacerdote Luis Varela Castiñeira, sigue su estela como Prefecto de Música.

Santos Vila, censurado por nazi, depurado por rojo

9 de Agosto , 2020

El maestro de Lugo fue un personaje peculiar en todos los sentidos, cuya obra prolonga su viuda más allá de su muerte

ÁNGEL SANTOS VILA (Lugo, 1891) fue un maestro y pedagogo muy peculiar, cuyo paso por esta vida se prolonga después de fallecer gracias a la labor abnegada de su viuda, Generosa Moreno Rodrigo, cuya biografía ya forma parte del Álbum de los Lucenses.

Es hijo único de Manuel Santos Cancio y Dionisa Vila Fernández, con los que vive en Montero Ríos, 10. Buen estudiante, en 1909 consigue el Premio Extraordinario al Título de maestro, que comparte con José Antonio Núñez Anido.

Sus primeros destinos son como auxiliar de la escuela de Ortigueira (1913) y de Vilaodriz (1915), a la que renuncia para casarse al año siguiente con Nucha Moreno.

El año 1917, es profesor de la escuela de Vegadeo y participa en el concurso Protección de la Infancia, del Ministerio de la Gobernación, con un trabajo que será la base de su libro Por la raza. Para ser sanos y fuertes (Hijos de S. Rodríguez. Burgos 1922), publicado cuando es maestro de la graduada de Cambados. La temática se condensa en su índice: tabaquismo, alcoholismo, tuberculosis, eugenética, higiene social, una preocupación que aflora entre la sociedad y que Hitler elevará a los extremos conocidos. El libro acaba siendo prohibido por su paralelismo con la eugenesia nazi.

Sabemos que el año 1923 es trasladado de San Estevo de Trasparga a la escuela número 2 de Ribadeo, donde entra en contacto con Francisco Lanza, Suárez Couto y el resto de promotores de la Irmandade de Ribadeo en 1930, de la que también forma parte.

Defiende el uso del gallego en la enseñanza y publica alguna poesía. El año 1925 recibe un importante donativo del filántropo ribadense Juan Moreno Ulloa con destino a comprar material para su escuela y en 1926 concurre al Certamen Nacional Pedagógico, donde su trabajo Fiat Lux es premiado con 150 pts.

Ya en 1932 es maestro en el barrio de San Roque de Lugo y los años de la guerra los pasan en Madrid, donde son conocidos como la monjita y el curita. Pese a ello, tras la guerra, Ángel es depurado y debe ganarse la confianza del régimen. Por lo tanto, es censurado por la República y represariado por Franco.

La obra inédita de Santos Vila, que su viuda guarda con fervor en una libretita manuscrita, contiene ideas y poemas que sorprenden al lector no avisado, por ejemplo, por su rechazo a los hijos: “Los niños son como perros”. Y en otro momento: “Un pensador dijo lleno de razón, conformador / que el tener hijos es bueno, y el no tenerlos, mejor”. A los hijos los tilda de agobios fijos, mareos, equivocados deseos y cosa propia de todo animal. Parece una venganza por no haberlos tenido.

Tampoco el amor es de su agrado: “El amor es añagaza / de sucia naturaleza / para propagar la raza / con dolores de cabeza”.

Su principal obsesión es la castidad: “Cásate y bien casta sé; / también la Virgen María / se casó con San José / para hacerle compañía”. Y en esta otra, de brutales planteamientos: “Masturbarse con la mano / tiene sus inconvenientes, / y también junto del ano / de la mujer son patentes. / Lo conveniente en verdad / es vivir con castidad”.

El 4 de enero de 1965 fallece en Lugo, haciendo una donación de 600.000 pesetas para los escolares de Lugo a través de una fundación que lleva su nombre y a la que Generosa Moreno se entregará sin tasa, para convertir ese capital en diez millones de pesetas, a base de sacrificios heroicos, aunque finalmente la Fundación Á.S.V. no haya entregado ni una sola beca. ¿Qué fue del dinero?